Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Disfrutad del Pedraforca y de las minas con una escapada al Berguedà

Disfrutad del Pedraforca y de las minas con una escapada al Berguedà

También conoceremos el conjunto paleontológico con huellas de saurópodo más extenso de Europa

Mines de Cercs
Por Xavier Amat |
Advertising

El Pedraforca es la cima más conocido del Berguedà y se encuentra entre los picos más emblemáticos de todo el país. Así que queremos hacer una breve escapada a la comarca para pasear por sus entornos y tomarle fotografías por todos los costados. Pero eso lo dejaremos para el final: primero nos adentraremos en unas minas de carbón hoy ya cerradas y también iremos a encontrar huellas de unos habitantes muy especiales que campaban por estas tierras hace varios milenios...

CON LA COLABORACIÓN DE BARCELONA ÉS MOLT MÉS Y LA DIPUTACIÓ DE BARCELONA.

Dinosaures Fumanya Figols Berguedà

Cercs y Fumanya

Os hemos preparado una mañana ideal si este viaje lo hacéis con niños. Y si no es el caso, ¡seguro que también lo disfrutaréis! Nos dirigimos a Sant Corneli de Cercs. Aquí, a 920 metros de altitud, la explotación minera que a lo largo de 140 años desarrolló la empresa Carbones de Berga, S.A., llenó de vida este lugar. De vida, y también de muerte, porque como es sabido las condiciones de trabajo de los mineros eran de lo más duras, y muchos perdieron la vida bajo tierra. La visita a las Minas de Cercs sirve para recordarlos y homenajearlos, al tiempo que aprendemos un montón sobre la extracción del carbón y también sobre la vida en la colonia. Una colonia que fue de las más importantes del país: vivían aquí alrededor de 3.000 personas en el momento más álgido. Hoy todavía residen un centenar largo de vecinos.

Antes de entrar en la mina damos un paseo por el museo, que presenta una amplia y didáctica exposición. Se reproducen espacios de la colonia minera como un aula de la escuela y un dispensario, y justo al lado del museo se puede acceder a la vivienda de un trabajador de los años cuarenta del pasado siglo. Y ahora sí, ¡ha llegado la hora de ponerse el casco, subirnos al tren y adentrarnos en las profundidades de la tierra!

Cuando hayamos terminado, os invitamos a ir aún mucho más atrás en el tiempo: ¡a la época de los dinosaurios! A sólo 7 kilómetros de las minas está el conjunto paleontológico de Fumanya, el yacimiento europeo más extenso con huellas de saurópodo del Cretácico superior y uno de los más importantes de todo el mundo. Visitando el Centro de Interpretación sabremos que la relación entre estos "animalitos" y el carbón es más estrecha de lo que quizás de entrada nos puede parecer: fue para la explotación minera que en este lugar se llevó a cabo entre 1975 y 1986 que se descubrieron las huellas de dinosaurio, ¡más de 3.500!, y que los dinosaurios desaparecieron hace 65 millones de años, a finales del Cretácico, que es el período en el que se formó el lignito y en el que la formación geomorfológica de los Pirineos se verticalizó. El yacimiento de Fumanya, situado en el término municipal de Fígols, es Bien Cultural de Interés Nacional y aspira a ser declarado Patrimonio Natural de la Humanidad por parte de la UNESCO.

Pedraforca Berguedà

Una M gigante

Es la hora de ir a comer, y lo haremos en un hostal que seguro tiene una de las mejores, si no la mejor, panorámica del Pedraforca. Su nombre no podría ser otro, Hostal Pedraforca, y se encuentra en las afueras de Saldes. Conscientes de este tesoro, el comedor es generoso en ventanales y mientras coméis podréis contemplar la majestuosa M que forman los dos picachos unidos por un cuello. Más allá de las vistas, en el restaurante del Hostal también encontraréis buena comida, basada en cocina de temporada y tradicional.

Y para terminar la escapada, como ya os habíamos prometido, caminaremos por los alrededores del Pedraforca, este macizo gigantesco y solitario que forma parte del Parque Natural del Cadí-Moixeró. Si sois expertos excursionistas, el Pedraforca es uno de esos picos que tenéis que coronar al menos una vez en la vida. Pero como no sabemos si es el caso, os proponemos una excursión mucho más suave, para descubrir las calles y el patrimonio de Saldes mientras contemplamos el macizo. Veréis la iglesia de San Martín, los restos del castillo, la ermita de Santa María, y, a partir de ésta, podemos ir siguiendo los hitos que nos adentrarán en la Naturaleza generosa que hay a los pies del Pedraforca. Unos puntos ideales donde llegar e ir cerrando nuestra escapada pueden ser el mirador de Gresolet y el refugio de Lluís Estasen.

Museos e instituciones, Ciencia y tecnología

Museu del Ciment Asland

Ahora hará 100 años que la espectacular fábrica de cemento impulsada por Eusebi Güell en las afueras de Castellar de n'Hug entró en funcionamiento, y 40 que cerró las puertas. Por suerte, hoy podemos seguir visitando esta singular construcción de aires modernistas y escalonada siguiendo la pendiente de la montaña para aprovechar la fuerza de la gravedad en el proceso de fabricación de cemento. Las visitas contemplan un itinerario externo por las ruinas industriales, y en el interior, donde está el centro de interpretación que nos ayudará a entender mejor el funcionamiento de la fábrica.

Museos e instituciones, Ciencia y tecnología

Museu de les Mines de Cercs

Una de las visitas más singulares y atrayentes en la comarca, y en el que disfrutarán desde los más grandes hasta los más pequeños, ya que se entra dentro de una auténtica mina de carbón con un tren minero. Es un trayecto de 450 metros por la galería Sant Romà que permite hacerse una idea de cómo era el trabajo en estas minas. Antes, un poco de historia y de conocimientos sobre los usos del carbón y la vida de los mineros, y la encontraremos en las salas de exposición permanentes, dentro de un edificio que inicialmente era un convento de monjas. Sin duda, una visita que tarde o temprano tenéis que hacer en el Berguedà.

Advertising
Museos e instituciones, Historia

Casa de la Patum

En Berga, el espíritu de la Patum se respira todo el año. Pero, eso sí, la fiesta sólo la podrá ver en la calle los días que toca, para Corpus. Si no se puede ir por estas fechas, siempre os queda el recurso de entrar en la Casa de la Patum y al menos hacer una cata de esta histórica y reconocida fiesta popular. En la Casa se ​​guardan y exponen los trajes y figuras de las comparsas, mientras que en el Centre d’Interpretació se explica con todo detalle en qué consiste la fiesta. Seguro que os vendrán ganas de ir, o de repetir si ya se ha vivido.

Museos e instituciones, Historia

Centre Medieval i dels Càtars

El Berguedà tuvo un papel muy destacado en la historia del catarismo, sobretodo a la hora de recibir los últimos cátaros huyendo de sus perseguidores. Es por ello que en el antiguo palacio de Pinós de Bagà hay una exposición permanente en la que diferentes personajes, como Guillem de Berguedà y los Mataplana, os explicarán quiénes eran los cátaros y sus lazos con el Alt Berguedà, y en especial con Bagà. También conoceréis cómo eran estas tierras alrededor de los siglos XII y XIII.

Advertising