Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right La Criolla

La Criolla (CERRADO)

Restaurantes, Mediterránea Sant Gervasi - Galvany
3 de 5 estrellas
2 de 5 estrellas
(3reseñas)
La Criolla
1/3
La Criolla
2/3
© Irene FernandezLa Criolla
La Criolla
3/3
© Irene FernandezLa Criolla

Time Out dice

3 de 5 estrellas
Entro en La Criolla. Una incógnita. Me han dicho que tiene un patio interior espléndido, pero como voy solo, la soledad del comensal se digiere dentro. Las mesas de la terraza son para un mínimo de dos personas.

El lugar es mucho lugar. He pasado mil veces por delante, Muntaner abajo, pero es la primera vez que tengo la carta en las manos. Por la mañana, en La Criolla se desayuna; por la tarde, se merienda, y al mediodía, sirven un menú, según dice la carta, saludable y equilibrado. Por la noche, cierran las puertas y las plantas del jardín se dedican a eliminar tranquilas el dióxido de carbono.

El menú de hoy -cada día es diferente- consiste en un entrante a elegir entre dos platos, ensalada de productos de temporada o sopa de calabaza, brócoli y zanahoria, y un segundo a elegir entre filete de merluza rebozado con boniato al horno y mayonesa de albahaca, ossobuco estofado de primavera y judías a la Toscana. Desde mi mesa, miro las plantas del jardín y con un espíritu solidario con la lechuga, paso de la ensalada y elijo la sopa. Es buena y fresca, y una vez tragada, me siento recuperado de una mañana de mierda.

De segundo plato pido el pescado y tengo una sorpresa. Sé que el 'fish and chips' tiene muy mala fama fuera de las fronteras de Su Majestad, pero juro por Lionel Messi que en Torquay, la patria de Agatha Christie, comí un fantástico 'fish and chips' y el rebozado de la merluza de La Criolla me recuerda mucho al de aquella jornada. Ese día llovía. Hoy hace sol.

"Si fuera un pez, me gustaría morir rebozado como este merluza". Un pensamiento existencial que me lleva a los postres. La fruta fresca de temporada o el yogur artesano se pueden cambiar por un café. Pido gasolina. No me gusta el café, pero la tarde será tan mierdosa como la mañana y necesito energía.

Todo ello, con pan y agua incluidos, me sale por catorce euros. Cuando vuelva a pensar en ese día en Torquay, volveré a La Criolla a encontrarme con la merluza.

Por Daniel Vázquez Sallés

Publicado

Detalles

Dirección Muntaner, 423
Barcelona

Transporte Muntaner (FGC)
Precio De 15 a 20 €
Contacto
Horas de apertura De lu. a sá. de 8 a 20 h. Do. de 8 a 15 h.

Los usuarios dicen (3)

2 de 5 estrellas

Average User Rating

3 / 5

Rating Breakdown

  • 5 star:1
  • 4 star:0
  • 3 star:0
  • 2 star:0
  • 1 star:1
LiveReviews|3
2 people listening

I went there at 1pm to have a chat with a client for 15-20 minutes. They took over 10 minutes and I eventually stood up to ask for our order (they were 3 waiters for 4 clients!).

Since we were not having a full lunch they told us we needed to be seated somewhere else. We told them that out of the 20 tables they had (aprox.) only 2 were occupied, we would move if someone else needed the table. They proceeded to tell us that the table was already reserved (when they had already seated us themselves) and then rudely interrupted us 3 times to make us move tables. We finally did move although the same number of tables were occupied. The 15-minute chat turned into a 40 minute very uncomfortable ordeal.

Service was very slow and rude, by the time we left only 1 more table was occupied. I work in that same block and I don’t think I will go back.


El bozal para criticos sin fundamento y sin vida propia. Jamas se me ocurriria ser tan malvado para dejar una critica como la que la persona (por referirme con respeto) que acaba de dejar aqui abajo (pero con esta critica, haremos un excepción)

En fin, soy cliente de la criolla y adoro su buen hacer y su calidad humana, cosa que hay gente como esta mamá tiene su falta vida propia y se dedica hacer autentico terrosrismo gastronomico, se creé con el derecho

De vomitar todas sus fustraciones sobre un negocio que lucha cada dia por mejorar y sobrevivir. A lo mejor seria que padres maleducados y que estan mas por hacerse selfies con morritos para aparentar una vida feliz que carecen de ella, en vez de vigilar y educar mejor a sus hijos. El.bozal seria un perfecto regalo para individuo/a como la señora paola b. aqui en cuestión.

Vive, deja vivir y piensa bien tus actos, no tienes ningun derecho a inventar, malmeter, boicotear y hacer el mal porque leyendo con la rabia que escribe, se nota tu calidad humana.

Espero que hayan mejores personas

que esta en el mundo y se dejen seducir por locales como la criolla, que se come bien, saben lo que se hacen y tratan a la gente que se lo merece fantasticamente bien. Porque aunque pagues no te creas con el derecho que no tienes, que es tratar y no faltar al respeto a nadie.

Que te aproveche!!


Una experiencia nefasta. Comenzando por el cartel que indica que "No somos un chiquipark", entendido como una forma fina de decir "ponle un bozal a tu hijo". Acabando por el maleducado del camarero que nos recriminó que nuestro bebe de meses estaba rallanado su carta con la llave del coche. Nos levantamos, y nos fuimos. Eso sí, se nos olvidó dejarle 5 centimos para que pudiera imprimir una nueva hoja de su menú (fotocopia). Todo esto, con cinco de las cuatro mesas ocupadas, llenas de padres con hijos.

También te gustará
    Últimas noticias