Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Mostra Marrana: otro porno es posible

Mostra Marrana: otro porno es posible

El 20, 21 y 22 de febrero llega al espacio Hangar la 6ª edición de este festival que muestra la multiplicidad de las sexualidades

Advertising
Mostra Marrana

La Mostra Marrana, que se celebra del 20 al 22 de febrero en el espacio Hangar, no es una muestra de porno convencional. Es un festival de cine y arte que se ha consolidado como una referencia imprescindible de todo lo que huele a sexo alternativo y militante. Las películas seleccionadas no pertenecen al ámbito  'mainstream' ni tampoco reproducen los códigos tan limitados a los que nos tiene acostumbrados la pornografía, sino que pretende mostrar la multiplicidad de las sexualidades y prácticas y los motivos por los cuales han sido estigmatizadas.

Si no os podéis acercar u os da vergüenza, también podréis disfrutar de la muestra en 'streaming' desde casa. El dinero, además, no es excusa. ¡el precio de la Mostra Marrana es la voluntad!
Más allá de las películas, hay pases de cortometrajes, charlas, talleres y exposiciones. Aquí tenéis las principales actividades de los tres días.

También te gustará

Cine

Las mejores escenas de sexo

La relación especial que tiene el cine con el erotismo -que sitúa al espectador en la posición privilegiada del 'voyeur'- ha sido objeto de diversos estudios académicos (sobre todo por parte de feministas). Tal y como se vio con el jaleo creado por 'Nymphomaniac', la línea que separa las escenas de sexo de la pornografía es muy fina y poco definida en algunas ocasiones. Pero dejémonos de teorías por un rato y observemos cómo hacer el amor -hetero, gay, bi...- se ha llevado a la gran pantalla durante todos los tiempos. No os perdáis las escenas que han hecho subir la temperatura en los cines.  También te gustará Restaurantes románticos 13 restaurantes para impresionar a nuevas conquistas y conquistar a parejas poco impresionables El Pla Sólo hace falta que paséis por delante para comprobar que el Pla es el restaurante íntimo por definición. La llegada entre callejuelas oscuras y húmedas del Gòtic nos prepara para un local dibujado con luz tenue y bien dirigida, decoración informal pero elegante y una cocina de criterios similares. Los vinos y los postres no desentonan y superan el nivel. Le Cucine Mandarosso Comer sí, pero cenar en el Cucine Mandarosso con un amigo o un familiar puede resultar extraño. Muy extraño. Porque emana un no sé qué íntimo y acogedor que parece hecho a medida de una cita romántica. Pero todo sutil, casual, con mobiliario retro, productos y libros en los estantes. Y una cocina italiana que es por sí sola el súmmum de la sensualidad. Si todavía no han q

Gay y lésbico

Bares 'fetish': sexo sin tabues

Bacon Bear Bar Un auténtico clásico del ambiente. El epicentro del ocio 'bear' barcelonés. Los jueves organizan una merienda donde podréis picar alguna cosa mientras hacéis nuevos amicos. Barrigudos y contentos. Berlín Dark Para amantes de las emociones fuertes y el sexo duro. Piden código de vestuario sólo los días que hay fiestas temáticas, pero recomiendan jeans, camisas de leñador, botas, ropa militar y similares. No te pongas colonia ni vayas con tu grupo de colegas para pasar el rato, aquí son muy directos. New Chaps Osos y amantes del cuero comparten espacio en un local con una larga trayectoria que es, de hecho, el más relajado de los de su género. Trash El club Trash presume de ser el local fetichista gay más grande de Barcelona. Encontraréis 500 m2 con cabinas, duchas, glory holes y zonas bondage, acuáticas y de wrestling. Para acceder es necesario hacerse socio y pagar el precio de la entrada (de 5 a 10 €). Es un espacio para todos aquellos que tengan una actitud masculina y respetuosa con los demás. Todos los códigos de ropa son admitidos siempre que sean morbosos. También se puede entrar en slips, jockstraps o completamente desnudos. Woofy Desde enero del 2013, el local que había acogido el mítico Zeltas es una nueva guarida para osos. El Woofy Bar es una iniciativa de Walter Banuera, un promotor habitual del ambiente 'bear' barcelonés.

Advertising
Música

Canciones para echar un polvo

Una selección de temas sobre sexo y para practicar sexo que os calentarán la entrepierna Porque 'Nymphomaniac' nos ha puesto calientes, porque en la cama es la manera más barata y divertida de calentarse en invierno y porque sabemos que os gusta, hemos reunido las 69 canciones tórridas que más nos gustan, con cadencias sensuales y letras subidas de tono, desde las meramente sugerentes a las más obvias y marranas. Descripciones metafóricas sobre el acto, odas al placer sexual -compartido, solitario, gay o hetero, oral o anal-, ritmos para mover la pelvis y la mejor colección de orgasmos que encontraréis en una lista de Spotify en 69 canciones que os avanzamos en este top 10. 'Je t'aime... moi non plus', Serge Gainsbourg (1968-1969) Durante el afer que  mantuvieron, Brigitte Bardott le pidió a Serge Gainsbourg que le hiciera la canción de amor más bonita del mundo y él no dudó en complacerla. La grabaron a dúo en 1968, pero los celos del marido de la Bardot impidieron que la grabación viera la luz hasta 1986. Por suerte, en 1969, 'année érotique', Gainsbourg la grabó con Jane Birkin y su orgasmo escandalizó al mundo. 'Ven, devórame otra vez', Lalo Rodríguez (1988) Si la salsa es uno de los géneros más calientes del Caribe, este himno del portorriqueño Lalo Rodríguez del subgénero de la sala romántica es uno de los grandes temas que se han hecho nunca sobre lo que sucede entre las sábanas porque es dulce y caliente a la vez, que es como nos gusta el sexo. Lalo Rodríguez fue p

Los mejores restaurantes 'gayfriendly'

Locales donde gays, lesbianas y heteros comparten buen ambiente y buena mesa Una selección de restaurantes, no todos en el Gaixample, donde os sentiréis cómodos, relajados y además podréis disfrutar de comida de primera. ¡Tolerancia en el ambiente y buena comida en el plato! Bench Ubicado en los bajos del hotel Axel, el Bench es un restaurante de diseño que apuesta por la cocina mediterránea. En la carta encontraréis platos interesantes como crema tibia de calabaza con naranja o un arroz meloso de sepia y alioli en su tinta. Además cuentan con una completa carta de gin-tónics para complementar la velada sin salir del local. Castro A mediodía tiene menús para quienes trabajan por la zona; por la noche, la iluminación se suaviza y deja paso a un restaurante de cocina mediterránea con platos estrella como el canguro australiano. Para quienes pasan de los restaurantes con espectáculo. Come Una Volta No todos los restaurantes ‘gayfriendly’ están en el Gaixample. En la Sagrada Família encontraréis este restobar con una excelente oferta de comida casera. Os recomiendan probar los gnocchi al queso gorgonzola, los pansotti de espinacas y requesón con salsa de nueces y la panna cotta con frutas del bosque. dDivine De día es un bar de barrio. Por la noche, se transforma en un restaurante donde las 'drags' son las protagonistas. A la propietaria, la voluminosa Divine, la reconoceréis por su aspecto y por su forma de hablar. Deslenguada es poco. El Bierzo a Tope Un poco de geografía: el

Advertising