Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Igueldo

Igueldo

Restaurantes L'Antiga Esquerra de l'Eixample
Recomendado
4 de 5 estrellas
Igueldo
1/2
Igueldo
Igueldo
2/2
Igueldo

Time Out dice

4 de 5 estrellas

¡Ojo! Nos esforzamos para informar con precisión. Pero estos son tiempos inusuales, así que, por favor, confirma que este local aún está abierto.

Igueldo figura en las agendas de los buenos paladares como un punto de referencia de cocina clásica con toques de modernidad, que se agradecen por no excederse en las pretensiones. Su cocina, de fuerte acento vasco, la dirige magistralmente Gonzalo Calvete con la otra propietaria, Ana López, que ejerce de óptima sumiller y jefe de sala.

El local causa siempre un impacto agradable, gracias a una decoración sobria y elegante, donde domina el suelo de madera clara y predominan los blancos de sus muros y columnas. Al fondo dispone de un reservado para menos de diez personas.

Ana y Gonzalo, con un pasado en grandes restaurantes, respondieron a las grandes expectativas que habían creado en esta casa. Además, su presencia ha elevado el nivel de calidad en la zona, sea por contagio o por pura competencia, lo que se les ha de agradecer. La cocina no ofrece un menú de mediodía. Pero en la carta, calidad y precio razonables ayudan a decidirse a muchos de los buenos paladares de esta parte del Eixample, pero también a muchos comensales fieles que se trasladan especialmente para disfrutar de una cocina franca y directa.

La cocina propuesta y sobre todo la existencia de una parrilla de carne y otra de pescado, nos remite a las buenas mesas vascas. Si bien la gran mayoría de sus adeptos van directamente a la costilla de Oiartzun, con ensalada y pimientos del piquillo, su propuesta es una combinación de ingenio y buen gusto, cuya combinación da como resultado sabrosos entrantes como la ensalada de boquerones y fresitas, el tartar de solomillo con yogur de cerveza o las formidables alcachofas a la brasa con foie gras fresco. 

También es muy recomendable pasearse por los platos tradicionales, como los pimientos rellenos de txangurro, la tripa con garbanzos, la menestra de verduras y el cordero. Pero es a la brasa donde brillan: una merluza con almejas y refrito, el dado de atún con tomate dulce, las mollejas, sesos y riñones de cordero o el pescado de mercado. Han potenciado el humo de la brasa como un ingrediente más de la paleta culinaria, y ha sido todo un acierto. Los guisantes con mollejas quitan el sentido de lo buenos que están.

Para terminar, calamares a la plancha, cebolla caramelizada y jamón, el lomo de bacalao con tripas de bacalao y cebada o el pichón en dos cocciones con salsifíes, un producto particularmente sabroso que muy pocos chefs se animan a utilizar. Tienen un excelente pan, una tabla de quesos afinados como mandan los cánones y postres de elaboración propia. Una excelente carta de vinos, que varía según el gusto de Ana, buena música, una excelente iluminación y un buen ambiente humano, ayudan a pasar una velada fantástica en uno de los mejores restaurantes de la ciudad. 

Por Marcelo Aparicio

Publicado

Detalles

Dirección Rosselló, 186
Eixample Esquerre
Barcelona
08008
Transporte Provença (FGC)
Contacto
Horas de apertura De lu. a sá. de 13.30 a 15.30 y de 20.30 a 23.30 h.
También te gustará
    Últimas noticias