Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Quatre Coses

Quatre Coses

Restaurantes, Catalana Dreta de l'Eixample
Quatre Coses
1/3
FOTO: Maria DiasQuatre Coses
Quatre Coses
2/3
FOTO: Maria DiasQuatre Coses
Quatre Coses
3/3
FOTO: Maria DiasQuatre Coses

Time Out dice

Si por mí fuera, pondría los periodistas de economía a hacer reseñas de literatura dos veces al mes: la especialización es un valor, pero saber hacer muchas cosas en tu campo, también. Bajo esta premisa, Oriol Balaguer –pastelero laureado, uno de los hombres que marca tendencia cada año con monas, croissants y chuchos– ha abierto Quatro Coses: "Un concepto un poco complicado pero único: un bar-restaurante y pastelería", explica , "donde puedes desayunar, almuerzar o cenar, pero también donde te puedes llevar a casa una caja de bombones o comprar pan". Por encima de todo, esta es la idea y el local de la pareja y socia de Balaguer, Marta Ramos.

Se conocieron trabajando en el Talaia de Ferran Adrià -aquella quinta de Arola, Abellan ...-: "Yo tenía ganas de cocinar salado, de hacer tapas, de recordar los siete años en Talaia, y ella de montar un sitio de menú de mediodía ", dice. No se han roto la cabeza con el nombre, Quatro Coses, "porqué son las cuatro cosas que queremos cuando salimos. Algo de primero y ya decides si pides segundos, platos tradicionales de cuchara, buena fritura y ensalada con buen producto "explica. Cuatro cosas, pero muy bien pensadas y puestas.

Repasando la carta, no hay ni un plato que no pedirías: mollete de carrillera y foie, capipota, huevos estrellados con butifarra del perol, macarrones con asado ... Yo opto por unas berenjenas fritas y lacadas con salsa de miso y cebollitas asadas, melosa a más no poder, y una tortilla de patatas -cubierta con alioli suave- que tiene lo que debe tener una tortilla: volumen, huevos y zumo. Y alerta que aquí hay un valenciano haciendo arroces, el cocinero Rafa Melá (buenísimo el del señorito), todos en sartén individual.

La personalidad del lugar no viene dada por una cocina muy personal, sino por la dicotomía dulce-salado: la simboliza una barra con boquerones y rusa, coronada por bollería. De la excelencia del dulce no es necesario hablar: en lugar de carro de postres, hay una vitrina en  la entrada. "Cerramos el círculo: todo el salado lo cocinamos aquí, todo lo dulce y el pan lo hacemos en nuestro obrador", dice Balaguer. Útil -cocina de 12 a 23 h- y versátil: ¿cuántas veces no ha vuelto de noche pensando en el pan que falta para el desayuno del día siguiente?

Detalles

Dirección Carrer del Consell de Cent, 329
Barcelona
08007
Transporte M: Passeig de Gràcia.
Contacto
Horas de apertura Lu. de 9 a 20 h. De ma. a sá. de 9 a 23 h. Do. cerrado

Los usuarios dicen

0 comments