Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right La voz de una generación rota en el escenario del Lliure

¡Atención! Nos esforzamos para informar con precisión, pero estos son tiempos inusuales, así que comprueba siempre antes de salir.

Paisajes para no colorear
Paisajes para no colorear

La voz de una generación rota en el escenario del Lliure

La obra ‘ Paisajes para no colorear’ viaja desde Chile para remover Barcelona junto con la compañía La Re-Sentida

Por Time Out en colaboración con Teatre Lliure
Advertising

Son niñas, pero también son agredidas por la calle. Cantan y bailan con la energía que tienen las generaciones más jóvenes, pero están rotas por dentro. Algunas de ellas han sufrido abusos, otras han perdido a una amiga, víctima de la violencia de género. Son menores, pero cuentan historias que ninguna niña de este mundo debería haber vivido. Sobre el escenario del Teatre Lliure se estrena ‘Paisajes para no colorear’. Una casita de madera, un bebé de plástico y una muñeca hinchable con la boca abierta. Nueve niñas se acercan al público, hartas de ser “señoritas” y princesas, de ser pisoteadas y silenciadas. Han llegado para romper el silencio.

La nueva temporada del Lliure comienza marcada por un fuerte carácter social. Del 31 de octubre al 17 de noviembre, la compañía La Re-Sentida, dirigida por Marco Layera, toma los escenarios para denunciar la violencia y el abuso que sufren las menores en Latinoamérica. Una situación que no debería estar normalizada pero que, por desgracia, es tan común que ha inspirado ‘Paisajes para no colorear’. Os damos cuatro motivos para que ¡no os perdáis esta obra revolucionaria!

Paisajes para no colorear
Paisajes para no colorear

Romper el silencio

Es el turno de las voces silenciadas. Ahora, el público le toca callar y escuchar a nueve chicas, de entre 13 y 17 años que hacen de altavoz de más de 100 testigos. Un espectáculo lleno de magia, música, danza e incluso humor, en el que se cruza la dura realidad de las menores con relatos imaginarios y poéticos. La voz de las adolescentes grita con fuerza para dar su visión del mundo y visibilizar las historias de violencia, recogidas a partir de casos aparecidos en la prensa o de experiencias vividas por ellas mismas o sus compañeras. Suben al escenario y toman el control para hacer mucho ruido.

Paisajes para no colorear
Paisajes para no colorear

Con consciencia

‘Paisajes para no colorear’ habla de una infancia en blanco y negro, a la vez que apunta de lleno a la reflexión y al debate. El guion, creado colectivamente por 140 chicas chilenas, pone de manifiesto la crudeza de una realidad de violencia que afecta a las más vulnerables. Una obra fruto de un larguísimo trabajo de investigación que no dejará a nadie indiferente.

Advertising
Paisajes para no colorear
Paisajes para no colorear

Cruzar fronteras

La brutalidad no se detiene. Lo que pasa ahí podría pasar aquí. Bullying, abusos, feminicidios y violencia hacia las menores, son temas que forman parte de una realidad tan universal pero a su vez tan silenciada que no sabemos hasta donde llega. Esta obra nos sacude de arriba a bajo para recordarnos que, lo que es un mal colectivo, solo podrá solucionarse con sororidad, debate y feminismo.

Paisajes para no colorear
Paisajes para no colorear

Una promesa

Marco Layera, fundador de su compañía en 2008, se adentró en el mundo del teatro para romper tabús y reflejar los deseos de una generación sin voz. De la mano de otros artistas chilenos, rápidamente se hizo escuchar. Sus espectaculos ‘Tratando de hacer una obra que cambie el mundo’ o ‘La dictadura de lo cool’ han viajado a más de veinte países y han pasado por más de cien escenarios, entre ellos algunos de los más prestigiosos del mundo como el del Théâtre de la Ville de París. Ahora, llega al Teatre Lliure y promete ser de nuevo un éxito a la vez que toda una oportunidad para conocer la realidad del otro lado del Atlántico y hacerla un poco más nuestra.



Recomendado

    También te gustará

      Advertising