Escapada al Bages: lo mejor de Montserrat y de Manresa

Centramos la salida en dos lugares conocidos, sobre todo la montaña de la Moreneta, pero que siempre son de buen redescubrir
Montserrat panoràmica
© Gonzalo Sanguinetti / Diputació Barcelona
Por Xavier Amat |
Advertising

Una gran comarca situada en el corazón de Cataluña merece también una gran capital. Y la tiene. Es Manresa, una ciudad que exploraremos el tercer día de escapada desde diferentes perspectivas. Pero antes pasaremos un día y medio en la emblemática montaña de Montserrat, un lugar donde tal vez ya habéis ido pero que siempre ofrece nuevas posibilidades o el gozo del reencuentro con espacios únicos.

Tarde día 1: un museo al aire libre

Os proponemos para esta primera tarde que toméis una audioguía y vayáis a vuestro ritmo buscando los trabajos escultóricos de artistas de renombre internacional que hay en Montserrat. Y no nos estamos refiriendo dentro del Museo, sino en el exterior. Montserrat es realmente un museo al aire libre. Aquí y allá está lleno de esculturas en las que quizás en otras ocasiones no hemos prestado suficiente atención, y que ahora la audioguía nos detalla y nos permite -junto con un mapa y un librito que también nos darán- ir encontrando, mientras paseamos cerca de la basílica, en dirección a la Santa Cueva, por el Camino de los Degollados, o haciendo el trayecto del Vía Crucis. La actividad se puede reservar prèviamente vía internet, y la audioguía está disponible en seis idiomas, y en ocho el catálogo.

Montserrat monestir

Mañana día 2: el centro neurálgico de la montaña

Montserrat tiene atractivos por todos lados. Ahora bien, si un sitio actúa como centro neurálgico de todo el entorno, éste es sin duda la Abadía y sus inmediaciones, espacio de espiritualidad milenaria donde hoy siguen haciendo vida los monjes benedictinos en comunidad, donde descansa la talla románica de la Virgen de Montserrat, la Moreneta, donde la Escolanía ofrece sus maravillosas voces a los oídos de los visitantes para el disfrute de estos... Es un lugar cargado de historia y de simbolismo, que se puede visitar por cuenta propia, pero que si deseáis conocerlo mejor apuntaros a alguna visita guiada. En el itinerario os detendréis a ver el interesante audiovisual Montserrat puertas adentro, para conocer cómo viven los monjes de Montserrat, y también entraréis en el valiosísimo Museo de Montserrat, con colecciones que van desde la pintura antigua hasta la moderna, pasando por la arqueología o iconografía de la Virgen.

Advertising

Tarde día 2: desde las alturas

Andar está muy bien. Pero si por algo también se caracteriza Montserrat es por el puñado de medios de transporte poco habituales de los que dispone y que salvan los diversos desniveles de la montaña, siendo un gran atractivo por sí mismos. Quizás ya habéis llegado a la explanada de la Abadía con cremallera o teleférico. Ahora os recomendamos ir más arriba, tomando el funicular de Sant Joan y llegando así a los 1.000 metros sobre el nivel del mar, con unas vistas extraordinarias del monasterio y de muchos puntos de la geografía catalana. Os animamos a visitar el Aula de Natura ubicada en la estación superior, con información de la historia de Montserrat pero sobre todo de sus aspectos relacionados con la naturaleza, como la flora y la fauna que vive en el Parque Natural, o la curiosa morfología aserrada que le ha dado fama.

En la cima, en el Pla de las Taràntules, podéis elegir entre varios itineraris señalizados y acabar de recrear la vista, hasta el momento en que el sol empiece a decaer y el frescor se vaya apoderando de vuestra piel recordando que os encontráis a una altura considerable y que debéis volver a coger el funicular para iniciar el camino de bajada.

Cova de Sant Ignasi Manresa
© Jordi Play

Mañana día 3: capital monumental

A la mañana del último día de escapada nos dirigimos a Manresa. Y se podría decir que con este trayecto estamos repitiendo los pasos de San Ignacio de Loyola, que fue de Montserrat a la capital del Bages, y aquí pasó once meses. En una cueva natural, la Santa Cueva, escribió sus Ejercicios Espirituales, en 1522. Hoy este es seguramente el lugar de Manresa de más renombre internacional, y que podemos visitar siguiendo diferentes rutas guiadas. Os proponemos la que lleva por nombre Manresa Monumental, ya que os permitirá conocer la Cueva de San Ignacio, donde se levantó una iglesia barroca y la Casa de Ejercicios -además de conservar la cueva-, pero también visitar por fuera y por dentro el otro gran monumento representativo de Manresa, la Basílica de la Seu, edificio notable de época gótica que marca perfil en lo alto del Puigcardener, con retablos, vidrieras, baptisterio, cripta y claustro, entre otros elementos, dignos de admirar.

 

Advertising
Casino modernista de Manresa

Tarde día 3: la Manresa de la burguesía

Cambiamos de itinerario y de estilo, pero no de ciudad. La última tarde en Manresa y el Bages la dedicamos a recorrer la Manresa modernista, la que se levantó a finales del siglo XIX en dirección al siglo XX, tras el derribo de las murallas de la ciudad, y que fue incentivada por la burguesía, con ganas de lucir casa y, en consecuencia, estatus social. Nos quedan muchas, de aquellas construcciones, encargadas a arquitectos como Ignasi Oms y Alexandre Soler. De nuevo os recomendamos a conocerlas a través de una ruta guiada, para así saber todos los detalles de lo que iréis viendo.

El lugar de partida no puede ser mejor: el Quiosco del Arpa, en la plaza Major, una cucada del año 1917 que estuvo cumpliendo su función hasta no hace muchos años y que en la actualidad, en tiempo de fiestas y ferias, es punto de información. El itinerario nos lleva por la llanura del Om, un lugar concurrido y que tiene como lugar modernista destacado la farmacia Esteve, y con la escultura A la sombra, de Ramon Oms, bajo el árbol que da nombre a la plaza (¡y apellido al artista!). La Casa Lluvià, magnífica, actual sede del Col·legi d'Arquitectes del Bages-Berguedà-Solsonès, y, claro está, el Casino, quizá el edificio modernista más emblemático de Manresa -hoy acoge una biblioteca pública y un centro cultural- son sólo algunos otros edificios que seguro os gustará conocer.

Y si os quedara tiempo, otro itinerario muy recomendable es el titulado El esplendor medieval. Recorreréis el casco antiguo, conoceréis la muralla y, claro, pasearéis por la calle del Balç, estrecha y sinuosa y símbolo de la Manresa de la Edad Media. Aquí encontraréis el Centre d'Interpretació que os permitirá saber más de la Manresa de hace siete siglos. Después, sin embargo, nos tocará volver a la actualidad...

Restaurantes, Catalana

La Volta del Rector

Con la energía propia de los proyectos que comienzan, el joven –tres añitos– restaurante cardoní ofrece cocina casera de montaña y de mar, con pescado fresco tierra adentro. Roba el nombre a la arcada medieval que conecta el inmueble con la iglesia parroquial de Sant Miquel, joya gótica del obispado de Solsona. Sobre la vuelta, el rector: reposa en su casa. Y, por debajo, peatones que caminan apresurados desde hace más de siete siglos. No sólo platos, sino también, tapas, copas y música –mucha rumba.

Restaurantes

Magadins Vell

Carta de temporada y producto de proximidad son dos de los puntos fuertes de este restaurante en la capital del Moianès, con las carnes a la brasa en la primera posición de las solicitudes por parte de los clientes. Codornices, entrecots, conejo, pies de cerdo... de todo para que no os quedéis con hambre y probéis la riqueza de los fogones de la flamante comarca. Regadlo todo con alguno de los vinos de la bodega, muy bien escogidos.

Advertising
Camera
Restaurantes, Catalana

L’Ó

O, bien abierto, el "oh" que debía exclamar el chef Jordi Llobet al enterarse de que el gastronómico de Món Sant Benet ha recibido la estrella Michelin. O que, según como, lo ha conservado, porque hereda el lugar y el listón de l’Angle de Jordi Cruz. Fijáos en él, sin falta, los golosos que visitéis el monasterio románico, la Fundació Alícia, de la que recibe la maestría, o los huertos, que le proveen materia prima. La guinda del pastel alimentario del complejo pretende que, como su equipo, disfrutéis. Nada más.

Restaurantes

Cal Carter Perich

En el bonito pueblo de Mura, Cal Carter Perich sirve comida típica del lugar desde 1964, destacando dos platos "made in Mura": el revoltijo y los garbanzos de Mura gratinados con bacalao y alioli. En este restaurante familiar la oferta cambia según temporada, y si bien siempre es un buen momento para ir recomendamos especialmente que lo hagáis en otoño, con las setas protagonizando muchas de las recetas. La bodega con vinos DO Pla de Bages es otro de los elementos a destacar de Cal Carter.

Advertising
Restaurantes

Hostal Abat Cisneros

Situado en el edificio del emblemático hotel de la montaña de Montserrat, el comedor tiene sus orígenes en el siglo XVI, del que conserva la bóveda de piedra de cuando en el mismo lugar se guardaban los caballos. Hoy caballos no encontraréis, y sí una excelente comida en un ambiente tranquilo y acogedor, ideal para saborear buenos platos y reposar un rato antes de continuar vuestra jornada en Montserrat.

Hoteles

La Caseta de l'Era

¿Habéis dormido alguna vez en un antiguo granero? La Caseta de l'Era lo era, y evidentemente hoy, a fin de acogeros, está muy reformada, pero no deja de tener el aire de su primitiva función, y además la decoración, rústica, ayuda. Tiene tres habitaciones dobles, y no faltan en el exterior los juegos para niños, un huerto, barbacoa, piscina a 50 metros, e incluso animales de granja.

Hoteles

La Cabana

Un lugar para descansar, disfrutar del entorno verde, cocer carne a la brasa bajo el porche, calentarse junto a la chimenea... La Cabana es una masía del siglo XVII muy bien restaurada, que dispone de seis habitaciones, cinco baños, tres salas de estar, una cocina bien equipada... En definitiva, una opción seguro acertada tanto si vais con la pareja y sólo deseáis alquilar una habitación, como si queréis estar con un grupo de amigos.

Advertising
Hoteles

La Torre Blanca

Con 7 habitaciones y capacidad para unas 15 personas, la Torre Blanca puede sorprender por su altura de tres pisos y su color claro, y además está situada en un lugar elevado, lo que la hace aún más visible desde los alrededores. Pasar unos días aquí es todo un lujo, ya que dispone, entre otros servicios, de una piscina con cubierta retráctil, jacuzzi, baño con hidromasaje en todas las habitaciones... y recientemente ha abierto pistas de paddle. Eso sí, la casa sólo se alquila toda entera, o sea que puede ser ideal para ir con los amigos.

Hoteles

Cal Escloper

La casa data del siglo XVIII, si bien está reformada completamente y adaptada para ser un alojamiento de turismo rural con todas las comodidades del siglo XXI y con capacidad para 7 personas. Además de piscina, zona para barbacoa, porche o una zona de juegos, queremos destacar el llamado Bosquet, un agradable espacio muy cercano a la casa con bancos y hamacas, así como la tienda con productos de la comarca.

Advertising
Hoteles

Cal Sabata

A diferencia de otros alojamientos rurales, Cal Sabata no se encuentra aislada sino en medio de un pueblo, L'Estany, lo que también tiene sus ventajas. Es una casa amplia, con capacidad para una docena de personas, y con todos los servicios necesarios para pasar unos días cómodos y agradables. Dispone de un jardín cerrado de 100 metros cuadrados con porche, barbacoa, mesa y bancos.

Kursaal – Espai d’arts escèniques Manresa

El coliseo municipal manresano registra una actividad frenética que abarca espectáculos de todas las disciplinas imaginables, formación y un servicio educativo. ¡Ah! y bar-restaurante. Estamos en un edificio novecentista de los años 20 que cerró en los 80 y que resucitó en 2007 como teatro-auditorio. En la sala grande caben más de 800 almas, en la pequeña, polivalente, unas 200. Lo gestiona la asociación El Galliner y atrae a unos 75.000 espectadores cada año.

Museos e instituciones, Historia

Casa Museu Rafael Casanova

El héroe de la derrota de 1714, el consejero en jefe de Barcelona, ​​Rafael Casanova, nació en 1660 en esta casa de familia rural rica, que ha cambiado muy poco desde entonces. El edificio ya existía en el siglo XVI, pero el clan lo compró y reformó el siguiente; hay que contemplar en él la ventana gótica y las pinturas del XVIII, sobre el ciclo de Ester. Aloja una muestra sobre la época, la villa, la estirpe y el hombre, y, también, el archivo municipal y el museo local moianeses. Pertenece al Museu d’Història de Catalunya.

Advertising
Museos e instituciones, Lugar histórico

Món Sant Benet

El complejo cultural y lúdico de la Fundació Catalunya–La Pedrera cerca de Manresa os invita a ir saboreándolo poco a poco, sin atragantaros: el monasterio románico de Sant Benet de Bages, la Fundació Alicia, los huertos ecológicos, el hotel, con los tres restaurantes –uno, con estrella Michelin–, y con espacio para eventos y encuentros... Recapitulando: arte, cocina y naturaleza para todos los públicos y gustos –y bolsillos–, ligados desde 2007 en una salsa aromática. ¿Cómo la probaréis?

Museos e instituciones, Ciencia y tecnología

GeoParc de la Catalunya Central

Inédito y difícil de explicar. Abstracto y, al mismo tiempo, palpable. Y amplísimo: toda una comarca. Pero ¿qué demonios es un geoparque? Un parque geológico y minero. Un museo al aire libre que incluye casi todos los municipios del Bages más Collbató (Barcelona Norte), con cinco puntos de información y nueve centros: las cuevas del Salitre, las del Toll, Montserrat, Sant Llorenç, La Culla, Súria , el Museu de Geologia Valentí Masachs, Sallent y Cardona. Lo recorren dos rutas: Moià a Cardona y de Moià en Collbató.

Advertising
Museos e instituciones, Militar y marítimo

Castillo de Cardona

Estáis sobre el último palmo de Principado que sucumbió a los Borbones en 1714. Refugio de vizcondes, condes y duques de Cardona durante siete siglos, "reyes sin corona" por el oro blanco –la sal–, es una mole imponente con dos tesoros: la divina colegiata románica de Sant Vicenç y la torre de la Minyona. Se añaden un claustro gótico, los baluartes del XVII... Alberga un parador, museizado hace poco, y constituye, todo él, un monumento del Museo de Historia de Catalunya.

Museos e instituciones, Arte y diseño

Museu de Montserrat

No cierra jamás de los jamases. Expone la flor y nata del patrimonio de la abadía, reunido desde la devastación napoleónica. Nació en 1963, pero proviene de 1911, con los objetos de la expedición a Oriente Próximo del monje Bonaventura Ubach. Las salas modernistas de Puig i Cadafalch muestran, en dos plantas,  pinturas de los siglos XIX y XX –antigua, y contemporánea–, iconos bizantinos, orfebrería, piezas arqueológicas del mundo bíblico y 'NigraSum', sobre las peripecias de la virgen.

Advertising