Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right La Polpa

La Polpa

Restaurantes, Mediterránea L'Antiga Esquerra de l'Eixample
3 de 5 estrellas
La Polpa
La Polpa

Time Out dice

3 de 5 estrellas

Ser un restaurante de cadena hace que, a veces, tu cocina sea tan blanca como un producto de marca blanca de una cadena de supermercados. La Polpa es un local de cadena, pero a diferencia de otros restaurantes al gusto de clientes que valoran más el continente que el contenido, algunos platos de la carta tienen personalidad sin buscarle tres pies al gato.

Ellos lo llaman cocina mediterránea y lo aceptaremos, aunque el pollo teriyaki o el curry rojo tailandés de solomillo ibérico, ambos incluidos en la carta, hacen que el Mediterráneo llegue hasta las costas del Sudeste asiático. El carpaccio tibio de calabacín, tomate, piñones y pesto es muy agradable. Y el tataki de atún con emulsión de mango acompañado de una ensalada de brotes hará las delicias de los amantes de un pez en peligro de extinción. A Bogart y Bergman siempre les quedó París, a nosotros siempre nos quedará el atún de lata. Como también es muy correcto el canelón crujiente de pollo especiado con salsa de setas.

El problema de La Polpa lo tienen algunos platos con poco carácter. Por ejemplo, el arroz salvaje salteado con magret de pato, pasas, verduras y frutos secos no acaba de tener gusto de nada. Es un plato para olvidar, como el timbal de patata, butifarra de perol y shiitake salteado. Cualquier plato que tenga la morcilla Denominación de Origen Empordà como producto estrella no necesita demasiados magisterios culinarios para conmover al comensal. En la receta cocinada en La Polpa, la butifarra de perol queda tapada por el sabor de la patata. Un misterio ideal para Cuarto Milenio. Coge unas manzanas, córtalas en láminas, ponlas en el horno y, cuando estén bien cocidas, añade un trozo de butifarra de perol. El sabor de la morcilla es tan poderoso, que el amortiguado gusto del tambor de patata de La Polpa es difícil de explicar.

Los postres, como el tiramisú de Valentina Leo, son buenos. Y es que unos malos postres en una ciudad con tanta calidad pastelera como Barcelona serían un pecado.

Por Daniel Vázquez Sallés

Publicado

Detalles

Dirección Enric Granados, 69
Barcelona

Transporte Provença (FGC)
Contacto
Horas de apertura Cada día de 13 a 14.45 y de 20.30 a 23.30 h.

Los usuarios dicen

LiveReviews|0
1 person listening