Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right 10 escapadas gastronómicas por Cataluña en 2016

10 escapadas gastronómicas por Cataluña en 2016

Propuestas variadas para satisfacer el paladar más exigente y pasarlo bien

Por Xavier Amat |
Advertising
Embotits

La obtención del título de Región Europea de la Gastronomía 2016 por parte de Cataluña da buena muestra de la riqueza, la calidad y la variedad de alimentos existentes, y la exquisitez a la hora de prepararlos y de llevarlos a la mesa, que hay en esta zona del planeta. El enoturismo y los hoteles gastronómicos están cada día más arraigados, y son miles y miles las personas que viajan cada año hasta estas tierras con el objetivo principal de tastar los productos mediterráneos que aquí se sirven. Muchas actividades que se ofrecen a lo largo y ancho del territorio tienen en la comida o en la bebida su razón de ser. He aquí una pequeña selección.

Vinyes Soler
© Josep Valls

Enoturismo sobre dos ruedas por el Bages

Propuesta de recorrido de 50 quilómetros divididos en dos jornadas montados en bicicleta para descubrir algunas de las bodegas que elaboran vinos D.O. Pla de Bages y paisajes relacionados con esta cultura vinícola. La historia aquí también va a ser importante: una de las primeras paradas es en unas antiguas tinas, construcciones donde se producía vino ya en el siglo XVI, y después se sigue hasta el monasterio de Sant Benet de Bages, del siglo X. Las visitas a las bodegas Solergibert y Abadal, o las croquetas caseras del restaurante La Xicra, son otros momentos sublimes de esta escapada.  

Celler de l'Espluga de Francolí
© Marc Castellet

Peregrinación a las catedrales del vino

Una ruta que propone conocer las bodegas modernistas que hay en la comarca de la Conca de Barberà. Por su espectacularidad, el escritor y dramaturgo Àngel Guimerà las bautizó como “catedrales del vino”. De hecho, fue a la que encontramos en la Espluga de Francolí, a la que Guimerà dio este sobrenombre, pero las otras –muchas de ellas proyectadas por Cèsar Martinell, discípulo de Gaudí– también ahora son conocidas de la misma manera. Cuando entréis en su interior, entenderéis el porqué. Aún hoy siguen ejerciendo su función original, así que visitar las “catedrales” de l’Espluga, Montblanc, Pira o Sarral, es una manera de ver obras modernistas majestuosas, pero también de conocer el proceso de elaboración del vino –y en algunos casos de aceite– y su larga tradición en el territorio.

Advertising
Musclera de l'Avi Agustí
© Musclera de l'Avi Agustí

El abuelo Agustí, el sabor del Delta de l’Ebre

Una experiencia de esas auténticas, que difícilmente olvidaréis. El abuelo Agustí Bertomeu tiene un montón de anécdotas sobre la vida marinera en el Delta, que conoce como pocos. Cultiva mejillones y ostras en la bahía de los Alfacs, y ha montado un pequeño chiringuito flotante. El visitante se acerca a las mejilloneras en una golondrina o barca-taxi, y el señor Agustí cuenta allí la manera de criarlos. Una comida 100% marinera, en la que no falta la paella con arroz del Delta y un plato de langostinos, pone la guinda a la jornada.

Rupit
© Oriol Clavera

Gastronomía y tradición en Rupit

En Osona, comarca interior de Cataluña, se halla Rupit, un pueblo de postal, con las calles y las casas de piedra. Si queréis conocerlo, y además probar los ricos productos de esta comarca, podéis reservar esta propuesta que también incluye una excursión al salto de Sallent, un rincón precioso dentro del espacio natural del Collsacabra. Comida, paisaje, naturaleza… ¡Sólo os falta buscar dos días en el calendario y ya podéis empezar a preparar la maleta!

Advertising
Castell de Peralada Vinyes
© Marc Castellet

Costa Brava, mar y viñedos

La viticultura en L'Empordà viene de muy antiguo, ya los griegos llevaron los viñedos a esta zona en el noreste de Cataluña, y en los últimos tiempos sus caldos, dentro de la D.O. Empordà, se están posicionando muy bien en el mercado y en la mesa. Y no es extraño: probad algún buen vino de esta D.O. y ya nos diréis. Más allá de los vinos, esta tierra es magnífica para pasar aquí unos cuantos días y conocerla a fondo. Es por ello que os proponemos estar en L'Empordà una semana entera, recorriéndola de arriba a abajo y descubriendo lugares como el Cap de Creus, Peratallada, Pal, L'Escala o Palamós. Si no conocéis estas tierras, ¡estamos seguros que os maravillarán!

Raimat vinyes
© Raimat

El Segrià rural

Dos días para conocer la comarca del Segrià, la capital de la cual es Lleida, con especial atención a los productos gastronómicos que salen de estas tierras de interior. Por ejemplo, la escapada incluye visitas a una granja de codornices y a una de cerdos, a la bodega Raimat, a una tienda de embutidos, y comidas en restaurantes de cocina tradicional. También habrá tiempo de pasear por Lleida y por sus calles más comerciales. 

Advertising
Hostal Sport Priorat
© Hostal Sport

Priorat, más allá del vino

La comarca del Priorat es sobretodo conocida por sus vinos, de los más prestigiosos de los que se elaboran en Cataluña. Pero a nivel gastronómico la comarca guarda muchos otros atractivos. Tiene recetas singulares, y además del vino otros productos de la tierra como el aceite o las avellanas también son de una inmensa calidad. Así que si os gusta la buena comida, y además acompañada de unos vinos de prestigio, tomad nota de esta experiencia que combina gastronomía, tradición, cultura y paisaje.

Formatge i vi
© Marc Castellet

Fruta y queso, un sabroso binomio

Actividad de fin de semana en Lleida y alrededores. El sábado se visita la empresa Fruita Blanch para saber cómo se trabaja en una explotación frutera y conocer el obrador y la agrotienda. El domingo será el turno del queso: se va a Formatges de Ponent, en Almacelles, y se visitan sus instalaciones, el obrador y la tienda de la granja. Habrá, claro está, una degustación de quesos. A todo ello hay que añadir el alojamiento en un buen hotel y donde seguro que no faltará, ni en la cena ni en el desayuno, una buena comida basada en la gastronomía local. Una experiencia ideal para grandes y pequeños.

Advertising
Montserrat
© Gemma Miralda

Cava, Sitges, Gaudí y mucho más

Completísimo viaje de diez días especialmente indicado para aquellas personas que quieran conocer las comarcas del sur de Barcelona pero cercanas a la capital catalana, con poblaciones como Sitges, Vilanova i la Geltrú, Vilafranca del Penedès o Sant Sadurní d’Anoia, la capital del cava, y también un lugar tan emblemático como es la montaña de Montserrat. Habrá tiempo para todo, para buenas comidas con recetas locales, preparar vuestro propio cava, ¡e incluso para una excursión en globo! El último día se visita la Colonia Güell, en Santa Coloma de Cervelló, donde hay una magnífica cripta que lleva el sello de Antoni Gaudí.

Cellers Torres
© Cellers Torres

Maridaje de vinos y quesos

Una experiencia que incluye un tour por las bodegas Torres, en la población de Pacs del Penedès, descubriendo su historia y su producción actual, y que incluye un maridaje de vinos catalanes con cuatro quesos: estilo brie, semicurado, curado y azul. Sin duda, una actividad ideal para los amantes de estos dos alimentos esenciales de la gastronomía mediterránea, y que además está disponible todos los días de la semana y en cuatro lenguas: catalán, castellano, inglés y francés.

You may also like

    Advertising