Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Boa-Bao
Foto: Boa-BaoBoa-Bao

3 motivos para saborear Asia en el restaurante Boa-Bao

Ahorraos los viajes al continente asiático: este restaurante del Eixample os llevará hasta las calles del sudeste asiático a través de sus platos y de su decoración impactante

Time Out en colaboración con Boa-Bao
Publicidad

Después de disfrutar del verano, sin parar ni un día, toca volver a la ciudad y reemprender la vida cotidiana. ¡Pero eso no significa que tengas que dejar de viajar! En Boa-Bao no necesitas ni pasaporte ni maletas para hacerlo.
El restaurante del Eixample os espera para sorprenderos con un viaje gastronómico por la Asia más auténtica a través de sus platos llenos de sabor y cultura. Y es que las recetas de Boa-Bao no intentan reinventar, fusionar o reinterpretar la esencia de la cocina asiática, sino todo lo contrario: buscan ser lo más fieles posible. ¡Aquí reina la tradición!
Es por eso por lo que en su cocina encontramos ingredientes asiáticos de primera calidad, una cocina liderada por chefs asiáticos que acercan su savoir- faire y conocimientos en cada una de sus creaciones. Tailandia, Vietnam, Laos, Camboya, Malasia, Indonesia, Filipinas, Corea, Japón y China son los países que descubriréis en esta ruta gastronómica que empezará en cuanto aterricéis en este restaurante. ¿Despegamos?

Exotismo en el paladar
Foto: Boa-Bao

Exotismo en el paladar

Vuestro viaje gastronómico empezará a través de unos entrantes repletos de color, donde podréis escoger entre recetas icónicas como unos rollitos de primavera, unas samosas vegetarianas con chutney de cilantro y menta o unas vieiras braseadas con salsa Nam Jim de marisco. Podréis continuar vuestra ruta gastronómica por distintas vías, a través de los Gua Baos y propuestas tan sabrosas como el de pato pekín con hoisin, pepino y cebollino; las sopas grandes como la malasia de marisco al curry con noodles de huevo; las refrescantes ensaladas como la de fideos vermicelli con gambas ‘black tiger’, pollo y citronela; o los woks clásicos y modernos, como el de filete de lubina al vapor con lima, chile, ajo y Pak Choy.

Un final exquisito
Foto: Boa-Bao

Un final exquisito

Cuando lleguéis a los postres, ya tendréis un pie de vuelta a Barcelona, porque esta parte de la carta trae consigo reminiscencias europeas.
Vuestro viaje por Asia acabará con delicias como la impresionante crème brûlée de coco con albahaca y citronela, un auténtico éxito de la casa; los característicos dim sums; de naranja y chocolate belga acompañado de helado de jengibre o sorbete de coco; o un sorprendente carpaccio de piña con loempia de chocolate y helado de vainilla.
Publicidad
Con todo lujo de detalle
Foto: Boa-Bao

Con todo lujo de detalle

Los platos serán el pasaporte que os lleve hacia el continente asiático, pero, sin duda, la decoración de Boa-Bao será el toque final para haceros sentir como en las principales ciudades de este continente. Diseñado a medida y a partir de maderas y muebles reciclados, su interior se divide en dos pisos con mucha personalidad propia y con detalles tan bonitos como las  pequeñas estatuas que recrean los guerreros de terracota o las estéticas figuras de cerámica de monos. Todos elementos provenientes de la misma Asia. Además, su harmonía de colores combina a la perfección con la pintura de Yael Hupert: la artista belga que se ha encargado de elaborar una obra para dar un toque de sofisticación y elegancia a todos los locales de Boa- Bao. Actualmente presentes en Barcelona, Lisboa y Oporto. ¡Pasajeros a bordo!

Recomendado
    También te gustará
      Publicidad