Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Anoia, viaje al Mioceno

Anoia, viaje al Mioceno

Comenzamos la visita a la comarca en Els Hostalets de Pierola, donde está el Centro de Restauración e Interpretación Paleontológica

Por Xavier Amat |
Advertising
Castell de Claramunt
Foto: Albert Miró Castell de Claramunt

Os hemos preparado una escapada a la comarca del Anoia ideal si viajáis con niños. Y si no es el caso, ¡también lo pasareis en grande! Primero haremos turismo paleontológico, después conoceremos un museo dedicado al papel, y acabaremos la salida en uno de los castillos más emblemáticos de la zona.

CON LA COLABORACIÓN DE BARCELONA ÉS MOLT MÉS Y LA DIPUTACIÓ DE BARCELONA.

CRIP Els Hostalets de Pierola

Importantes yacimientos paleontológicos

Cuando llegamos al Anoia nos dirigiremos a Els Hostalets de Pierola. Quizás sea la primera vez que pisaremos este lugar, y cuando lo hacemos estará bien pensar que antes de nosotros aquí ya ha habido muchísima vida. Y es que por estas latitudes se han descubierto los restos paleontológicos del Mioceno - período que va desde hace 23 millones de años hasta hace 5 millones de años - más importantes de toda Europa. Entre los hallazgos hay relevantes restos de primates miocenos. Es por ello que en Els Hostalets está el CRIP, el Centro de Restauración e Interpretación Paleontológica. Tiene como misión principal la puesta en valor y la divulgación de la extraordinaria riqueza e importancia paleontológica del Mioceno existentes en el municipio, cuenta con un espacio expositivo y organiza actividades divulgativas para todas las edades. El CRIP también ha puesto en marcha una propuesta de itinerarios con APP por el territorio, las P@leo_rutes. Lo más antiguo y lo más moderno se encuentran en Els Hostalets de Pierola.

Un buen lugar para el desayuno es en el albergue Can Roviralta, que forma parte del mismo CRIP. Y a continuación, ¡hacia Capellades!

Museu Molí Paperer de Capellades

Un museo dedicado al papel

El Museu Molí Paperer de Capellades protagoniza nuestra siguiente parada. Es uno de los museos sobre papel más completos del continente, y se encuentra en un molino del siglo XVIII. Y es que Capellades y sus entornos fueron, sobre todo en los siglos XVIII y XIX, un gran espacio de producción papelera, especialmente de papel de barba y de papel de fumar. El museo conserva un fondo formado por herramientas, maquinaria para la fabricación del papel tradicional, carátulas, tampones de madera, papeles y documentos que van desde el siglo XII hasta la actualidad. A la elegancia del edificio — blanco, de cuatro plantas y con muchas ventanas y ventanillas, algunas de las cuales servían para que pasara el aire y así se secara el papel — se suma, en el exterior, la presencia de la Bassa , una fuente natural de donde sale un caudal de 12 millones de litros diarios, usados ​​en su momento como energía para el funcionamiento de los 16 molinos papeleros que llegaron a trabajar en esta zona.

Podéis comer si os apetece en alguno de los restaurantes que ofrecen en su carta el arroz papelero, una receta recuperada hace pocos años y estrechamente ligada al trabajo a los molinos de papel de estas tierras. Nosotros hemos elegido el restaurante Camí del Castell, en La Pobla de Claramunt, ya que en esta población haremos la última visita.

Advertising
Castell de Claramunt a La Pobla de Claramunt

Subida al castillo

El Anoia fue espacio fronterizo, y consecuentemente un lugar donde los castillos adquirieron una importancia estratégica capital. De todos los que hoy se conservan, ascenderemos al de Claramunt. Se tienen referencias de la construcción desde el siglo X, y mil años más tarde se reformó a fondo, convirtiendo esta fortaleza en un lugar ideal para descubrir cómo eran aquellas magnas construcciones. Veremos las diferentes estancias, las torres defensivas, las murallas escalonadas, y la iglesia de Santa María, de factura románica. El castillo domina el punto donde el desfiladero del río Anoia se abre a la cuenca de Òdena, unas bellas panorámicas que hacen que la caminata para llegar a la cima, media hora desde el centro de La Pobla de Claramunt, quede totalmente recompensada. Podéis ampliar información a través de la APP Anoia, tierra de castillos, y si todavía os queda tiempo os proponemos realizar alguna de las rutas históricas que se han presentado este mismo año.

You may also like

    Advertising