Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Disbarat

Disbarat

Restaurantes, Mediterránea Gràcia
3 de 5 estrellas
Disbarat
Disbarat

Time Out dice

3 de 5 estrellas

¡Ojo! Nos esforzamos para informar con precisión. Pero estos son tiempos inusuales, así que, por favor, confirma que este local aún está abierto.

Afortunadamente todavía quedan lugares como el Disbarat, en el corazón de Gràcia. Porque sitios como esta taberna permiten disfrutar a los jóvenes y no tan jóvenes, a quienes les gusta salir y comer bien, animados, y por un precio ajustado a sus necesidades. Ya con casi quince años de vida, el restaurante que dirige Guillem tiene la ventaja de los buenos sitios de barrio de siempre: que el comensal se siente como si estuviera en el salón de su casa. Con espejos casi en todas las paredes, el local está distribuido en dos plantas, decorado cálidamente y bien distribuido. Una buena iluminación, tirando a romántica, hace que se sientan cómodos desde la pareja de enamorados hasta el grupo de amigos. Su oferta es la carne a la brasa y algunos platos de cocina casera.

Magnífico pollo
En mi primera visita disfruté como pocas veces con la mejor de las piezas que, en mi opinión, salen de las parrillas: el muslo de pollo. El pollo ha caído en desgracia, aunque posiblemente la crisis lo vuelva a colocar en el lugar privilegiado que tuvo en el pasado. Las carnes del Disbarat están muy bien hechas, pero el pollo era magnífico. También lo es el medio conejo, con su correspondiente alioli de buena elaboración. Lo que Guillem  llama Matambre  –porque le gustó su traducción, ‘matagana’– es un corte muy argentino de carne roja, suculenta y sobre todo muy sabrosa, y las costillas y el muslo de cordero de Girona son otro de los atractivos, junto con los pies de cerdo.

El Matambre fue la estrella de la segunda visita, compartido con el otro comensal con un jamón ibérico correcto en su relación calidad-precio. Entre las ensaladas, la del huerto es la más sana pero también es sugerente la de aguacate y langostinos y, sobre todo, la ‘esqueixada’. De los entrantes, se recomiendan los caracoles de la abuela Montse y los espárragos a la brasa. Si no se ha optado por las tostadas, muy variadas, ni por la brasa, el Disbarat tiene también una oferta de cocina casera y de pescado. Entre los primeros, un trinxat de la Cerdanya y las albóndigas con sepia, y de pescado se ofrece un muy buen carpaccio de salmón y bacalao con aceite de hinojo, o el bacalao con crema de quesos para golosos.

Entre los postres, una crema de yogur con miel y no podían faltar el postre de músico, como toda taberna que se precie. El pan hay que solicitarlo, si no entienden que no queréis. Excelente carta de vinos, con pocas referencias pero bien seleccionadas. Muy agradable beber bajo los barriles de la vieja bodega.

 

Por Marcelo Aparicio

Publicado

Detalles

Dirección Montseny, 14
Gràcia
Barcelona
08012
Transporte Fontana (M: L3)
Precio 20€
Contacto
Horas de apertura Ma. y do. de 20 a 24 h. Sá., do. y festivos de 13 a 16 h.
También te gustará
    Últimas noticias