Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Butikfarra

Butikfarra (CERRADO)

Restaurantes, Catalana Esquerra de l’Eixample
3 de 5 estrellas

Time Out dice

3 de 5 estrellas

¡Ojo! Nos esforzamos para informar con precisión. Pero estos son tiempos inusuales, así que, por favor, confirma que este local aún está abierto.

¿Es, la butifarra, una de las grandes fes catalanas? Estamos de acuerdo en que sí, y de las que se hacen y se deshacen, y para asegurar la salud de un producto tan nuestro y demostrar que tiene tantas vidas como su prima, la hamburguesa, en Barcelona han abierto un restaurante llamado Butikfarra, un nombre que no da pie a malentendidos.

A diferencia de muchos restaurantes especializados en hamburguesas, la estética del Butikfarra no invita a marcharse con el trozo de carne colgando entre los dientes, y, oh milagro, no huele a aceite requemado. En Butikfarra, el tratamiento del producto estrella es cuidadoso, incluso parece que quieran extraer elixires secretos de él. "Butifarra de cerdo Duroc con tocino con pimienta y cebolla crujiente", "butifarra de cerdo Duroc con espinacas tiernas, queso de cabra e higos secos con Pedro Ximenes", "butifarra de ternera con escalivada y cogollos a la brasa", "butifarra de ternera con pimiento frito, cebolla confitada y queso cheddar", "butifarra frita con cebolla confitada y alioli de membrillo", "butifarra del perol con pisto y champiñones", "butifarra de arroz negro y sepia con alioli de pimiento asado". De la lista, pido una butifarra de cordero rebozada con cogollos a la plancha y salsa tártara, que es finísima, pero sobran los cogollos.

Antes, he pedido una ensalada de lechuga, apio, manzana y salsa de yogur con menta, un cojín perfecto para meter en el estómago una carne frita.
Una de las cosas buenas de Butikfarra es que, si no eres caníbal, puedes comer, por ejemplo, una ensalada de brotes tiernos con fruta de temporada, o unos buñuelos de alcachofa, y si no quieres butifarra, un rosbif con manzana al horno y salsa del asado o unos pies de cerdo deshuesados ​​con picadillo de judías del ganxet.
Y si tienes prisa, puedes comer en la barra o llevarte la butifarra dentro de un trozo de pan, pan. Lugares como este dirán si es posible convertir la morcilla en un producto trendy.

Por Daniel Vázquez Sallés

Publicado

Detalles

Dirección París, 209
Barcelona

Transporte FGC (Provença)
Contacto
Horas de apertura De lu. a sá. de 13.30 a 16 y de 20.30 a 24 h.
También te gustará