Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Himali

Himali

Restaurantes, Nepalesa Vila de Gràcia
Recomendado
3 de 5 estrellas
Himali
1/2
©Ivan Giménez
Himali
2/2
Ivan GiménezHimali

Time Out dice

3 de 5 estrellas

¡Ojo! Nos esforzamos para informar con precisión. Pero estos son tiempos inusuales, así que, por favor, confirma que este local aún está abierto.

En Gràcia funciona desde hace muchos años el primer restaurante nepalí que hubo en la ciudad. Luego, con el fuerte corriente inmigratoria, llegaron otros, aunque la Himali continúa perdurando en el recuerdo de los paladares que disfrutan saboreando las diferentes culturas. Sencillo, como lo es su cocina, la Himali impacta de entrada para los aromas que inundan la sala diáfana, sobria, donde los platos son los principales protagonistas.

La gastronomía nepalesa tiene una fuerte influencia de la cocina india, aunque ha tenido que poner más imaginación, prescindiendo casi completamente de los productos marinos para el Nepal no tiene salida al mar. En cambio, su huerta y las estupendas salsas elaboradas con un riquísimo panorama de especies dan un carácter más intenso a la comida.

Los eternos buscadores de gustos diferentes encuentran aquí una fuente casi inagotable de sabores y matices. En el caso de este lugar ya emblemático, los platos son exquisitos. Por ejemplo, los momos, semejante a las gyoza japonesas o wonton chinos, tienen al Himali un relleno muy particular donde se aprecia una carne muy trabajada, muy picada y enriquecida con un buen número de ingredientes, donde se perciben cúrcuma, la canela o el cilantro.

El día de nuestra visita, que fue un desafío al frío y la lluvia, la sopa de pollo fue como una salvación. Con el tofu como elemento unificador y que a la vez da una consistencia cremosa sin ser grasosa, esta sopa-que parece tener huevo y no lleva-es delicada, y un entrante ideal, sobre todo los días de frío. El pan anisado, fino, crocante, que sirven los nepalíes, es como una galleta que puede acabar desmenuzada en esta sopa deliciosa.

La carta ofrece un gran número de arroces de diferentes combinaciones, platos con pollo y curry especiales y unos cuantos que se basan en el cordero, una de las especialidades nepalíes. Santa, el encargado, recomendó muy vivamente un cordero preparado con un guiso con fuerte presencia de espinacas. La verdura envuelve el cordero con su consistencia de puré líquido y da un toque soberbio, puro animal, que combina muy bien con la suavidad de las espinacas. De postre no podemos dejar escapar el arroz con leche, acaso uno de los mejores que se pueden saborear en Barcelona.

Por Marcelo Aparicio

Publicado

Detalles

Dirección Milà i Fontanals, 60-68
Gràcia
Barcelona
08012
Transporte Joanic (M: L4)
Contacto
Horas de apertura Cada día de 12 a 11.30 h.
También te gustará
    Últimas noticias