Sacarina

Teatro
3 de 5 estrellas
Sacarina
Sacarina

Time Out dice

3 de 5 estrellas

¡Ojo! Nos esforzamos para informar con precisión. Pero estos son tiempos inusuales, así que, por favor, confirma que esta actividad aún se hace.

Las miserias del teatro son universales. Ya sea en la bohemia milanesa en la que se inspiró el dramaturgo italiano Davide Carnevali, como la Barcelona de las Ramblas en la traducción y eficaz adaptación de Albert Arribas con muchas referencias locales extensibles incluso a algunos políticos. Y es que por más terrones de azúcar que le pongas al café, la vida del artista es muy dura. Bien lo sabe Albert. Un joven que quiere hacer teatro, que algo ha hecho en la escena marginal, que se conforma con 800 euros al mes y que está embarcado en un proyecto de serie de televisión que puede cambiarle la vida. La de él y la de su amiga Lara que acaba de volver de Berlín donde ha aprendido alemán y ha trabajado en el templo teatral de la Schaubühne... de camarera. Ambos tan entusiastas como ingenuos. Ambos en las manos de Sergi, un cínico productor que se quiere hacer rico con esta serie.

Una amable y entretenida comedia de Carnevali, de quien podemos recordar 'Variaciones sobre el modelo Kaepelin' en la Sala Beckett y 'Actos obscenos en el espacio público' en el TNC, que ilumina el mundo de la escena y la inhabitabilidad de Barcelona con bastante ironía y acritud. Aun él mismo, ya que el autor, ausente, recibe más de una colleja. Todo vale para sobrevivir y sacar la cabeza tanto sea en el teatro como en otro ámbito profesional.

Sin duda que lo mejor de la comedia es la definición de los personajes y lo mejor de esta simpática puesta en escena (muy bien Sergi Torrecilla) son las naturalísimas interpretaciones de Lara Salvador, Albert Diaz y Albert Prat, así como la transformación del pequeño espacio en una especie de bar.

Autor: Davide Carnevali. Traducción: Albert Arribas. Adaptación: Davide Carnevali, Albert Arribas y La Ruta 40. Dirección: Sergi Torrecilla. Intérpretes: Alberto Díaz, Albert Prat y Lara Salvador.

Por Santi Fondevila

Publicado

Detalles

También te gustará
    Últimas noticias