Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right 6 casas de lujo para una escapada inolvidable
Foto: Airbnb Casa Cadaqués
Casa Cadaqués Foto: Airbnb

6 casas de lujo para una escapada inolvidable

Vivir unos días de relax y desconexión entre naturaleza y un ambiente rústico es mejor cuando lo hacéis alojados en una casa de diseño impresionante

Advertising

Llega el buen tiempo, perfecto para hacer escapadas de fin de semana al campo o a la costa. ¿Os imagináis unos días diferentes con la brisa de la naturaleza en una casa de ensueño? Si os apetece desconectar de la ciudad y alojaros en una cómoda masía o una casa grande y amplia, os traemos una lista de algunas de las casas más lujosas de Cataluña para vivir una experiencia única. 

¡Podéis sentiros súper conectados con la naturaleza durmiendo en alojamientos de lo más originales, llenos de lujo y comodidades! Os invitamos a descubrir y redescubrir la costa catalana, sus playas, sus calas y sus pueblos delante del mar y el interior más rústico y rodeados de naturaleza. Los pueblos costeros tienen un ambiente distinto, un aire puro y un aroma a mar que invita a relajaros y no pensar en nada más que en disfrutar de la desconexión. Y, los pueblos de interior son pequeños paraísos alejados del turismo convencional que esconden rincones variados, desde increíbles parajes naturales hasta el más sorprendente centro histórico. 

¡Aventuraros a descubrir nuevos lugares catalanes y disfrutar de una escapada diferente y de lo más especial!

Foto: Airbnb Casa Ullastret
Foto: Airbnb Casa Ullastret
Casa Ullastret

1. Una masía del siglo XVII modernizada en Ullastret, Baix Empordà

¿Os imagináis relajaros un fin de semana en una casa entre prados y campos con brisa marina? Ullastret es un pequeño pueblo a pocos minutos en coche de las playas de la costa Brava, como Pals, Begur, Calella y de los pueblos medievales del interior de la costa catalana. Os descubrimos esta casa de diseño construida a partir de las raíces de una masía del siglo XVII. Una casa con paredes empedradas de la antigua masía y grandes ventanales modernos que dan paso a un techo de mimbre rodeado de enredaderas verdes al más estilo boho.

La casa está situada delante de los antiguos poblados ibéricos de Ullastret y Llabià donde podréis empezar a descubrir los primeros rastros medievales de la zona y seguir visitando Peratallada, Monells y las restas arquitectónicas como el castillo medieval. También podréis disfrutar de pasear por las playas, andar por el camino de ronda y disfrutar de las vistas desde las calas más particulares y sorprendentes, Para los amantes de las antigüedades entre Ullastret y la playa más cercana está repleto de anticuarios y pequeñas tiendas con reliquias y clásicos. 

Esta masía modernizada os sorprenderá por su ambiente relajado y la tranquilidad del lugar que os hará disfrutar de un fin de semana de relax y desconexión. Sin salir de la casa podréis disfrutar de comidas y cenas al fresco en el porche de madera perfectamente decorado y de días de sol en la piscina al más estilo ibicenco. ¿Os han llegado las ganas de una escapa? Y… ¿descubrir este alojamiento de ensueño?

Foto: Airbnb Casa Palau-Savardera
Foto: Airbnb Casa Palau-Savardera
Casa Palau-Savardera

2. Un castillo moderno y lujoso en Palau-Saverdera, Alt Empordà

¿Os imagináis  pasar un fin de semana en un antiguo castillo del Empordà? Entre un entorno rural, con vistas, piscina, terraza, ventanales y arcos de piedra antiguos, os espera un fin de semana de lujo. En pleno Alt Empordà, disfrutar de una casa con paredes del antiguo castillo medieval con más de dos mil años de historia es todo un privilegio. Para desconectar de la ciudad y del ruido, esta casa aislada en Palau-Saverdera es una opción magnífica para respirar aire puro y descubrir el interior del Empordà.

Este pueblo empordanès es un buen punto de partida para recorrer el triángulo del pintor Salvador Dalí: Cadaqués, Figueres y Púbol. Situado cerca de la frontera invita a emprender rutas pintorescas para visitar el sur de Francia y la Costa Brava, como la ciudad medieval de Carcassonne. 

Esta casa llena de sorpresas y rincones inesperados desprende tranquilidad solo pensando en el jardín cubierto de verde y una piscina de paredes blancas y agua cristalina a conjunto con el estilo entre moderno y rústico más tradicional de las casa. Si os animáis a disfrutar de un fin de semana sentirnos como auténticos príncipes y princesas en un castillo modernizado y con todas sus comodidades, adelante. ¡Preparadísimos para adentraros en él Empordà y vivir una experiencia completamente diferente!

Advertising
Foto: Airbnb Casa Calabuig
Foto: Airbnb Casa Calabuig
Casa Calabuig

3. El Mas Pla con estilo ibicenco en Calabuig, Alt Empordà

¿Conocéis Calabuig? ¿Y el Mas Pla? Os acompañamos a descubrir las primeras pistas de estos lugares para invitaros a disfrutar de unos días distintos y haceros entrar el hambre…

En plena naturaleza pura, en el interior del Alt Empordà, una de las zonas más altas y más auténticas del norte de Catalunya y apartada de las típicas, tópicas rutas turísticas, encontramos Calabuig. Un espacio para vivir una experiencia distinta, un turismo relajado, lento y agradable con días de descanso, lectura o simplemente estar tumbados en la hamaca delante de la playa contemplados los extensos campos del empordanès interior.

Este alojamiento de lujo y que no os imagináis, ¡existe! Es una finca única rodeada de un paisaje excepcional con un maravilloso jardín privado de tres hectáreas de extensión para pasear sin parar bajo el cielo del Empordà. Hay tres casas independientes y un estudio. La casa tiene estancias más amplias de lo que te puedas llegar a imaginar y una decoración exquisita perfectamente de acuerdo con el paisaje que la rodea. La larga piscina y el pequeño porche rodeado de flores y plantas es ideal para dejar pasar el tiempo sin mirar el reloj. A veces, no haciendo nada, ¡es cuando haces todo lo que necesitas! La idea es relajarse y disfrutar. ¿Os hemos convencido? ¡Hacia el Mas Pla!

Foto: Airbnb Casa Altafulla
Foto: Airbnb Casa Altafulla
Casa Altafulla

4. La Pallissa de la Nona en Altafulla, Tarragona

¿Playa, historia, turismo rural, desconexión y relax? Estos son algunos de los muchos motivos que os proponemos para disfrutar de unos días en el pueblo costero del Tarragonès, Altafulla. Además, os proponemos un alojamiento que os hará imposible decir que no a esta propuesta de escapada familiar, en pareja o con amigos. 

La Pallissa de la Nona es una antigua masía reformada y perfectamente acomodada en el bello medio del pueblo de Altafulla, un pueblo repleto de historia y restos de la época medieval. Este alojamiento está situado delante del castillo medieval del pueblo, que ya invita a hacer turismo relajante y después disfrutar de un largo día de playa acabando en un paseo delante del mar. Una casa con chimenea para los días de frío y con terraza para cenas al fresco en las noches de verano, una casa para disfrutar durante cualquier época del año con todo tipo de compañía.

La playa tarragonina invita a no levantarse de la toalla y la casa con zonas antiguas conservadas con un pozo construido en el siglo pasado y estancias muy modernizadas como la cocina instan a desconectar y disfrutar de unos días de vacaciones. ¿Qué pensáis vosotros? ¿La Pallissa de la Nona os anima?

Advertising
Casa Cadaqués Foto: Airbnb
Casa Cadaqués Foto: Airbnb
Casa Cadaqués

5. Super lujosa y de diseño avantguardista en Port de la Selva, Alt Empordà

¡Uaaaau! Será posiblemente la expresión que haréis cuando os quedeis bocabiertos en ver la casa avantguardista situada en Cap de Creus. Esta zona del norte del territorio catalan es apreciada y valorada por sus playas, calas, acantilados y el ambiente mediterraneo que se respira. 

Si tenéis que decidir donde pasar unos días de sol y playa, debéis hacerlo con condiciones de lujo igual que el paisaje lujoso y maravilloso que os espera en Port de la Selva. Es por eso, que os contamos las peculiaridades de esta espectacular casa entre rocas de los acantilados sobre del mar. Desde fuera se aprecia un conjunto de cuadrados que forman la estructura visual de distintas casas una sobre de la otra, ¡pero no! Todas las formas geométricas se conectan en el interior de la casa creando un amplio comedor con grandes ventanales desde donde disfrutar de vistas al horizonte infinito. Con una terraza de piedra donde comer con el aire de la tramuntana entrando desde el mar y una piscina que parece que no tenga final, ubicada perfectamente en la misma línea del agua del mar, como si de una piscina gigante se tratara.

Parece impensable e imposible que exista un lugar tan bien ubicado y cuidado hasta el último detalle y rincón de la casa. Y, pensar que está situada en Port de la Selva, uno de los pueblos más cerca de la frontera y situados en el auténtico Alt Empordà desde donde explorar la maravilla natural como es el Cap de Creus. ¿Estáis de acuerdo? ¡Disfrutadla!

Foto: Airbnb Casa Sant Pere de Ribes
Foto: Airbnb Casa Sant Pere de Ribes
Casa Sant Pere de Ribes

6. Rodeada de hectáreas de naturaleza en Sant Pere de Ribes, Sitges

 

¿Queréis dormir en una masía moderna rodeada de un paraje natural privilegiado? Os encantará este complejo rural con encanto situado en la población de Sant Pere de Ribes, Disfrutareis de un paisaje increíble rodeado de campo y naturaleza y cerca de la ciudad de Sitges, donde disfrutar de días de sol y playa. Del campo a la playa. ¡Un entorno que os sorprenderá!

El complejo recoge un alojamiento que desde fuera se admira una masía perfectamente ciudad y en su interior encontraremos una casa al más estilo Formentera con paredes blancas y con un encanto especial. ¡En el interior, os sentiréis relajados con las amplias estancias y perfectas para pasar unos días de desconexión en un alojamiento diferente! Con un aislamiento acústico y el silencio del entorno harán de esta una escapa de lo más especial. Solo escuchando el sonido del viento moviendo las hojas y los pájaros cantando, porque la casa está situada entre campos, naturaleza y ambiente completamente rural. 

Además, dispondréis de una piscina canal, alargada con el suelo y las paredes creando el color verdoso del agua del mar con una cascada cayendo de la pared empedrada de la masía. Disfrutaréis del entorno después de un refrescante baño de forma íntima en vuestro espacio particular. ¡Os encantará!

Recomendado

    También te gustará

      Advertising