Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Calella de Palafrugell Airbnb
Foto: AirbnbCalella de Palafrugell

10 alojamientos para descubrir 10 pueblos con encanto de Catalunya

Os proponemos descubrir (o redescubrir) destinos con historia desde alojamientos con encanto para recuperar el placer de viajar

Publicidad

Este año más que nunca descubrir el territorio cercano será una de las mejores opciones para cambiar de aires y hacer una escapada que llene todos los sentidos. Por eso os proponemos hacer una estancia en una selección de pueblos con mucho encanto de Catalunya: villas amuralladas, con castillos medievales, con cascos antiguos repletos de historia, rincones marineros o cercanos a parques naturales exuberantes y llenos de caminos por explorar. Además, para facilitaros la escapada, os damos una opción de alojamiento, asequibles y también con suficiente encanto, que os permitirán alojaros en el corazón de poblaciones que si no conocéis… ¡tenéis que conocer! Aprovechad que llega el sol y salid a redescubrir una Catalunya distinta y vivir un fin de semana con multitud de planes por hacer. ¿Preparados? ¡Vamos!



Un apartamento rústico en Besalú
Foto: Airbnb

1. Un apartamento rústico en Besalú

¿Os habéis imaginado nunca como sería vivir en un pueblo medieval? ¡Aquí os podréis sentir como si estuvieseis en uno de ellos! En este alojamiento rústico y con las paredes de piedra os sentiréis como si estuvieseis de lleno en la auténtica época de reyes y caballeros. Besalú es uno de los pueblos más mágicos de Catalunya, seguro que os puede transportar al siglo XII, ya que parece una auténtica ciudad medieval. De hecho, os podréis imaginar vivir durante aquellos años en la Feria Medieval que se celebra cada año a principios de septiembre. Estas fechas son perfectas para que podáis disfrutar de un fin de semana emocionante.

¡Una escapada en grupo puede ser de lo más entretenido! Por ello os proponemos este alojamiento en el corazón histórico del bonito pueblo. Un apartamento rústico y económico para seis personas. ¡Id y disfrutad de la ciudad medieval!



Vistas al mar desde Cadaqués
Foto: Airbnb

2. Vistas al mar desde Cadaqués

¿Os imagináis despertaros con vistas de todo Cadaqués? Este alojamiento, estilo marinero, os permitirá vivir (o revivir) la esencia de este municipio en plena Costa Brava, que se extiende desde Cap de Creus por la vera del mar entre calas y acantilados. En esta cala descubriréis un pueblo repleto de casas blancas y barcas ancladas en la playa rocosa. Cadaqués es el pueblo del cual vivía enamorado el pintor Salvador Dalí. ¡Sin duda, también os enamoraréis vosotros!

Las calles hacen subidas y bajadas subiendo por la montaña que rodea la playa. En la parte más alta, encontraréis la iglesia de Santa Maria de Cadaqués, también blanca y resaltando sobre el agua azul del Mediterraneo a solo cinco minutos del apartamento. Si vais podréis disfrutar de estar sentados frente a los barcos en el paseo marítimo.

¿Nuestra propuesta? Este alojamiento luminoso, acogedor, vintage y con una terraza amplia porque disfrutar desde la terraza de almuerzos con vistas al mar. Es estupendo para cuatro personas. ¿Os animáis?



Publicidad
Camino de ronda hacia Calella de Palafrugell
Foto: Airbnb

3. Camino de ronda hacia Calella de Palafrugell

¡Os enamoraréis de las vistas desde este alojamiento en las alturas! Con unas amplias ventanas de madera, despertar con los primeros rayos de sol y el sonido de las olas en este apartamento os hará entrar de nuevo en un sueño idílico.

La Costa Brava sorprende por los lugares más inimaginables que puedes encontrar en Catalunya y los pequeños pueblos costeros, como Calella de Palafrugell, os ofrecen disfrutar de las calles estrechas con aroma a mar salada. Os podéis recorrer el lugar andando y en cinco minutos podéis estar tumbado en la toalla sobre la arena de la playa. ¡Las noches de verano al fresco son perfectas para una sorpresa romántica! Además, podréis disfrutar de las calas que rodean el pueblo, como Cala Golfet o Cala Estreta. Y siguiendo el camino de ronda encontraréis otros lugares costeros y cercanos como Llafranc.

Primera línea de mar, en Tossa de Mar
Foto: Airbnb

4. Primera línea de mar, en Tossa de Mar

Cuesta imaginar un castillo medieval delante del mar y un alojamiento con vistas en estas dos maravillas juntas… ¡Pero Tossa de Mar superará todas vuestras expectativas! Os encantará este super apartamento en el centro de un paseo marítimo distinto a cualquier otro, con una muralla medieval que rodea el castillo y rodea la playa. Justamente esta mezcla mágica, histórica y curiosa entre restos medievales y costa hace que este pueblo de Girona tenga un encanto especial y muy singular del resto.

Aquí os dejamos una propuesta de fin de semana perfecta! Un alojamiento sencillo y con un precio que no podrás decir que no. Este apartamento para cuatro personas está justo en medio del paseo, rodeado por la muralla, que conduce al castillo de Tossa de Mar.



Publicidad
Un escenario de película, en Monells
Foto: Airbnb

5. Un escenario de película, en Monells

La propuesta turística va de pueblos medievales! Monells es pequeño y encantador con edificios de piedra y calles de adoquines, situado justo al lado de la preciosa Peratallada. En este alojamiento de techo bajo y arcos de piedra en el corazón del pueblo podréis acomodaros y relajaros unos días de desconexión. 

La visita a Monells debería ser obligatoria, porque no podréis parar de recorrer las calles y no quedaros horas observando y embobados con su arquitectura. Por ello, es lógico que fuera elegido protagonista de la película ‘8 apellidos vascos’, que fue rodada en esta localidad del Empordà. ¿Lo sabíais? ¡Pues sí!

Para disfrutar de la experiencia medieval a fondo, este alojamiento con las paredes de piedra y arcos románicos en el interior es perfecto. Desde las mismas ventanas ya os quedaréis embobados observando los portales de madera de las casas o las constantes enredaderas floridas que se suben por las paredes vistiendo el pueblo de verde. ¿Os estáis imaginando estos rincones únicos? ¡Id!



Miravet, un pueblo a la orilla del río
Foto: Airbnb

6. Miravet, un pueblo a la orilla del río

¿Un pueblo que cae al río? ¿Si! Miravet parece que tenga que caer al río Ebre. Os proponemos un alojamiento entre montañas, caminos por recorrer, miradores por descubrir y a la vera del río. Descansar de la ciudad y caminar entre los pasillos de un castillo de la Edad Mediana es fascinante, aventurero e inesperado. ¿Os pica la curiosidad?

Si vais podréis disfrutar de un paseo en barca sobre las aguas del Ebre, observando el pueblo desde abajo. Podréis contemplar la cerámica miravetana que es reconocida y no podréis resistiros a comprar alguna de estas joyas para decorar vuestra casa.

¿Historia? ¿Arte? ¿Cultura? Nuestra propuesta es un fin de semana en este alojamiento de techo bajo con vigas de madera. Os permitirá vivir la esencia del pueblo, que cuelga de la pequeña montaña a la orilla del río. Preparados, listos… ¡id!



Publicidad
Un alojamiento en la fortaleza medieval de Montblanc
Foto: Airbnb

7. Un alojamiento en la fortaleza medieval de Montblanc

¡La joya de la corona! El pueblo de Montblanc en la provincia de Tarragona es la fortaleza medieval más bien conservada desde sus orígenes. Para poder disfrutar de un fin de semana turístico y explorando historia, os propone un alojamiento en el interior de las murallas de piedra.

Mientras camináis por las calles adoquinadas podréis observar pequeños puentes entre calles, las puertas. ¡Parece que estéis paseando durante la Edad Mediana por una fortaleza real! En el interior de las murallas, os sorprenderá la iglesia de Santa Maria de Montblanc, elevada por una escalinata. Pero no se acaba el ambiente medieval en el interior de la muralla, sino que en el exterior hay otros edificios emblemáticos de la época, como el convento de Sant Francesc.

Disfrutad del lugar desde este alojamiento situado en una de las calles principales de Montblanc. El mejor momento para disfrutar de esta ciudad es durante la Feria Medieval. ¡Entonces si que parecera que vivís en esa época!

En Camprodon, un ático con vistas a la naturaleza
Foto: Airbnb

8. En Camprodon, un ático con vistas a la naturaleza

¿Tres pueblos en uno? Camprodon es uno de los pueblos más extensos de la comarca del Ripollès. Este alojamiento con vistas al pueblo es genial para conocer el lugar. El origen de la villa es el monasterio de Sant Pere y se alarga hasta los pueblos (ahora pertenecientes a un solo pueblo, Camprodon) de Freixenet, Rocabruna y Beget. Ya hace más de cincuenta años que el pueblo de Beget pertenece a la vila de Camprodon. Pero es imprescindible reconoce Beget, porque es Patrimonio Historico de Espanya y Bien de Interés de Catalunya. Camprodon es particular por los puentes románicos que cruzan el río.

En este rincón de Catalunya podéis hacer todo tipo de actividades. Disponéis de la estación de esquí Vallter 2000 y de montañas infinitas para disfrutar de excursiones en familia. Este apartamento rústico es genial para ir a pasar unos días. ¿Os animáis?



Publicidad
Un alojamiento en las alturas de Taüll
Foto: Airbnb

9. Un alojamiento en las alturas de Taüll

Esquí, historia, monasterios, iglesias, picos, lagos, estanques… ¡Pura naturaleza! Taüll está situado en la Vall de Boí y dispone de todo tipo de actividades al aire libre y que podáis disfrutar de unos días de vacaciones. Para descubrir el lugar, os proponemos este alojamiento rústico con suelo de madera para descansar después de un día por las montañas.

Las múltiples iglesias románicas son las protagonistas de la Vall y son Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO. Si queréis disfrutar del aire puro desde las alturas, el Parc Natural d’Aigüestortes es sin duda ¡un plan infalible!

Podéis organizar un fin de semana de esquí sin parar en la estación Boí Taüll a quince minutos. O podéis acercaros a la estación de Baqueira-Beret. Otro posible fin de semana sería hacer senderismo al Parque Natural de Aigüestortes. Así que… ¡aquí os proponemos un apartamento por si decidís acercaros!

En Cardona, relax y historia asegurados
Foto: Airbnb

10. En Cardona, relax y historia asegurados

¡Para acabar esta ruta por Catalunya, os presentamos el castillo de Cardona! El pueblo es uno de esos rincones con encanto, que llaman la atención y provocan ganas de hacer turismo. No os podéis perder esta visita y, por eso, os proponemos este alojamiento amplio, acogedor y de ambiente rústico. 

Esta fortaleza medieval de estilo románico de dimensiones gigantescas y está rodeada de una muralla. ¡Descubrid las curiosidades de la torre de la Minyona! No solo hay muestras arquitectónicas de la Edad Mediana en el recinto del castillo, también las encontraréis en el centro histórico de Cardona, que muestra el encanto medieval de este lugar. El centro de Cardona está reconocido como Bien de Interés Cultural Nacional.

Este alojamiento es una propuesta porque os acerquéis a esta ciudad y experimentaréis un fin de semana repleto de historia y relax. ¿Os animáis?



Recomendado
    También te gustará
      Publicidad