Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Riviera Turca
Foto: ShutterstockRiviera Turca (Turquia)

Los 10 mejores destinos para viajar en 2023

Durante este nuevo año viajaremos allí donde haya nuevos lugares para conocer, comer y desconectar. Y hemos encontrado diez que cumplen con esas expectativas

Escrito por
Noelia Santos
Publicidad

Las predicciones viajeras para 2023 son como una veleta que gira en función de la dirección del viento. Hablan de meditación, y glamour; de naturaleza, y placeres urbanitas; de viajes mochileros, y lujos sibaritas. A pesar de ser la descripción perfecta de una escapada por Cataluña o por España, las ganas de viajar son tantas que cada uno pondrá rumbo allí donde suceda algo que le apetezca. Y parece que hay buenísimas razones para descubrir todos estos lugares.

NO TE LO PIERDAS: 10 viajes que tienes que hacer antes de morir

10 destinos para 2023

Tohoku (Japón)
Foto: Shutterstock

1. Tohoku (Japón)

Además del imprescindible Tokio (quien no haya estado, que lo haga ya), toca conectar con la biodiversidad y las costumbres ancestrales como un local más. Y la región de Tohoku podría ser el punto de partida para conocer los otros destellos naturales de Japón. ¿Cómo? Viajando al pasado en Ouchi-juku, una histórica ciudad entre las montañas de Fukushima (parece sacada de una postal); refugiándose en un Kamakura (iglú de hielo) durante el festival de nieve de Yokote (en Akita); o durmiendo en Shonai Hotel Suiden Terrasse, un hotel flotante con un spa de ensueño (en Yamagata).

Noelia Santos
Editora, Time Out Madrid
Riviera Turca (Turquía)
Foto: Shutterstock

2. Riviera Turca (Turquía)

Y cuando parece que ya está todo visto en el Mediterráneo, de repente emerge del fondo de sus cálidas aguas un destino de belleza natural al que va a ser imposible resistirse. Es la Riviera Turca, con más de mil kilómetros de costa (y playas paradisíacas como las de la isla Kekova) y clima suave (más 300 días de sol al año). Lo curioso es que, además del lujo vacacional que se presupone, esta es una región cargada de historia: dicen que en uno de sus encantadores pueblos, Patara, nació y vivió San Nicolás (el mismísimo Santa Claus).

Noelia Santos
Editora, Time Out Madrid
Publicidad
Samaná (República Dominicana)
Foto: Shutterstock

3. Samaná (República Dominicana)

Samaná. Durante los meses de enero a marzo algo mágico sucede en las cálidas, cristalinas y poco profundas aguas del Caribe dominicano: se dice que más de 3.000 ballenas jorobadas llegan desde las frías aguas del Atlántico Norte para aparearse y reproducirse. Su destino es la bahía de Samaná, puerta de entrada al Parque Nacional de los Haitises, el paraíso de biodiversidad de la República Dominicana, y uno de los más importantes del Caribe. Navegar junto a ellas y verlas danzar y cantar en directo, es una de esas experiencias que reivindica este Caribe desconocido (después de haber sucumbido a los placeres del 'all inclusive' y los hoteles de pulserita).

Noelia Santos
Editora, Time Out Madrid
Kuélap (Perú)
Foto: Shutterstock

4. Kuélap (Perú)

Quien ya haya estado en Lima, Cuzco y Machu Picchu, sigue teniendo buenísimas razones para poner un pie en el país con la mejor gastronomía del mundo (título recién revalidado en los World Travel Awards). Hay que coger carretera y manta y tirar hacia el norte, a la región del Amazonas, para visitar las ruinas de Kuélap, una enigmática ciudad levantada por los chachapoyas, antiguos habitantes de Perú. Sorprende su tamaño monumental (420 viviendas de planta circular) siendo un lugar tan inaccesible: solo por teleférico (el único de todo Perú) que recorre una distancia de más de cuatro kilómetros sobre la selva y con un desnivel de 670 metros de altitud. ¿Vértigo? Siempre se puede cruzar a la vieja usanza: a pie o a caballo. Puro espíritu mochilero para adictos al trekking.

Noelia Santos
Editora, Time Out Madrid
Publicidad
El Cairo (Egipto)
Foto: Shutterstock

5. El Cairo (Egipto)

Todo apunta que este sí será el año de la inauguración del Gran Museo Egipcio. El nuevo templo faraónico, tanto por concepto (vinculado a los tesoros escondidos de Tutankamon) como por diseño (casi 45.000 metros cuadrados, 12 salas y más de cien mil objetos) es pura ostentación: por dentro, con la estatua de Ramsés II de más de diez metros de altura que da la bienvenida desde su atrio central. Y por fuera, con una estructura metálica gigantesca clavada en medio del desierto junto a las pirámides de Giza.



Noelia Santos
Editora, Time Out Madrid
Ilimanaq (Groenlandia)
Foto: Shutterstock

6. Ilimanaq (Groenlandia)

No son muchos los motivos por los que alguien quería perderse en un pueblito de apenas 50 vecinos de la Groenlandia profunda. Y este 2023, sentarse a la mesa del restaurante más remoto del mundo podría ser uno de ellos. Se trata de Koks, un dos estrellas Michelín abierto en 2018 en Leynavatn, en las Islas Feroe, que ha decidido mudarse por un tiempito a una cabaña del siglo XVIII levantada en estos confines helados. Y ahí permanecerá hasta que terminen las obras del que será su nuevo hogar en Dossdalsgjógv, su lugar definitivo de las Feroe. Pero eso ya será en 2024.

Noelia Santos
Editora, Time Out Madrid
Publicidad
As-Salt (Jordania)
Foto: Shutterstock

7. As-Salt (Jordania)

Aquí, en el ‘reino del tiempo’, pocos lugares son comparables a la belleza natural de Petra, el asentamiento árabe con más de 2.000 años de antigüedad. Por algo está considerado el gran tesoro nacional del país. Eso sí, frente a la monumentalidad de su patrimonio nacional, sobresalen lugares bonitos a pie de calle, como As-Salt, un pueblito pintoresco muy cerca de Ammán, de callejones empedrados y cocina típica (no hay que irse sin darse un festín de mezze y dejar sitio para el Kunafeh en los postres) que acaba de ser inscrito en la lista de patrimonio de la Unesco como ‘el lugar de la tolerancia y la hospitalidad urbana’.

Noelia Santos
Editora, Time Out Madrid
Islas Aran (Irlanda)
Foto: Shutterstock

8. Islas Aran (Irlanda)

Ha llegado el momento de descubrir un destino irlandés casi desconocido. Se trata de las Islas Aran, un remoto archipiélago situado frente a la bahía de Galway, donde se tejen a mano los jerséis de aran (de lana cruda, con un punto impecable y diseño sofisticado), inspirados en los que llevaban los rudos pescadores para protegerse del frío del Atlántico Norte. El encanto de sus tres islas (Inis Mór, Inis Meáin e Inis Oíir) es uno de los secretos mejor guardados del país (hasta que ‘Almas en pena de Inisherin’, protagonizada por Colin Farrell, se lleve alguno de los Oscar a los que dicen estará nominada en 2023).

 

Noelia Santos
Editora, Time Out Madrid
Publicidad
Gozo (Malta)
Foto: Shutterstock

9. Gozo (Malta)

El archipiélago mediterráneo que reúne la mayor concentración de lugares declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO ondeará la bandera multicolor durante 2023. Es el año del Europride Valletta (del 7 al 17 de septiembre) y puede ser un buen momento para perderse fuera de esta bellísima ciudad amurallada y descubrir otros rincones casi secretos: la bahía de Mgarr ix-Xini, en la pequeña isla de Gozo (una lengua de aguas cristalinas flanqueada por un pasillo rocoso). El snorkel aquí es casi un deporte obligado.

Noelia Santos
Editora, Time Out Madrid
Cameron Highlands (Malàsia)
Foto: Shutterstock

10. Cameron Highlands (Malàsia)

Puestos en modo turista, cuesta pensar en Malasia y no visitar los rascacielos inconfundibles del skyline de Kuala Lumpur. Pero existe un lugar tremendamente bucólico en el interior del país: son las Cameron Highlands, un mar verde de plantaciones de té. Este remanso de paz entre montañas y con temperaturas más bajas que en el resto del país es, de hecho, el lugar favorito de los malayos para desconectar. Eso sí, para conocerlo en profundidad es imprescindible calzarse las botas de trekking y recorrer sus campos a pie. 

 

Noelia Santos
Editora, Time Out Madrid
Recomendado
    También te gustará
      Publicidad