Restaurantes de Ramadán en Barcelona

Los mejores lugares para probar los menús típicos del ayuno islámico
teteria
Advertising

La dieta del ramadán significa ayunar, ayunar significa abstenerse –desde que sale el sol hasta que se pone– de introducir ninguna sustancia dentro del cuerpo, no se puede comer ni beber, no se puede fumar ni mantener relaciones sexuales. Para romper el ayuno con la primera comida del día, el 'iftar', es conocida la importancia que tiene la 'harira', la sopa marroquí hecha con carne, verduras y a veces garbanzos o lentejas que se suele acompañar con dátiles y pastas dulces. Después se sigue con algún plato guisado o con 'msemen', un mil hojas de harina y aceite; 'rgaif', unas crepes saladas; o bizcochos. A menudo se acompaña todo esto con un batido hecho con yogur, leche, frutas y aguacate.

Dependiendo de la contundencia de esta primera comida hay quien después cena y quien no. Esto hablando de marroquíes, en el caso de los paquistaníes primero toman un combinado de frutas con dátiles, rezan y luego comen algún plato guisado con 'roti', el pan típico.

Si quieres degustar esta rica y variada tradición culinaria, aquí tienes varios restaurantes donde disfrutar de la cena de Ramadán.

5 sitios para recuperar fuerzas cuando se ponga el sol

Restaurantes, Oriente Medio

Arabia

icon-location-pin Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera

Un acierto seguro para probar la comida del ramadán es el restaurante Arabia, un establecimiento árabe de alta categoría donde se respiran aires mediterráneos y orientales. Allí nos informan que por estas fechas han preparado un menú especial donde no faltará la 'harira', la clásica sopa de lentejas y muchos otros ingredientes, y que también incluye platos de los diferentes países árabes. Cuando cae el día, aquí vienen familias enteras a romper el ayuno, con un menú que sale por unos veinte euros.


Restaurantes, Marroquí

Habibi Cafe

icon-location-pin Dreta de l'Eixample

Aunque este acogedor restaurante árabe haga de puente entre el borde africano y europeo del Mediterráneo, por el Ramadán han preparado un menú ortodoxo: habrá tres o cuatro primeros platos a elegir –'harira', tabulé, 'shebakkia', entre otros– y segundos muy completos. Aquí sobre todo tienen mucha fama su tajín de pollo y el de cordero, con corazones de alcachofa y jengibre. Después podréis relajaros fumando una buena shisha.

Advertising
Restaurantes, Marroquí

La Mamounia Barcelona

icon-location-pin L'Antiga Esquerra de l'Eixample

Con una decoración inspirada en las 'Mil y Una Noches', en el restaurante La Mamounia encontraréis dos menús para romper el ayuno: uno más sencillo por quince euros (aunque incluye la sustanciosa 'harira', dátiles, 'shebakkia', huevos, té de menta fresca y huevos y a elegir entre 'msemen' –una especie de crepes cuya masa lleva aceite especiado– de miel y almendras o rellenos de carne y verduras). Por 25 euros, agregáis al festín un tajín de carne, pescado o hígado con salsa de charmoula, fresca y picante.


Restaurantes, Marroquí

La Paloma Blanca

icon-location-pin El Raval

Aunque este nombre parezca que haga referencia a un símbolo cristiano, en Barcelona es un restaurante marroquí del Raval profundo. Y tras una fachada que parece indicar un shawarma más, aquí encontramos un restaurante de lo más recomendable (la vitrina de la entrada, con una cornucopia de comida con verduras, carne y pescado, es muy atractiva). Muy económico: por unos diez o doce euros podréis comer un 'iftar', comida de Ramadán, de lo más completo.


Advertising
Restaurantes, Marroquí

La Rosa del Desierto

icon-location-pin Vila de Gràcia

Este fue, quizás, el primer restaurante que acercó la cocina marroquí en Barcelona hace más de treinta años. Y aunque no hayan preparado un menú cerrado específico, la dirección del restaurante explica que el personal de cocina es musulmán y conoce perfectamente qué platos hay que cocinar por Ramadán. Encontraremos la 'harira', los platos guisados, los 'msemen' y las 'chebakias', las galletas de sésamo y miel.

Advertising