Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Chiringuitos: comidas deliciosas en la arena

Chiringuitos: comidas deliciosas en la arena

Una selección de los chiringuitos con mejor mesa de Barcelona y las poblaciones de su alrededor

xiringuito
Por Ricard Martín |
Advertising

Sí, comer en la arena de la playa nunca ha tenido muy buena fama. Más bien es sinónimo de bocadillo de lomo plastificado, patata frita congelada y una cantidad ingente de alimentos apilados en ensaladas arenosas. Sin embargo, si visitáis alguno de estos chiringuitos de intención gastronómica innegable seguro que comeréis como Dios manda!

Seis chiringuitos con buena comida

Restaurantes

Mala Vida

Bajad de la RENFE en Badalona y caminad cinco minutos en dirección Montgat. El delicioso paseo marítimo –con un encanto de pueblo costero que no se encuentra en ninguna parte en Barcelona– es el 'bonus track'; el premio es llegar al restaurante La Doncella de la Costa, en medio exacto de la playa. Bajad las escaleras: estáis en La Mala Vida (Paseo Marítimo, s / n). Estos baños, de 1928, son de las pocas edificaciones en primera línea de mar indultadas por la piqueta. Un lugar precioso, perdido en el tiempo: baños de casetas de madera y hormigón ante una lengua de playa, de los pocos vestigios en pie de la modernidad playera de antes del franquismo.

Ramon Sala, del trío gestor del espacio, explica la rutina: "Tú vienes aquí, desayunas, vas a la playa, te zampas una paella, ponemos buena música y la fiesta termina a las siete, con música en vivo" . El comedor es delicioso, fresco, con una puerta directa al mar que parece que te diga 've hacia la luz, Jennifer', y la terraza es inexplicable, de bonita. Se han hechofamosos por una oferta de paellas de estilo alicantino, secas, delgadas, estiradas, y buenas fideuás (y platillos contundentes, como pollo con cigalas o sepia con albóndigas).

Las fiestas son de viernes a domingo, y de martes a jueves os encontraréis un muy recomendable menú del día a 12,50 euros. Tiene carisma: "Una mezcla de hipsters barceloneses, familias y señores que juegan al dominó", dice Sala. Su música en vivo no es cualquier cosa, y dominan el difícil arte de pinchar bien en un restaurante.

P: 20-25 € aprox

Restaurantes, Marisco

Barracuda

Exiliado de las obligaciones competitivas de la alta cocina, Xavier Pellicer disfruta la vida y la profesión diseñando paellas. Y después del éxito de la Barraca, en la Barceloneta, acaba de poner los pies en la arena de Castelldefels, con un nombre más agresivo: Barracuda! Quizás porque está pegado al chiringuito El Tiburón, con una perspectiva brutal de Castefa beach, una curvilínea lengua de arena salvaje impresionante.

Quien come en el Barracuda, come, entre dunas, unas paellas estratosféricas, made ​​in Pellicer. "Barracuda es el primo hermano de la Barraca, y en la medida de lo posible utilizo todo el producto ecológico", explica el chef. Pescado fresco de la lonja, claro, con resultados excelentes: sobre todo en lo que ya es el plato estrella, una fideuá bien seca y rizadita, con sepia y mejillones (18 €).
P: 35 € aprox.

Advertising
Restaurantes

Vai Moana

icon-location-pin El Poblenou

Marta Garreta, del chiringuito Vai Moana (playa del Bogatell), explica que están "luchando para limpiar el tópico del chiringuito de playa como lugar de baja calidad, donde te clavan y sólo es apto para guiris".

Lo más importante, claro, es tener una cocina central cercana para poder proveer las comidas en la arena, una condición que ellos cumplen. Seamos realistas: si tienes un chiringuito, el núcleo duro de tu oferta son los bocadillos, las tapas y lo que los modernos llaman 'finger food'.

Y aquí es así, pero con calidad: estamos hablando de hamburguesas y bocadillos muy bien hechos -una hamburguesa de calamar picado y wasabi, con el pan teñido por el oscuro jugo de la euforia-, tapas fiables y platos calurosos. Como por ejemplo chili con carne, paella y fideuá.
P: 20-25 € aprox.

Bares y pubs

La Guingueta de la Barceloneta

icon-location-pin La Barceloneta

La redefinición gourmet del chiringuito de Carles Abellán pasa por lujuriosos hot-dogs donde la salchicha es botifarra de Bages, que viaja empapándose de recetas de todo el mundo; una peruana-un artefacto sabroso, con salsa huancaína, ají amarillo, cebolla, cilantro y lima -más unos nachos al estilo del restaurante Tlaxcal-los mejores de la ciudad- más cerveza son un triunvirato ganador que apenas sobrepasa los 20 euros.

Advertising
Restaurantes

Xiringuito Escribà

icon-location-pin El Poblenou

¿Quién dice que una familia pastelera no puede hacer buenas paellas? En el chiringuito de los Escribà podréis comer todo tipo de arroces, a parte de maricos de temporada y entrantes de primera, entre los que destacan los 'airbags' de jamón ibérico. Es recomendable dejar un hueco en el estómago porque la comida debe acabar obligatoriamente con alguno de los pasteles y dulces de las pastelerías del clan.

Restaurantes, Marisco

El Calamar

icon-location-pin Fuera de Barcelona

Aunque si lo que deseáis frente al mar es marisco de calidad y precios más razonables, vuestro toldo es sin duda el de El Calamar (Can Caminos, s / n. Prat).

Pescadito frito a 6 euros, diez gambas a la plancha 9,90 euros, y una mariscada de gambas, cigalas, calamares y conchas variadas por 23,90 euros. La cocina es ininterrumpida de 12 a 1.30 hay os hacen un pack toalla con ensalada del día, bebida y bocadillo caliente para ir a la arena. Ya sabéis que, además, la oferta gastronómica es complementaria de una fenomenal programación de música en vivo y fiestas.

Advertising