Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Makan Makan

Makan Makan

Restaurantes, Indonesia El Raval
Recomendado
4 de 5 estrellas
Makan Makan
1/2
© Maria DiasMakan Makan
Makan Makan
2/2
© Maria DiasMakan Makan

Time Out dice

4 de 5 estrellas

Una cosa es comer y la otra es comer, comer, que es lo que quiere decir en indonesio el nombre de este pequeño establecimiento esquinero abierto en 2017. Andrey, el dueño, es un actor y cocinero autodidacta javanés que, cansado de no encontrar restaurantes donde poder degustar platos del sudeste asiático caseros y de calidad, decidió abrir uno propio.

Hace tándem con la Saya, de Chiang Mai, y sirven platos conocidos y no tan conocidos de Indonesia (arroz 'nasi goreng', rollitos lumpia), Tailandia (fideos 'pad thai', curry Massaman), Vietnam (sopa 'pho goa ') y China (wonton Sichuan y' shao nunca '). La diminuta cocina a la vista del local les obliga a cocinar sólo al día. En invierno, Andrey va diariámente a la Boquería y, en verano, se provee del huerto que tiene en Montjuïc.

El plato más celebrado de la breve carta es el que lleva el nombre del restaurante: un delicioso salteado de cerdo, pimiento, cebolla y albahaca, condimentado con 'sambal' (una salsa tradicional indonesia de cocción paciente y hecha con pimiento rojo, chile y ajo) y acompañado de arroz. La opción vegetariana es con tofu. Los postres más exitosos son el 'ketan hitam', un exquisito platillo de arroz glutinoso con lichis y leche de coco. El plato del día vale 10,50 euros y es abundante. Los clientes son en su mayoría vecinos, ravaleros y algún 'instafoodie'. Muy recomendable.

Por Mireia Font

Publicado

Detalles

Dirección Lluna, 4
Raval
Barcelona
08001
Transporte M: Sant Antoni
Precio
Contacto
Horas de apertura De ma. a sá. de 13 a 16 y de 20 a 23 h. Lu. i do. cerradoUna cosa es comer y la otra es comer, comer, que es lo que quiere decir en indonesio el nombre de este pequeño establecimiento esquinero abierto hace un par de años. El Andrey, el dueño, es un actor y cocinero autodidacta javanés que, cansado de no encontrar restaurantes donde poder degustar platos del sudeste asiático caseros y de calidad, decidió abrir uno propio. Hace tándem con la Saya, de Chiang Mai, y sirven platos conocidos y no tan conocidos de Indonesia (arroz 'nasi goreng', rollitos Lump), Tailandia (fideos 'pad thai', curry Massaman), Vietnam (sopa 'pho goa ') y China (wonton Sichuan y' shao nunca '). La diminuta cocina a la vista del local les obliga a cocinar sólo para el día. En invierno, el Andrey va diariamente a la Boquería y, en verano, se provee del huerto que tiene en Montjuïc. El plato más celebrado de la breve carta es el que lleva el nombre del restaurante: un delicioso salteado de cerdo, pimiento, cebolla y albahaca, condimentado con sambal (una salsa tradicional indonesia de cocción paciente y hecha con pimiento rojo, chile y ajo) y acompañado de arroz. La opción vegetariana es con tofu. El postre más exitosas son el 'Ketan Hitam', un exquisito platillo de arroz glutinoso con lichis y leche de coco. El plato del día vale 10,50 euros y es abundante. Los clientes son en su mayoría vecinos, arrabaleros y algún 'instafoodie'. Muy recomendable.Una cosa es comer y la otra es comer, comer, que es lo que quiere decir en indonesio el nombre de este pequeño establecimiento esquinero abierto hace un par de años. El Andrey, el dueño, es un actor y cocinero autodidacta javanés que, cansado de no encontrar restaurantes donde poder degustar platos del sudeste asiático caseros y de calidad, decidió abrir uno propio. Hace tándem con la Saya, de Chiang Mai, y sirven platos conocidos y no tan conocidos de Indonesia (arroz 'nasi goreng', rollitos Lump), Tailandia (fideos 'pad thai', curry Massaman), Vietnam (sopa 'pho goa ') y China (wonton Sichuan y' shao nunca '). La diminuta cocina a la vista del local les obliga a cocinar sólo para el día. En invierno, el Andrey va diariamente a la Boquería y, en verano, se provee del huerto que tiene en Montjuïc. El plato más celebrado de la breve carta es el que lleva el nombre del restaurante: un delicioso salteado de cerdo, pimiento, cebolla y albahaca, condimentado con sambal (una salsa tradicional indonesia de cocción paciente y hecha con pimiento rojo, chile y ajo) y acompañado de arroz. La opción vegetariana es con tofu. El postre más exitosas son el 'Ketan Hitam', un exquisito platillo de arroz glutinoso con lichis y leche de coco. El plato del día vale 10,50 euros y es abundante. Los clientes son en su mayoría vecinos, arrabaleros y algún 'instafoodie'. Muy recomendable.

Los usuarios dicen

LiveReviews|0
1 person listening
También te gustará
    Últimas noticias