Flashdance. El musical

Teatro
2 de 5 estrellas
Flashdance. El musical
1/3
Flashdance. El musical
Flashdance. El musical
2/3
Flashdance. El musical
Flashdance. El musical
3/3
Flashdance. El musical

Time Out dice

2 de 5 estrellas

'Flashdance' es hija estética de la MTV. Un título para alimentar la nostalgia ochentera de los videoclips de licra y calentadores. Hermana de 'Fama', aunque también ronda en el cortejo de Alex y Nick el romanticismo blue collar de 'Oficial y caballero'. La nostalgia que actúa de flauta de Hamelin para un musical creado hace una década sin repetir el éxito popular de la película. Placebo que se agota una vez que han sonado 'What a Feeling', 'Maniac', 'Gloria', 'I Love Rock’n Rol'l y 'Manhunt'. El resto de los minutos musicales se rellenan con los poco memorables temas compuestos por Robbie Roth y Robert Cary y un argumento como el papel de fumar que se podría resumir –según el gran crítico inglés Michael Billington– en cinco minutos.

Con este material original intenta salir del paso la producción española, confiando con un exceso de economía artística que el público se traiga de casa el entusiasmo y la clemencia de los recuerdos. Se salvan un decorado que sobre carros móviles genera ágiles cambios de escena, un más que correcto diseño de luces, un buen cuerpo de baile masculino y el brillo personal de Alexandra Masangkay (Kiki). Todo lo demás –incluidos los protagonistas– es cumplir con el expediente con un musical nacido en Plymouth con el alma de un excel de nostalgia.

Por Juan Carlos Olivares

Publicado

Detalles

También te gustará
    Últimas noticias