Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Mextizo

Mextizo

Restaurantes, Fusión Dreta de l'Eixample
Recomendado
4 de 5 estrellas
Mextizo
1/7
© Ida JanssonMextizo
Mextizo
2/7
© Ida JanssonMextizo
Mextizo
3/7
© Maria Dias Mextizo
Mextizo
4/7
© Maria Dias Mextizo
Mextizo
5/7
© Maria Dias Mextizo
Mextizo
6/7
© Maria Dias Mextizo
Mextizo
7/7
© Maria Dias Mextizo

Time Out dice

4 de 5 estrellas

¡Ojo! Nos esforzamos para informar con precisión. Pero estos son tiempos inusuales, así que, por favor, confirma que este local aún está abierto.

El primer impacto de placer que nos invade al entrar en el Mextizo es visual, gracias al buen gusto e imaginación de Juli Capella, encargado de dar vida, color y mensaje a un restaurante único en la ciudad. El segundo escalón, y el más importante del disfrute, es la cocina, sentida, pensada y transmitida por Adrián Marín. El Mextizo "es el sueño de poder juntar lo mejor de allí con el mejor de aquí. Talento, alegría, calor, calidad, amistad, ilusión", sostiene Marín. Se basa en un concepto de cocina 'mexiterránea', recurriendo a la tradicional parrilla estilo vasco, los arroces de su tierra natal, Castellón, y platos de esta cocina mayoritariamente precolombina que le han cautivado en estos últimos años viviendo en "el increíble país "que es México, apunta.

Utilizando productos de proximidad, explorando las lonjas de la costa y granjas, Marín consigue sus objetivos con una cocina muy atractiva, didáctica, sabrosa e imaginativa. Recuperados del primer impacto y atraídos por una carta rica en propuestas diferentes, nos dejamos aconsejar.

El festín lo inició un finísimo guacamole 'patrio con totopos' y el cebiche Baja California con polvo de chile, langostinos y mango. Entrantes que casaban muy bien con el cava rosado apuntado por Filippo, el summiler. Las tostadas de txangurro guisado con 'pico de gallo' son una muestra del ilimitado potencial del 'mextizage' propuesto, así como unos soberbios cucuruchos de atún y arroz con aguacates. El festival siguió con tacos y 'quesadillas', donde Marín puso su gusto e imaginación al servicio del intercambio de culturas y sabores. Dorados, guisados y de cochinillo, por ejemplo o los tacos de cochinillo, piel crujiente y salsas 'molcajeteadas' (picadas en mortero mexicano).

Otro de los valores en alza del Mextizo son los arroces: un arroz de verduras meloso con maíz crujiente y 'huitlacoche', un hongo comestible de las mazorcas del maíz o el arroz meloso de bogavante, con alcachofas. De penúltima etapa, la brasa, de carbón, donde podemos degustar pescados de lonja, cocochas o, ya en tierra, un promedio de ternera de un kilo con 40 días de reposo. Los postres son muy buenos, pero hay que inclinarse por el 'tres leches', aquellos postres tan caribeños y sabrosos. La carta de vinos es inteligente y variada.

Por Marcelo Aparicio

Publicado

Detalles

Dirección Diputació, 239
Barcelona
08007
Transporte Pg. de Gràcia (M: L2-L3-L4)
Contacto
Horas de apertura Cada día de 8 a 24 h.
También te gustará
    Últimas noticias