Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right La Gilda BCN

La Gilda BCN

Restaurantes, Catalana Dreta de l'Eixample
3 de 5 estrellas
Bar Gilda
1/2
©IvanGiménez Bar Gilda
Bar Gilda
2/2
©IvanGiménez Bar Gilda

Time Out dice

3 de 5 estrellas

¡Ojo! Nos esforzamos para informar con precisión. Pero estos son tiempos inusuales, así que, por favor, confirma que este local aún está abierto.

Junto a los cines y ante la perpetua cola del Ramen-Ya -¡parece un chiste, el nombre, con el tiempo que tardas poder engullirlos! -, Marta y Sergio decidieron abrir un pequeño bar familiar, el Gilda. Antes había un bar anodino regentado por chinos y ellos decidieron dejarse el alma para hacerlo suyo: lo primero que hicieron fue sacar el gotelé de la pared (ay!). Luego rehicieron el baño, cambiaron la puerta y coronaron la barra con un espejo precioso de finales del siglo XIX.

Los padres de Marta tenían la charcutería Belén (esquina Girona con Consell de Cent), así que ya se conocía la zona y tenía experiencia con el producto de primera calidad. Estudió enología y trabajó en Cata 1.81, y todo lo que ha aprendido lo aplica a su negocio, que ofrece un bikini trufado tan bueno que se los del arrebatan (hecho con mantequilla de trufa, jamón dulce y queso manchego), bombillas de salmorejo (tomates cherry, inyección de salmorejo y un boquerón) o coca pig (mostaza de hierbas, dos medallones de cerdo, tomate confitado con albahaca y germinado de cebolla). Son delicatessen asequibles que puedes meterte entre pecho y espalda con un trago de vermut Yzaguirre -de tirador- o, si vamos más fuertes, con medio gintónic.

Al mediodía tienen una fórmula que consiste en ensalada o crema de primero y un plato de cuchara (callos, albóndigas, bacalao, cocido) de segundo, pan, bebida, postre y café por un precio muy asequible. La relación calidad-precio está muy bien. Tienen una versión propia de las patatas bravas, el tambor del demonio, que consiste en una Parmentier de boniato con una rodaja de butifarra negra y salsa picante: buenísimas! Cambian la carta cada temporada, para que no se anquilose. Tienen inventiva y ganas y se nota: la clientela sale satisfecha, lo comenta y repite.

Por Martí Sales

Publicado

Detalles

Dirección Girona, 175
Barcelona

Transporte Verdaguer (L4)
Horas de apertura De lu. a ju. de 10 a 24 h. Vi. de 10 a 1 h. Sá. de 12 a 15.30 y de 19.30 a 1 h. Do. de 12 a 16 h.
También te gustará
    Últimas noticias