Escapada a Vila-seca y La Pineda: todos los tonos y sabores del agua

Proponemos un viaje relajado y divertido en las tierras de Aquopolis y de PortAventura
Por Xavier Amat |
Advertising

Vila-seca y La Pineda. Como tantos municipios de la Costa Daurada, una población compuesta por una villa interior histórica y otra tocando al mar y que en verano vive en ebullición constante. Conoceremos, en esta escapada de 48 horas, tanto la una como la otra, pero sobre todo viviremos un fin de semana divertido en el que el agua, dulce o salada, será protagonista.

CON LA COLABORACIÓN DEL PATRONAT DE TURISME DE VILA-SECA

Aquum Spa&Wellness

Tarde día 1: en busca del bienestar

No sabemos si llegáis a la Pineda mucho o poco estresados, pero no importa, porque aunque estéis muy bien pasar una tarde en un spa siempre se agradece. El Aquum Spa&Wellness es un centro con dos zonas diferenciadas. Una, con un abanico de terapias innovadoras, todas ellas acuáticas a través de diferentes espacios termales. La otra, con un montón de tratamientos para elegir con el objetivo de mimar el cuerpo y la mente. En total, 4.000 metros cuadrados de instalaciones inspiradas en los mares y océanos en busca de la armonía y el bienestar. Y, cosa no muy habitual en este tipo de centros, incluso hay un spa infantil, para niños a partir de cinco años.

Platja La Pineda

Mañana día 2: la Acequia Mayor y la playa

¿El día se ha levantado con un sol alucinante? Seguro que si es así tenéis ganas de bañaros en la playa. Antes, sin embargo, os proponemos que conozcáis la Acequia Mayor, los humedales de la Costa Daurada, una zona con cañaverales, juncales y herbazales que sirven de refugio a la fauna, entre la que se encuentra alguna especie en peligro de extinción como el pez 'fartet' y la tortuga de agua europea. Son un total de 17,3 hectáreas protegidas en el marco del Plan de Espacios de Interés Natural de la Generalitat, y que incluyen un canal de un kilómetro de longitud y dos zonas inundables, con alternancia de agua dulce y salada. La Acequia, pues, es frágil, pero podéis visitarla con guía si vais entre los meses de agosto y febrero, época en la que las aves no nidifican. Para la visita hay que reservar previamente en el Patronato Municipal de Turismo de Vila-seca, teléfono 977 39 03 62.

Ahora sí, os invitamos a ir a jugar con las olas de la playa. Tenéis tres kilómetros de arena para elegir donde extender la toalla y disfrutar de la calidad de la arena y del mar (Bandera Azul otorgada por la Fundación Europea de Educación Ambiental). En la playa hay además el Club Infantil, una zona con columpios, juegos, actividades y materiales diversos para que los más pequeños se lo pasen en grande.

Advertising
Aquopolis La Pineda
© Carles Fargas

Tarde día 2: baño con delfines

Y del mar abierto, al agua controlada. Controlada, pero no por ello menos divertida, ya que en el parque Aquopolis, donde os proponemos ir esta tarde, tenéis piscinas de olas, grandes lagos, toboganes para atrevidos y para menos atrevidos... Ahora bien, el parque acuático es conocido también por sus exhibiciones de delfines, que hacen las delicias del público con sus acrobacias. Se ofrece una experiencia seguro inolvidable, siempre y que se reserve previamente: ¡bañarse con los delfines!

La visita a Aquopolis seguro que os ocupa toda la tarde, pero si por la noche os quedan fuerzas podéis conocer la vida nocturna de la Pineda, sus restaurantes, bares, terrazas y locales de ocio.

Raval de la Mar Vila-seca La Pineda

Mañana día 3: camino a Vila-seca

Apenas hace dos años que se inauguró el Raval de la Mar, camino que une la Pineda con Vila-seca. Os animamos, pues, a dar este paseo, de poco más de tres kilómetros, o si lo preferís tomad una bicicleta, ya que el trayecto también es ideal para realizarlo sobre dos ruedas. En el recorrido encontraréis el Parque de la Torre d'en Dolça, llamado así por la torre que hay en el centro del lugar, del siglo XVI.

Y Vilaseca, claro está, la queremos conocer. Cuenta con calles y edificios históricos y singulares, como el portal de Sant Antoni, símbolo del pasado amurallado, o el castillo de Vilaseca, al norte de la población y de aspecto neomedieval, con una torre, llamada de los Olzina, posiblemente de origen romano. También merece una visita la Bodega de la Cooperativa, un edificio de 1919, novecentista, obra de Pere Domènech. Los códigos QR que encontraréis en los monumentos os ampliarán la información.

Advertising
PortAventura World 2016

Tarde día 3: ¡a PortAventura World!

Acabamos la escapada. Y cuesta mucho ir unos días a Vila-seca y la Pineda y no visitar el emblemático parque de atracciones PortAventura World. Muy probablemente ya lo conocéis, pero por si acaso os contamos que se trata de un parque inmenso, con seis áreas temáticas, un montón de espectáculos para disfrutar toda la familia, y también restaurantes con diferentes tipos de cocina. En definitiva, diversión asegurada con las novedades que como cada año hay o con las atracciones de siempre para cerrar unos días divertidos y muy pasados por agua.

Equipamientos culturales

Lugares de interés

Castillo de Vila-seca

Situado al norte de Vila-seca, este castillo de aspecto neomedieval fue adquirido por el Ayuntamiento no hace más de una década. En él destaca la Torre de los Olzina, probablemente de origen romano. La torre es de planta cuadrangular, dispone de un perímetro interior de 5,10 x 4,25 m. y sus muros exteriores están construidos con grandes sillares, de casi dos metros de grosor. En el edificio se organizan algunos actos que permiten visitar el interior, ya que habitualmente no está abierto al público.

Música, Espacios de música

Auditorio Josep Carreras

Anexo al Conservatorio de Música está este auditorio que lleva el nombre del popular tenor catalán. Acoge en el decurso del año toda clase de conciertos, ya sea de música clásica como música popular. Excepcionalmente también programa otros espectáculos, convenciones y simposios.

Advertising
Esta página ha migrado a nuestro nuevo diseño de modo automático. Si ves algo que te parece raro, avísanos a feedback@timeout.com