Escapada a Reus: modernismo a raudales y ciudad de las compras

La Casa Navàs, el Instituto Pere Mata o el Gaudí Centre son sólo algunas de las visitas que haremos en esta salida
Por Xavier Amat |
Advertising

En la ciudad de niñez de Antoni Gaudí veremos edificios excepcionales, por dentro y por fuera, de Montaner y otros arquitectos de la época. Las calles comerciales son uno de los otros atractivos de este gran municipio de la Costa Daurada, donde tampoco nos olvidaremos de tomar un vermut.

CON LA COLABORACIÓN DE L'AGÈNCIA DE PROMOCIÓ DE CIUTAT DE REUS

Reus

Tarde día 1: la Ruta del Modernismo

Reus es, después de Barcelona, la ciudad que tiene más edificios modernistas. Y una parte importante de los más emblemáticos se encuentra en las inmediaciones del centro, o sea que los podemos visitar fácilmente a pie, siguiendo un itinerario (Ruta del Modernismo) que ya hay establecido, señalizado y con los edificios identificados con una placa, y que podemos recoger en forma de folleto en la Oficina de Turismo, situada en la emblemática plaza del Mercadal. Y es precisamente esta plaza un buen lugar donde empezar, ya que allí está la magnífica Casa Navàs, obra genial de Lluís Domènech i Montaner, que hoy admiramos por fuera pero que mañana por la mañana conoceremos por dentro, en una visita guiada que hay que reservar previamente a Turismo. Entrad en la tienda de tejidos que hay en la planta baja, diseñada también por Montaner y que conserva el mobiliario original y el espíritu del comercio de principios del siglo XX.

A continuación tomamos la calle de Monterols, con dos casas del arquitecto Pere Caselles (el más prolífico de la época en Reus), y más adelante, en el Raval de Santa Anna, podemos contemplar, lado por lado, la casa Serra , de Joan Rubió, y la casa Marco, de Pere Domènech. En la calle Llovera tenemos hasta cuatro edificaciones modernistas destacadas, tres de ellas de Caselles y una de José Subietas. También de Caselles es la casa Ramon Vendrell, en la calle Ample, y la casa Sardà y las escuelas Prat de la Riba, que encontramos en la avenida que, como el centro educativo, lleva el nombre del primer presidente de la Mancomunitat. Pasadas las escuelas, tomamos a la izquierda el paseo Sunyer hasta conocer dos edificios de tipo industrial: la estación Enológica (de nuevo, de Caselles), y prácticamente detrás el antiguo matadero, hoy Biblioteca Central Xavier Amorós, en este caso también de Caselles y Francesc Borràs. Seguimos después por la calle Sant Joan, que acoge un gran número de edificios de la Ruta del Modernismo, como el Dispensario Antituberculoso, obra de Joan Rubió i Bellver, arquitecto discípulo y colaborador de Gaudí, separado de la calle por un pequeño jardín. En esta calle destacan especialmente dos obras de Montaner: la casa Rull y la casa Gasull. La primera, de 1900, fue el primer encargo privado (por parte del notario Pere Rull) que recibió Montaner en Reus tras su llegada a la ciudad para construir el Instituto Pere Mata. La segunda, fue construida para el empresario Fèlix Gasull en 1911, y ya anuncia la llegada del Novecentismo en la ciudad.

En la plaza Prim, tomamos el Raval de Jesús, que nos lleva a la espléndida casa Munné, y, yendo a la izquierda, a la casa Iglesias, ambas de nuevo de Caselles. Volvemos a salir a la plaza del Mercadal, pero aún podemos alargar un poco más el itinerario si vamos hacia el Raval de Sant Pere, donde está la casa Homdedéu y la casa Anguera, y finalmente podemos entrar de nuevo en el Mercadal desde la calle de Galanes y así salir al lado de la casa Piñol. El itinerario no nos sirve tan sólo para descubrir los edificios modernistas, sino que también hemos pasado por otros lugares que hay que visitar en Reus, como la conocida plaza Prim, con la escultura del famoso militar y político hijo de Reus, donde hay el histórico teatro Fortuny, o algunas de las calles comerciales más animadas de la ciudad. Varios establecimientos (como el caso ya explicado de la tienda en la planta baja de la Casa Navàs), conservan su encanto de los primeros tiempos de funcionamiento; para comprobarlo, adentráos por ejemplo en la Cereria Salvadó (en la plaza del Castell) o en El Barato (en la plaza Sant Pere).

Casa Navàs, Reus

Mañana día 2: la Casa Navàs y los mercados

Si hoy es sábado y, como decíamos antes, os habéis inscrito previamente, podéis visitar por dentro la Casa Navàs, una de las casas modernistas más espectaculares de Europa. Esquinera, el interior refleja la alta posición social de quien hizo el encargo a Montaner, el comerciante Joaquim Navàs. Cerámica, vitrales, esgrafiados o mosaicos se combinan en una vivienda preciosa, culminada por el mobiliario del también modernista Gaspar Homar.

Terminada la visita, podemos dar una vuelta por el mercado central de Reus, en la calle de Sardà i Cailà, en funcionamiento desde 1949 pero remodelado a fondo a principios de los años 90, con una gran variedad de productos de calidad del territorio. En el Mercado encontraréis el aceite de oliva DOP Siurana, la avellana DO Reus y los excelentes vinos con denominación de origen de la zona. Pasead también por el mercadillo exterior, muy animado, y donde encontraréis de todo.

Y antes de comer hay que tomarse un buen "vermut de Reus", la bebida típica de la ciudad. Os sugerimos que para degustarlo vayáis a La Ferretería (plaza de la Farinera), en El Café de Reus (en la calle Doctor Fortuny, con terraza en la plaza del Mercadal), o en la Casa Coder (en la plaza del Mercadal), ya que se trata de establecimientos ubicados en antiguos comercios y que han conservado parte de su decoración original.

Advertising
Institut Pere Mata

Tarde día 2: el instituto Pere Mata

Otro edificio que debéis conocer por dentro es el instituto Pere Mata, también con sello de Domènech i Montaner. En este caso os tendréis que alejar un poco del centro, unos dos kilómetros (hay aparcamiento gratuito). El Pabellón de los Distinguidos, el más lujoso ya que era destinado a enfermos de alto poder adquisitivo, está abierto a visitas todos los sábados del año las mañanas de 12 a 2 y por las tardes de 4 a 6, mientras que de junio a septiembre se puede entrar de lunes a sábado de 11 a 13 y de 16.30 a 18.30.

Precedente del Hospital de Sant Pau de Barcelona, ​​el instituto psiquiátrico Pere Mata es formado como el de la capital catalana de varios pabellones. El impulsor fue el doctor Emili Briansó, y las obras se iniciaron en 1898. Volviendo al Pabellón de los Distinguidos, lo reconoceréis desde fuera perfectamente porque cuenta con un exterior rico en detalles, como paneles cerámicos y trabajos escultóricos en las dos fachadas. Para el interior, Domènech contó con otros grandes nombres del momento para diseñar desde los mosaicos romanos de los pavimentos del vestíbulo y del comedor hasta las vidrieras, el parqué de la sala de billar, el mural de las salas nobles, las lámparas, o los techos de la escalera. Hoy todo ello se conserva en perfecto estado, así como el mobiliario original de dormitorios y salas. Decoración abundante y elegante pero también sometida a la funcionalidad.

De vuelta al centro de la ciudad, visitaremos el Museo del Vermut, que hace pocos meses que ha abierto sus puertas en un edificio modernista. Lo encontraréis en la calle Vallroquetes, y expone más de 1.400 botellas y 300 carteles de todo el mundo relacionados con esta bebida. Aquí se sirve, claro, un vermut de Reus, y si lo deseáis podéis cenar en su restaurante.

Gaudí Centre Reus

Mañana día 3: un centro de interpretación del mundo gaudiniano

De nuevo tenemos que ir a la plaza del Mercadal. Y es que en este emplazamiento aún nos queda por ver el Gaudí Centre Reus, donde podremos conocer a fondo la obra del genio. Antoni Gaudí pasó sus primeros dieciséis años de vida en Reus, para ir después a Barcelona donde realizó la mayoría de su obra. Así que este centro de interpretación, moderno y rompedor en algunos aspectos, nos lo hace presente. La visita se inicia en la planta de más arriba con un espectacular audiovisual a tres bandas que se va siguiendo a través de unos taburetes giratorios, y cuando éste termina se abre la puerta a todo el mundo gaudiniano, con un buen puñado de maquetas gigantescas que reproducen algunos de los elementos más conocidos de sus edificios. También hay espacios interactivos o un apartado para descubrir los grandes enigmas de Gaudí. Además, recientemente el Gaudí Centre Reus ha abierto un nuevo espacio expositivo, Gaudí y el Modernismo de Reus en la primera planta, dedicado a Lluís Domènech i Montaner y el patrimonio modernista de Reus. De este espacio, destaca especialmente un audiovisual con efectos mapping indoor que nos transporta desde el Art Nouveau europeo hasta la obra de Domènech i Montaner en la ciudad de Reus.

A la hora de comer, el mismo Gaudí Centre cuenta, en la terraza de la última planta, con un restaurante, desde el que las vistas a la plaza y al campanario de Reus son sensacionales.

Advertising

Tarde día 3: las calles de infancia del genio

Gaudí no dejó obra en Reus. Pero conocemos bien su biografía y sabemos por ejemplo en qué casa vivió los primeros años (el número 4 de la calle Sant Vicenç), la iglesia donde fue bautizado (la prioral de Sant Pere), la escuela donde estudiaba y el santuario al que acudió en varias ocasiones en peregrinaje (el santuario de Misericordia). La Ruta Gaudí os llevará a todos estos lugares y otros, y es también una buena manera de acabar de conocer la ciudad. Es especialmente bonita la escultura de bronce Gaudí niño, de Artur Aldomà, donde parece ser que se ha puesto de moda hacerse selfies...

Ahora sí que vamos terminando esta intensa visita Reus. ¿Deseáis acabar con un buen sabor de boca? ¿Os ha gustado el vermut? Ya que hemos pasado por la calle de Sant Vicenç, en esta vía encontraréis la antigua fábrica de elaboración del tradicional vermut Rofes. Hoy es un restaurante, pero evidentemente podréis degustar el aperitivo de la casa, el Vermut Rofes. Quien tenga que conducir a la vuelta, ¡con moderación!

Equipamientos culturales

Museos e instituciones, Historia

Gaudí Centre Reus

Antoni Gaudí no tiene ningún edificio con su firma en Reus, pero el arquitecto está muy presente en la ciudad. Y si no, pasaros por la concurrida plaza del Mercadal y entrad en el Gaudí Centre Reus, el único centro de interpretación sobre la vida y la obra del genio. Dotado con la última tecnología audiovisual y con cantidad de espectaculares maquetas de las construcciones gaudinianas, la visita es toda una experiencia para los sentidos.

Lugares de interés

Instituto Pere Mata

Obra del arquitecto Lluís Domènech y Montaner, este hospital psiquiátrico, considerado una de las joyas del Modernismo europeo, está ubicado a unos 10 minutos en coche desde el centro de Reus. Imprescindible visitar el magnífico Pavelló dels Distingits, el único de todo el conjunto dedicado a visitas turísticas y actos culturales. Conserva intacta toda su espectacular decoración original (vitrales, cerámica, mosaicos, mobiliario...). La visita es libre, y tiene una duración aproximada de 40 minutos.

Advertising
Museos e instituciones, Arte y diseño

Museo de Reus

La planta baja del museo acoge exposiciones temporales. En la planta superior se expone de manera permanente un importante fondo arqueológico con piezas desde la prehistoria hasta la edad moderna.

Museos e instituciones

Centro de la Imagen Mas Iglesias

Equipamiento dedicado a la preservación, estudio y difusión del patrimonio visual, tanto documental como artístico. Paralelamente, en el Mas Iglesias, desde el año 2007, se coordina el festival Memorimage, festival internacional de películas con imágenes de archivo.

Advertising
Esta página ha migrado a nuestro nuevo diseño de modo automático. Si ves algo que te parece raro, avísanos a feedback@timeout.com