Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Lloret de Mar
Foto: Lloret de MarLloret de Mar

Cinco motivos para escaparse a Lloret de Mar este verano

¿Sentís el calor y queréis huir del tráfico de la ciudad? Si tenéis ganas de hacer una escapada cercana, que incluya mar, naturaleza, patrimonio y cultura, en Lloret de Mar encontraréis esos escenarios y muchos otros que os sorprenderán. ¡Os lo explicamos!

Time Out en colaboración con Ajuntament de Lloret de Mar
Publicidad

Catalunya está llena de destinos para todos los gustos. Y si sois de los que no podéis decidir entre ir a un lugar con playas largas o calas de ensueño, pasear entre espacios naturales y llenos de flores o entre edificios singulares, Lloret de Mar es vuestro destino. Allí, la decisión más difícil será quedarse los días planeados o atreverse a pedir unos días más de fiesta y alargar al máximo la estancia.
Situado entre los primeros sitios que dan la bienvenida a la preciosa Costa Brava, Lloret de Mar ofrece un montón de propuestas culturales, de patrimonio y tradiciones, así como actividades de aventura que nos llenan de adrenalina, buena gastronomía que nos hará chupar los dedos, una naturaleza verde y viva que nos conduce por caminos de ronda y, por descontado, playas de agua transparente.
Un rincón de pescadores milenario como Lloret de Mar tiene mucho por enseñaros. Y nosotros, para demostrároslo, os explicamos cinco motivos para que planifiquéis vuestra escapada a este rincón multifacético de la Costa Brava.

Un azul que no se olvida
Foto: Lloret de Mar

1. Un azul que no se olvida

¿Qué os podemos decir de nuevo sobre las playas y calas de la Costa Brava? Son unas de las más queridas de todo el país y, entre ellas, se esconde una de Lloret de Mar que ha robado el corazón de todos sus visitantes. Se trata de Sa Boadella, que hace dos años fue considerada como la sexta mejor playa de Europa por la European Best Destinations, la segunda mejor de España y la mejor de Catalunya. ¡Una maravilla de rincón!
Pero no es la única playa donde podréis plantaros con vuestras toallas y disfrutar de un azul espectacular: también pasaréis horas y horas bajo la sombrilla en playas como la de Lloret, Fenals, Santa Cristina o Cala Canyelles.

Una mirada al pasado
Foto: OSCAR GUTIERREZ PHOTOGRAPHY

2. Una mirada al pasado

Lloret de Mar tiene un gran vínculo con el mar y una larga tradición marinera que aún a dia de hoy se respira en diferentes rincones de la ciudad siendo especialmente destacable la huella que dejaron los indianos. Estos navegantes lloretenses, conocidos como americanos, a mediados del siglo XVIII fueron a América en busca de fortuna. Esto conllevó que las playas de Lloretfueran el escenario de la construcción de grandes barcos preparados para estos largos viajes. Al volver, los Americanos transformaron el paisaje de su población construyendo casas y edificios inspirados en  la corriente modernista del momento y de sus recuerdos de las Américas.
Si queréis descubrir su legado, no os perdáis la ruta de los indianos de Lloret de Mar. Podéis empezarla en el Cementerio Modernista, que pertenece a la Ruta Europea de Cementerios y está declarado como Bien de Interés Cultural. Además, es uno de los principales ejemplos de arte fúnebre del siglo XIX de Catalunya y conserva una importante huella indiana. Continuad por el Museu del Mar, más conocido como Casa Garriga: una de las casas indianas más relevantes de Lloret de Mar y, a la vez, un espacio que ejemplifica el vínculo del pueblo con el mar.
Y no podéis dejar de pasar por la casa-museo Can Font, una casa indiana que data de 1877 y que se ha conservado con mucho mimo hasta el día de hoy. Y para redondear la visita, haced una parada en la iglesia de Sant Romà: en un día soleado, ¡sus colores os llenarán de alegría!

Publicidad
Oasis verdes cerca del mar
Foto: Daniel Bron

3. Oasis verdes cerca del mar

¿Y si descubrimos Lloret de Mar por su litoral? Es una manera ideal para disfrutar de la cara más natural y colorida de este sitio y, además, encontraréis caminos de ronda para contemplar las calas y playas des de una perspectiva diferente. Uno de los más conocidos es el que va desde Lloret de Mar hasta Blanes: ¡un recorrido por caminos y bosques idílicos, mágicos y tentadores! Y es que seguro que no os podréis resistir a hacer una parada en alguna de sus calas para remojaros.
De camino, encontraréis los jardines de Santa Clotilde, miembro de la Ruta de Jardines Históricos del Consejo de Europa, un espacio privilegiado situado en la cima de un acantilado entre Cala Boadella y la playa de Fenals. Su arquitectura laberíntica incluye fuentes, estatuas y lagos que serán el ingrediente perfecto para que vuestros ‘selfies’ revolucionen Instagram.

Subir, bajar, remar, sumergiros… ¡no pararéis!
Foto: Lloret de Mar

4. Subir, bajar, remar, sumergiros… ¡no pararéis!

Con un entorno como este, las posibilidades son infinitas. No hay nada mejor que aprovechar cada hora de sol de verano para disfrutar de experiencias diferentes, como hacer paddel surf o rutas en kayak. También podéis apuntaros a excursiones en barco para seguir el litoral de Lloret y descubrir el paisaje submarino haciendo snorkel con los más pequeños.
Además, una de las características de Lloret de Mar es su ambiente divertido, alegre y festivo que ofrecen sus hoteles, con atracciones acuáticas o actividades de dinamización infantil. ¡Es un paraíso para los más pequeños!
De hecho, en distintas playas de Lloret de Mar encontraréis el Miniclub, donde niños de entre 3 y 12 años podrán disfrutar de un área de juegos infantiles, talleres y actividades lúdicas, educativas y deportivas.
Eso sí, en Lloret de Mar también encontraréis una oferta de hoteles solo para adultos para reencontraros con esa intimidad y tranquilidad tan buscada durante todo el año.
Y tampoco faltará la cultura al aire libre, con espectáculos de teatro, circo o conciertos de gran calidad artística en el Lloret Outdoor Summer Festival o en el festival SOM de Mar.

Publicidad
A la mesa con productos locales
Foto: Lloret de Mar

5. A la mesa con productos locales

En una ubicación de costa como Lloret de Mar, ya os podéis imaginar que la buena comida no falta nunca. La variedad de gastronomías que podréis probar será bien amplia: encontraréis desde lugares donde devorar platos rápidos hasta restaurantes donde hacer una pausa larga, degustando cada bocado que os llevéis al paladar.
Por descontado, el pescado y marisco de esas aguas azules son uno de los platos fuertes de la zona. ¡Pero también encontraréis platos de todo el mundo que os transportarán allí donde más os apetezca!
Además, las terrazas de Lloret de Mar también destacan por su buen ambiente a media mañana (¡que no falten las patatas bravas ni el vermú!) y por su tranquilidad a media tarde… ¡seguro que caerá algún helado! O un daiquiri: ¿sabíais que el lloretense, Constantí Ribalaigua Vert, fue la persona que perfeccionó la receta de este cóctel en su estancia en La Habana?

Recomendado
    También te gustará
      Publicidad