Moby Dick

Teatro
3 de 5 estrellas

Time Out dice

3 de 5 estrellas

¡Ojo! Nos esforzamos para informar con precisión. Pero estos son tiempos inusuales, así que, por favor, confirma que esta actividad aún se hace.

Autor: Juan Cavestany. Dirección: Andrés Lima. Con: Josep Maria Pou ...

El 'Moby Dick' que dirige Andrés Lima –con una muy meritoria adaptación de Juan Cavestany- y protagoniza Josep Maria Pou, es una función sacudida por las paradojas. No es la primera vez que la oceánica novela de Melville (700 páginas) es llevada al escenario, pero en este montaje teatro y literatura se comportan como agua y aceite.

Cuando la palabra heredada se retira y se alza imponente, con una sencilla y sorprendente idea, ese Leviatán con apariencia de ballena –aplauso para Beatriz San Juan-, cuando Pou deja de recitar las divagaciones de Ahab, que suenan dictados por William Blake en trance, y nos invita sólo con sus ojos al infierno de su obsesión, el arte de la escena ofrece la sensación de responder con igual brillantez a la escritura. En cambio, cuando Melville se adueña del espacio dramático, director y protagonista parecen someterse diligentes al genio del literato. La dirección se conforma entonces con servir el texto, y el protagonista con subrayar el tono declamatorio de una lectura.

Lima es humilde ante Melville y Pou –pocos como él dotados para asumir esta enloquecida locura-, pero en el espacio que se ha reservado para dejar su impronta tampoco parece haber acertado del todo. Funcional la presencia de Jacob Torres (lo que aporta proviene de su conocido bien hacer) y muy discutible la reinterpretación de los personajes que asume Óscar Kapoya, especialmente Pip (Alabama-Boy) que, sin venir a cuento –excepto quizás por el esclavismo vigente en 1850-, deambula por la cubierta-escenario como un domesticado mono.

Por Juan Carlos Olivares

Publicado

Detalles

También te gustará
    También te gustará
      Últimas noticias