Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Fat Barbies

Fat Barbies

Restaurantes, A la brasa Dreta de l'Eixample
Recomendado
4 de 5 estrellas
Fat Barbies
1/3
FOTO: Irene FernandezFat Barbies
Fat Barbies
2/3
FOTO: Irene FernandezFat Barbies
Fat Barbies
3/3
FOTO: Irene FernandezFat Barbies

Time Out dice

4 de 5 estrellas

Además de la de Georgie Dann, la barbacoa es el origen de la cocina (y por tanto de la cultura, y todo se lo debemos a un cerdito despistado que cayó en la hoguera de un Homo erectus). Juan Andrés Martini, ex-Gresca y venezolano, está de acuerdo: "Es el origen de todo. Por eso, cuando me planteé abrir un restaurante propio, quise que fuera de brasa y de humo ". Donde estaba la cafetería Sally Sucrá, él y sus socios instalaron una barbacoa y un ahumador –disseñado a medida para ellos– y abrieron Fat Barbies. "La técnica del ahumado es icónica del sur de Estados Unidos, entró por el Caribe, en Europa por Escandinavia. Esto lo digo porque no quiero ser un restaurante estadounidense, pero ... ".

Pero encontraréis iconos de la brasa americana, fuego y humo 'slow food' (toda la carne es de Cal Tomàs). Como un costillar de cerdo, la estrella de la casa, cuatro horas de humo, ocho de cocción (12,95 €); o la redefinición del bocadillo de pastrami, hecho con chuletas de carrillera de ternera, con un punto perfecto entre el salado profundo, la elasticidad y la grasa. Esto no es una tecnobrasa sino una de primitiva: "Carbón a la brasa para generar temperatura, y leña de encina y olivo para generar el gusto", dice Martini.

La carta es corta y directa: cinco principales de carne (además de los dos mencionados, alitas de pollo, chuleta de ternera y el bocadillo de 'pulled pork', que entra en un menú de 10 €) y seis acompañamientos vegetarianos. "Es aquí donde nos diferenciamos de la brasa de los Estados Unidos, donde no hay ni guarnición", matiza Andrés. Son falsas guarniciones: es una pequeña carta vegetariana encubierta, para mojar pan, y a precios populares; ataco tres zanahorias asadas en diferentes cocciones -de lo jugoso al negro caramelizado, con puré de mole y semillas-: la zanahoria, el sabor más sencillo, potenciado el infinito.

Y la col a la brasa con tomatina picante os hará olvidar las reservas que teniáis de pequeños al vegetal más feo, por no mencionar una deliciosa patata al horno con 'crème fraîche' y, ep, sobrasada. "Si viene un vegetariano, le haremos una ración mayor", explica. Fat Barbies tiene una carta pequeña pero donde todo es un acierto, cocinado desde cero, y con tres cervezas artesanas de tirador.

Detalles

Dirección Bailèn, 83
Barcelona
08009
Transporte M: Girona (L4)
Precio €€
Contacto
Horas de apertura Cada día de 13 a 16.30 y de 19 a 23.30 h
También te gustará
    Últimas noticias