Un, ningú i cent mil

Teatro
Recomendado
4 de 5 estrellas
Un, ningú i cent mil
1/2
Foto: Bito CelsUn, ningú i cent mil
Un, ningú i cent mil
2/2
Foto: Bito Cels Un, ningú i cent mil

Así como los seis personajes buscaban a su autor, el rentista Vitangelo Moscarda buscará su identidad después de que un buen día su amada esposa le señale que tiene la nariz torcida hacia la izquierda. ¡Anda! Él pensaba que su nariz era normal, sin excentricidades pero de ninguna manera torcida. Y después de la nariz, su mujer le señalará algunas otras peculiaridades de su físico. Moscarda entrará en un conflicto personal para averiguar quién es en realidad si no es como él pensaba que era y sobre todo en relación a cómo lo ven los demás.

La última novela del Luigi Pirandello reafirma su teoría de que cada uno es a la vez uno para la mirada que tenemos sobre nosotros, cien mil para la mirada de aquellos con quienes nos relacionamos y, por tanto, no somos nadie. Un juego de espejos en el que es imposible verse a menos que caiga la máscara social construida desde la historia personal, familiar y comunitaria.

La seriedad del planteamiento no quita, sin embargo, que la versión teatral de Ferran Utzet sea lúdica, divertida y sorprendente. Utzet coge la idea de los espejos y la aplica a todos los elementos dramáticos. Desde los mismos intérpretes, que intercambiarán los papeles en el segundo acto, hasta los espectadores que deberán cambiar de butacas en un juego muy 'cubanero'. Claro que se preserva algo de las reflexiones de Pirandello, pero el director nutre la anécdota que desencadena la obra con elementos de comedia descarada, de clown e incluso de guiñol. Sinceramente, que al final las reflexiones del señor Moscarda nos dejan bastante baldíos, pero disfrutamos de lo lindo con la gran teatralidad de la función, la fantástica vis cómica de Laura Aubert y la capacidad de juego de Marc Rodríguez.

Autor: Luigi Pirandello. Dirección: Ferran Utzet. Con: Laura Aubert y Marc Rodríguez.

Por Santi Fondevila

Publicado

LiveReviews|0
1 person listening