Fermí Puig

Restaurantes, Cocina creativa Sant Gervasi - Galvany
4 de 5 estrellas
Fermí Puig
©Ivan Giménez Fermí Puig

Hemos tenido que lamentar la desaparición de grandes chefs como Santi Santamaría y Jean-Luc Figueras, la retirada de Jean-François Ferrié con la desaparición del gran templo que fue la Maison du Languedoc, y la jubilación de Jean-Louis Neichel, pionero en muchas cosas. Cada desaparición nos aleja un poco de una cocina muy basada en la tradición francesa. Aunque nos queda como consuelo el éxito de Fermí Puig, otra de los eslabones que nos mantienen unidos al buen gusto de la cocina francesa, denostada últimamente por algunos vanguardistas que la dan por terminada.

El de Fermí Puig es un establecimiento bien puesto, muy bien atendido y siempre lleno: por algo será. O mejor dicho: es por la calidad de una cocina que respeta una manera de hacer clásica y con una elevada selección de la materia prima. Después encanta  a los comensales con sabores, cocciones y rigor, y los convence a la hora de pagar la cuenta: respetando una fórmula que se impuso hace mucho tiempo en Francia, Fermí Puig ofrece diariamente un menú variado y muy bueno.

En la última ocasión que fui a casa de Puig, nos sorprendió gratamente un pisto que embellecía un insuperable capipota. Continuamos con una morcilla que recordaba el boudin noir de las Halles de París, con un puré excelente.

Admiro la valentía de los chefs que incluyen el huevo escalfado en sus propuestas. Pero en Puig va más allá, y ese día propuso en el menú dos huevos mollets, acompañados de gambas dignos de premio. El enrollado de jabalí era el único plato de caza que había para elegir en la carta -porque era el primer día después del descanso de Navidad-, pero Fermí Puig nos tiene acostumbrados a disfrutar de la que podríamos decir que es la mejor oferta de platos de caza de Barcelona. Las red grouses escocesas, las codornices, o un corzo, salen bendecidos de sus fogones.

La oferta de vinos es muy inteligente y alejada de modismos, gracias a la intervención del socio de Fermí, Alfred, antiguo maître del -en otro tiempo- famoso Drolma.

Por Ricard Martín

Publicado

Nombre del lugar Fermí Puig
Contacto
Dirección Balmes, 175
Barcelona

Horas de apertura De ma. a sá. de 13 a 15.30 h. y de 20.30 a 23.30 h.
Transporte Gràcia (FGC)
Precio De 35 a 45 €
Static map showing venue location
LiveReviews|0
2 people listening