Pensem. (Pausa). A la merda!

Teatro
2 de 5 estrellas
Pensem. (Pausa). A la merda!
Pensem. (Pausa). A la merda!

Time Out dice

2 de 5 estrellas

¡Ojo! Nos esforzamos para informar con precisión. Pero estos son tiempos inusuales, así que, por favor, confirma que esta actividad aún se hace.

Bajo la luz protectora de la intimidad todo tiene otro sentido y valor. Viendo 'Pensem. [Pausa]. A la merda!' en el off de La Villarroel era preferible imaginarse este frágil juguete escénico imaginado por Manuel Dueso y compartido con Carme González y Miquel Malirach en un contexto menos expuesto al juicio general. Fantasear que este conjunto de dieciséis escenas breves con reminiscencias ionescas y beckettianas hubiera salido inoportunamente de una soirée privada, como la que pudiera amenizar las ociosas tardes del grupo de Bloomsbury. Amigos y amantes de las artes que con entrega, pasión y alegría se entretenían con divertimentos teatrales, protegidos del severo escrutinio de los que no formaban parte de su círculo.

Sólo con la predisposición a encontrar ternura e inocencia genuina en este proyecto homenaje a la comicidad crítica y absurda, se pueden obviar sus imperfecciones. Imperceptibles en la calidez del espacio íntimo, cruda evidencia en una sala de teatro abierta al público sin rostro. El cariño que Dueso y sus compañeros de juegos han volcado en este proyecto podría ser suficiente para un confortable salón. Pero en un teatro, la montaña de buenas intenciones y felices ocurrencias no pasa de humilde elevación artística. Un espectáculo que duele evaluar, como si un exceso de crítica tuviera el mismo efecto que un foco abrasador.

Autoría y dirección: Manuel Dueso. Con: Carme González, Miquel Malirach y Manuel Dueso.

Por Juan Carlos Olivares

Publicado

Detalles

También te gustará
    Últimas noticias