Escapada a la Costa Daurada: entre Tárraco y los castillos medievales

Salida al Tarragonès que nos permite conocer algunos lugares del pasado romano de la comarca y construcciones de la Edad Media
Pont del Diable Tarragona
©Manel Granell
Por Xavier Amat |
Advertising

La Villa Romana de Centcelles, el Puente del Diablo, la cantera del Mèdol, la Anilla Verde, las desembocaduras de los ríos Francolí y Gaià, o los castillos del Catllar, Montoliu o Tamarit, son sólo algunos de los espacios que descubriremos en esta intensa escapada de 48 horas por Tarragona y sus alrededores, en plena Costa Daurada.

CON LA COLABORACIÓN DEL PATRONAT DE TURISME DE TARRAGONA

Vil·la Romana de Centcelles
© MNAT / G. Jové

Tarde día 1: una muestra única de arte paleocristiano

Nada más llegar a tierras tarraconenses os proponemos visitar la Villa Romana de Centcelles, a seis kilómetros de la capital, gestionada por el Museo Nacional Arqueológico de Tarragona y declarada Patrimonio de la Humanidad por parte de la UNESCO. Recomendamos hacer una visita guiada para no perderse detalle de este conjunto, una muestra única de arte paleocristiano, la más antigua del mundo romano que se conserva. Si viajáis con niños, aún con más motivo podréis elegir acercaros a Centcelles, ya que en la Villa se desarrollan actividades expresamente dirigidas a los pequeños, desde talleres hasta la narración de un cómic presentado en forma de mosaico.

La visita puede convertirse en un excelente preludio para escaparse a cenar a Tarragona, con docenas de restaurantes que ofrecen platos con los ingredientes de la cocina Mediterránea y en un entorno arquitectónico singular.
Pont del Diable Tarragona activitats

Día 2: la Anilla Verde, los ríos y el Mèdol

Con un recorrido de 34 kilómetros, la Anilla Verde de Tarragona os permitirá descubrir un entorno natural magnífico, marcado por los tramos finales de los ríos Francolí y Gaià y también, claro está, por la presencia de los caminos junto al mar. La ruta se puede hacer a pie, en bicicleta o, parcialmente, en coche, y en algunos puntos hay conexión con transporte público. Así que elegid la forma que más os plazca, y destinad a ello el tiempo que estiméis oportuno, completando la Anilla o recorriéndola parcialmente. Nosotros os recomendamos empezar desde el parque del río Francolí e ir en dirección contraria al curso del río, hacia el parque del Puente del Diablo (también conocido como Acueducto de les Ferreres, Patrimonio de la Humanidad por parte de la UNESCO). En el Parque Ecohistórico del Puente del Diablo se organizan muchas actividades, que pueden ir desde visitas guiadas hasta juegos de descubrimiento para los más pequeños, así que es un buen lugar para pasar un buen rato.

Otra parada interesante en el trayecto de la Anilla Verde es la cantera del Mèdol, una de las que suministraron más piedra hace dos milenios para levantar las grandes obras de Tárraco. El conjunto, gestionado por el Museo de Historia de Tarragona, abre todos los días de la semana de 9 h a 16 h, y la entrada es libre. El elemento más emblemático de la cantera es una gran hoya de más de veinte metros de altura que nos da la referencia de la cota original antes de iniciarse la explotación.

Masías, torres, calas, huertas... La Anilla Verde ofrece muchos más atractivos a todos aquellos que la quieran descubrir.
Advertising
Castell de Creixell

Día 3: castillos del Baix Gaià

Para el último día os hemos reservado conocer el camino de los castillos del Baix Gaià, para saborear el legado que se construyó en esta parte de la comarca del Tarragonès a partir del siglo X. En aquellos tiempos, la cuenca del río Gaià marcaba la frontera entre los condados de Barcelona y el Andalus, así que el territorio se llenó de castillos como el de Altafulla, el Catllar, La Nou de Gaià, Montornès, Montoliu, Vespella, Ferran o Tamarit. El camino pasa por estas ocho construcciones, siguiendo el río Gaià y el GR-92, y se puede hacer a pie o en BTT. Como ya os comentábamos para el recorrido de la Anilla Verde, dedicad a ello el tiempo que os plazca haciendo toda la ruta o sólo un tramo, y sed siempre conscientes de vuestras capacidades físicas y preparación.

Si os queda tiempo antes de volver a la rutina, visitad Creixell, donde veréis un castillo del siglo X y también una playa en un entorno natural muy bien preservado y con vegetación y fauna singulares. Un buen lugar donde soltar un "hasta la vista" a la Costa Daurada.

Vil·la Romana de Centcelles
© MNAT / G. Jové
Qué hacer

Vil·la Romana de Centcelles

Localizada en Constantí, a 6 kilómetros de Tarragona, es un monumento clave del arte paleocristiano. En una de sus estancias, conservada en su totalidad, se puede contemplar el mosaico de cúpula de temática cristiana más antiguo del mundo romano. Se llevan a cabo visitas guiadas y también actividades para los más pequeños. La Villa está declarada Patrimonio de la Humanidad por parte de la UNESCO.

Lugares de interés

Can Bofill

Antiguo chalet rodeado de palmeras y situado al final del paseo Marítimo de Torredembarra, fue construido a principios del siglo XX por unos veraneantes en la población, y actualmente es la sede de gestión del Espacio de Interés Natural dels Muntanyans.

Advertising
Qué hacer, Espacios para celebraciones

Anfiteatro romano

Posiblemente la imagen más conocida de Tarragona es la de su anfiteatro junto a la orilla del mar. De forma ovalada y con gradas excavadas en la roca, en este espacio tenían lugar las luchas de gladiadores, entre ellos o contra fieras, y también las ejecuciones públicas. Ya extinguido el Imperio Romano, en el siglo VI se edificó una basílica visigoda y, más adelante, una iglesia medieval.

Qué hacer, Espacios para celebraciones

Catedral y Museo Diocesano de Tarragona

La Catedral, dedicada a Santa Tecla, se levanta en el punto más alto de la ciudad y se consagró en 1331. Merece una visita, y así conoceréis también su claustro, un conjunto arquitectónico y escultórico excepcional a caballo de los siglos XII y XIII. En cuanto al Museo Diocesano, destacamos su colección de tapices.

Advertising
Museos e instituciones, Arte y diseño

Museo Nacional Arqueológico de Tarragona

Es el museo más antiguo de Cataluña en su especialidad, y actualmente el centro más importante para la recuperación, conservación, investigación y difusión del patrimonio procedente de la ciudad romana de Tarraco y su área de influencia. Se pueden ver multitud de piezas de la época romana, especialmente sus valorados mosaicos. También forman parte del MNAT otros espacios como la villa romana de los Munts y la de Centcelles.

Qué hacer, Espacios para celebraciones

Pretorio y Circo Romano

Una visita a dos de los elementos más importantes que se conservan de la época romana. Primero, el circo, construido en el siglo I dC con una supuesta capacidad para unos 30.000 espectadores. Una parte importante resta bajo las calles de la ciudad, pero otra es muy visible. Está conectada por pasillos subterráneos con el Pretori, una torre con las escaleras que conectaban la ciudad baja con el foro provincial. En el siglo XVI se convirtió en palacio de los reyes de la Corona de Aragón.

Advertising
Esta página ha migrado a nuestro nuevo diseño de modo automático. Si ves algo que te parece raro, avísanos a feedback@timeout.com