Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Top 10 del festival Temporada Alta

Top 10 del festival Temporada Alta

Hemos leído la programación de la A a la Z y te contamos las 10 propuestas que más nos han gustado. ¡No hay excusa para no ir a Girona!

Por Time Out en colaboración con Temporada Alta |
Advertising
'Dimonis', de Cabosanroque
'Dimonis', de Cabosanroque

Elegir entre un par de opciones quizás es fácil, pero escoger entre un centenar ya es todo un dolor de cabeza. Este año, el festival Temporada Alta ha programado 100 espectáculos que tocan un montón de ámbitos y deslumbrarán todo tipo de públicos, desde pequeños hasta grandes. Ante esta programación tan amplia, es bien difícil elegir aquellos que seguro que son imprescindibles para que hagáis un gran cata del festival. Es por ello que a continuación os presentamos aquellos 10 espectáculos que no os podréis perder en esta 28ª edición que tendrá lugar del 6 de octubre al 9 de diciembre por todo el territorio de Girona.

El amor brujo', de Manuel de Falla i Israel Galván

'El amor brujo', de Manuel de Falla i Israel Galván

Un piano, un cuerpo y nada más sobre el escenario. Esto es lo que proponen Manuel de Falla e Israel Galván en 'El amor brujo': un espectáculo en el que el bailarín, centrándose en la vibración de las cuerdas del piano de de Falla, transformará en movimiento una de las piezas más emblemáticas e internacionales de la historia de la música española.

Temporada Alta 2019

'Trahisons', de Tg STAN

Tg STAN, el popular colectivo belga nacido en Amberes hace 30 años y conocido por el hecho de crear obras sin la figura del director (STAN es el acrónimo para Stop Thinking About Names), llega por primera vez al festival. Lo hace con 'Traïció', una de las grandes obras del Nobel de Literatura Harold Pinter.

Advertising
'O agora que demora', de Christiane Jatahy

'O agora que demora', de Christiane Jatahy

La directora, actriz, dramaturga y cineasta brasileña Christiane Jatahy vuelve al festival con la segunda parte del díptico 'Our Odyssey', basado en los textos épicos de Homero. ¿Qué nos puede enseñar una ficción de hace 3.000 años sobre nosotros? La respuesta llega con su fusión experimental del lenguaje cinematográfico y el teatral. En este caso, una película rodada en Jenin (Palestina), en campos de refugiados de Libia y Grecia, en Johannesburgo, en una comunidad indígena del Amazonas y en Río de Janeiro.

'Incurables', de Pere Faura

'Incurables', de Pere Faura

Música electrónica, coreografía, realidad virtual y zombis. Incurables es un espectáculo postapocalíptico de danza y realidad virtual que compara el universo zombi con las fiestas electrónicas, como una de las manifestaciones más evidentes de la necesidad constante del placer inmediato en nuestra sociedad consumista, donde salir de fiesta se convierte a dejar salir el zombi que llevas dentro para poder escapar de la realidad aunque sea durante unas cuantas horas.

Advertising
'Dimonis', de Cabosanroque

'Dimonis', de Cabosanroque

Una de las vivencias más particulares del poeta Jacint Verdaguer: los exorcismos en los que participó entre 1890 y 1893, en un piso de Barcelona. El dúo ha recreado en 'Dimonis' la casa de oración donde se practicaban estos rituales. Un espacio, con la participación registrada de Niño de Elche, Rocío Molina y Enric Casasses, donde el público podrá pasear libremente y modificar la dramaturgia sonora.

'Aquest país no descobert que no deixa tornar de les seves fronteres cap dels seus viatgers', d'Àlex Rigola

'Aquest país no descobert que no deixa tornar de les seves fronteres cap dels seus viatgers', de Àlex Rigola

Josep Pujol, doctor en economía y catedrático en historia e instituciones económicas, reflexiona sobre la vida con su hija entre sesión y sesión de quimioterapia. Su hija es Alba Pujol, actriz, dramaturga y poeta. Todo es verdad. Tanto como los filósofos que rondan, vagan y rumian cerca jugando a la petanca. Un proyecto de teatro documental y vivencial de Àlex Rigola, uno de los directores catalanes más internacionales y habituales del festival Temporada Alta.

Advertising
'Giselle', de Dada Masilo

'Giselle', de Dada Masilo

En el ballet tradicional de 'Giselle' una campesina muere con el corazón roto después de haber descubierto que su amado está prometido con otra. Ahora, la bailarina y coreógrafa sudafricana Dato Masilia, conocida por sus reinterpretaciones de ballets clásicos como 'Romeo and Juliet' y 'Swan Lake', coge Giselle y la transforma en una heroína clásica que resuena en la actualidad, una joven que muere después de haber sido traicionada por un hombre y vuelve para vengarse. Todo, acompañado de la música de Philip Miller, que combina elementos de clásica y percusión africana. Una Giselle feminista y contemporánea para remover las raíces de la danza clásica.

'KULTUR', d'El Conde de Torrefiel

'KULTUR', de El Conde de Torrefiel

'KULTUR', el spinoff de 'LA PLAZA', un montaje que flirteaba con la instalación museística y que fue galardonado con el Premio de la Crítica 2018. Esta idea de la performance también domina esta nueva propuesta que enfrenta el espectador a una escena con apariencia realista (un casting que exige una escena de sexo explícito) para crear una experiencia íntima y subjetiva, que adopte, ayudado por la oscuridad y unos auriculares, la posición de un 'voyeur' que espía una situación que crece en intensidad.

Advertising
'Iphigenia en Vallecas', d'Antonio C. Guijosa

'Iphigenia en Vallecas', de Antonio C. Guijosa

Ifi es una joven sin recursos, una ni-ni (ni estudia ni trabaja) y no sabe qué hacer con su vida. Mata las horas buscando juerga, emborrachándose y drogándose. 'Iphigenia en Vallecas', protagonizada por María Hervás, propone una nueva versión del mito. ¿Quién paga estos esfuerzos que piden desde Europa a los gobiernos y desde los gobiernos a la gente? ¿Qué y quién se está sacrificando?

'Una costilla sobre la mesa. Madre', d'Angélica Liddell
Foto: Susana Paiva

'Una costilla sobre la mesa. Madre', de Angélica Liddell

Angélica Liddell vuelve a Temporada Alta con un montaje poético, físico y visceral: un réquiem a su madre, muerta en 2018. Una oración teatral, una explosión de culpa y expiación donde Liddell expresa su amor y, al mismo tiempo, todo su dolor convirtiendo lo sublime en sufrimiento. Y todo, acompañado de una banda sonora creada e interpretada en directo por otro provocador: Niño de Elche. No dejará a nadie indiferente.

You may also like

    Advertising