Así bailan las putas

Teatro
3 de 5 estrellas
Así bailan las putas
Foto: Alfred Mauve Así bailan las putas

Time Out dice

3 de 5 estrellas

El teatro parece la pista de una discoteca y desde los primeros compases queda claro que todos acabaremos bailando. Y lo haremos después de una breve lección de twerk, danza urbana de orígenes africanos que cogió difusión mundial con la actuación de Miley Cyrus en los premios MTV. No en vano una de los dos actrices, Ana Chinchilla, es profesora de twerk y el otro, Júlia Bertran, encontró en esta danza un remedio a buena parte de sus miedos. Una y otra van contando experiencias dramáticas personales mezcladas con apuntes históricos desde la Edad Media hasta el caso de las chicas de Alcàsser.

Militancia y pedagogía se dan la mano en este propuesta que rescata algo del teatro de agitprop de los años 50. Militancia feminista para empoderar a la mujer frente al machismo y pedagogía sobre cómo el patriarcado ha frustrado históricamente la libertad en general, y la sexual en particular del género femenino. Función empática para alterar conciencias en la que cabe destacar tanto la valentía y sinceridad de las protagonistas para exhibir sin llantos las heridas como su decisión para confrontarse con la vida con total libertad a pesar de los riesgos de una sociedad donde perviven los roles sexistas y la violencia sexual.

Dirección: Pau Roca. Dramaturgia: Jan Vilanova. Intérpretes: Julia Bertran y Ana Chinchilla.

Por Santi Fondevila

Publicado

Detalles

También te gustará