Escapada al Garraf: la capital, las bodegas y Charlie Rivel

Pasaremos las próximas 48 horas conociendo diversos espacios de Vilanova y la Geltrú, Sant Pere de Ribes y Cubelles
Masia Cabanyes Vilanova i la Geltrú
© Josep Cano
Por Xavier Amat |
Advertising

El Garraf siempre ha sido una comarca que ha vivido de cara al mar. Aquí pescadores y marineros se han ganado la vida, muchos indianos se embarcaron para hacer fortuna en el continente americano, y desde hace varias décadas sus playas son una delicia para los turistas. En esta escapada no rehuiremos del atractivo que supone el azul marino, pero ya que se trata de una salida pensada para hacerla en otoño o en invierno, aprovecharemos la época para conocer muchos de los otros alicientes que tiene la comarca.

Charlie Rivel

Tarde día 1: la ciudad del clown más querido

La primera tarde iremos a la ciudad que se encuentra más al sur, Cubelles. Nos encanta especialmente el hecho de que aquí nació y murió un payaso queridísimo y que, los que tienen cierta edad, seguro que lo recuerdan con su silla, su guitarra y su aullido característico. Nos referimos, claro está, a Charlie Rivel, o lo que es lo mismo, Josep Andreu (desde 1896 hasta 1983). Así que una de las primeras cosas que hacemos es visitar la exposición permanente dedicada al clown, ubicada en el Castillo Marqueses de Alfarràs. Podréis ver una colección casi íntima, en la que no faltan su vestido y los objetos de los que se acompañaba en el escenario, así como los premios que le dieron e imágenes de sus actuaciones.

Ya fuera, os recomendamos un tranquilo paseo por esta villa costera de poco más de 13.000 habitantes. Seguro que fácilmente encontraréis la iglesia de Santa Maria, del siglo XVIII y con una fachada que imita un acolchado de piedra, y también veréis Can Travé, un gran edificio de estilo clásico que había acogido una biblioteca de mitología clásica y un gabinete de historia natural. Pero quizás lo que más nos atrae de Cubelles es su aire romántico, gracias a las construcciones que levantaron los indianos o americanos en su regreso de América. Palacios, casas, masías y fuentes como las de la calle Mayor y la calle de Sant Antoni nos hablan de aquellas décadas bisagra entre los siglos XIX y XX, que transformaron el aspecto de Cubelles y de prácticamente todas las poblaciones del Garraf.
Passeig Marítim Vilanova i la Geltrú
© Josep Cano

Día 2: una capital que son dos

El segundo día de escapada lo pasaremos en la capital, Vilanova y la Geltrú. Una localidad con un montón de atractivos, con calles tranquilas, anchas y largas ramblas y regusto colonial. Varios elementos nos recuerdan que Vilanova y la Geltrú eran dos municipios diferentes, y, entre los muchos paseos que podemos hacer, os proponemos uno que se encuentra a caballo entre la Geltrú y la Vila Nova (también conocida como Vilanova de Cubelles). ¿Nos acompañáis?

Podemos empezar nuestros pasos en la plaza de la Vila, encantadora con sus arcos y edificios coloniales, como el propio Ayuntamiento. En un extremo buscamos la calle de la Fruita, que nos lleva a la plaza Miró de Montgròs, presidida por una fuente de mármol y piedra de 1861 que conmemora la traída de agua a la ciudad. Por la calle de Santa Eulàlia llegaremos a la calle de la Unió, que era la 'frontera' entre Vilanova de Cubelles y la Geltrú, y es cierto que a partir de aquí, ya en plena Geltrú, el trazado urbano cambia de fisonomía, con calles más enrevesadas ​​y coquetas, como es el caso de la subida del Cinto, que nos lleva de cabeza a la plaza de los Lledoners. Si cogemos la calle Bonaire y giramos por la de Ravalet y los Arengaders llegaremos al castillo de la Geltrú, reconstruido hace un siglo y que hoy es la sede del Archivo Histórico Comarcal. Allí mismo se encuentra la iglesia de Santa Maria de la Geltrú, con una plaza que conserva el carácter medieval. Cuando volvemos a salir a la calle de la Unió, la seguimos de subida para llegar a la plaza de la Pescateria, y la cruzamos para ir a la calle de Padua y a la plaza Llarga, donde encontraremos el portal del Nen o del Negrell, del siglo XIV , lo único que se conserva del primer recinto fortificado de Vilanova. Tomaremos la calle de Sant Antoni, que nos lleva a la plaza de Pau Casals, y ya podemos bajar por la calle del Comercio que nos acabará dejando, tras convertirse en el de los Capuchinos, en la plaza de la que habíamos salido.

Esperamos que este paseo por el casco urbano de Vilanova y la Geltrú os haya gustado, pero si lo preferís también es encantador caminar al lado del mar, o bien ramblear. Y os recomendamos a toda costa que visitéis la Masía d'en Cabañas, Centro de Interpretación del Romanticismo, el Museo Romántico Can Papiol, el Museo del Ferrocarril y la Biblioteca Museo Víctor Balaguer. O sea que ya lo sabéis, en la capital del Garraf tenéis para elegir. Y si con un día no es suficiente, ¡ya sabéis dónde tenéis que volver!
Advertising
Vinyes al Garraf
© Josep Cano

Día 3: tierra de vino

Nos desplazamos, en este último día de viaje, al interior de la comarca, a la indiana Sant Pere de Ribes. La población también merece un buen paseo, pero queremos centrar nuestra visita de hoy en un tema concreto y que apasionará a los amantes del mundo del vino. No existe una DO Garraf, pero la comarca no carece de viñedos, integrados en la DO Penedès. Y se elaboran vinos de todo tipo, blancos, rosados ​​y tintos, de una calidad excepcional gracias a las particularidades de la tierra y del clima.

Pero además, conocer la producción de vino en un lugar como Sant Pere de Ribes tiene un valor añadido: las bodegas que ofrecen visitas se encuentran ubicadas en edificios históricos. Por lo tanto, disfrutaremos del vino pero también de la arquitectura.

Para hacer la Ruta de las Bodegas hay que reservar previamente en la Oficina de Turismo (teléfono 93 896 28 57). Son cuatro los espacios que conoceréis: la Finca La Masieta, donde están las Bodegas Artesanales del Penedès; la Torre del Veguer, una masía fortificada en un entorno privilegiado; Can Ramon, de una familia de viticultores que elabora vinos con los viñedos de su propiedad; y Vega de Ribes, con una bodega centenaria donde producen vinos ecológicos. No faltarán, por supuesto, las catas una vez finalizadas las correspondientes explicaciones. Y si todavía queréis más, o os apetece adquirir botellas de otras casas de la DO Penedès, en el mismo Sant Pere de Ribes podéis ir a las bodegas-tienda Can Ferran, Casa del Foie, o la Bodega de Ribes.

Perdeos por las calles y plazas de Sant Pere de Ribes hasta que el reloj os indique que no hay tiempo para más y que toca volver a casa.

Restaurantes

Les Piques

El restaurante se encuentra a unos 4 kilómetros del centro de Olivella, en dirección a Vilafranca del Penedès, y dispone de tres salas diferentes y de diversas capacidades. En la mesa, el gran atractivo son las presentaciones en la losa, ya sea un entrecot, unas verduras, o una cola de rape. Destacan también los caracoles o, cuando es temporada, las setas y los calçots.

Restaurantes, Marisco

La Cucanya

Deberéis desplazaros a las afueras de Vilanova y la Geltrú para encontrar este restaurante, pero seguro que no os importará cuando os sirvan un suquet de gambas de Vilanova. Además está situado en primera línea de mar. Y si las gambas no os gustan, no sufráis, que la carta es muy amplia y hasta tienen pasta y pizzas, para no olvidarse de sus inicios, cuando era un restaurante italiano.

Advertising
Restaurantes

Can Lloses

Cuarenta años de tradición familiar avalan el trabajo del restaurante Can Lloses, en una blanca masía de Sant Pere de Ribes y con una gastronomía basada en la cocina catalana: carnes a la brasa, escudella, guisos, tortillas... Un lugar donde seguro que no quedaréis con hambre, y donde también dan importancia a los platos de temporada: si vais en invierno, probad las alcachofas a la brasa, el xató, o una calçotada.

Restaurantes

La Masia

Con el nombre, ya os podéis imaginar que este restaurante está ubicado en una masía, en este caso de inicios del siglo XX, con decoración tradicional que le da un aire acogedor y cálido. En la mesa también manda la tradición: platos de cocina catalana con productos de la tierra y buena selección de vinos. Dispone de tres salones amplios, y esto lo convierte en un buen lugar donde hacer celebraciones numerosas. Si no es vuestro caso y sólo estáis en Sitges de visita, La Masía es un lugar cercano a los principales lugares turísticos de esta hermosa y destacada población costera.

Advertising
Restaurantes, Marisco

Picnic

Si buscáis un restaurante que os sirva un buen arroz a la vez que disfrutáis de unas maravillosas vistas al mar, el Picnic os encantará. Cuenta con un espacio en el que podréis comer tapas y con el restaurante, en el que se elaboran platos típicamente marineros, como el arroz caldoso o el suquet de rape con gambas y almejas. Además, dispone de una excelente carta de vinos, muchos de ellos elaborados en la comarca del Garraf, y carta para celíacos.

Hoteles

Sunway Playa Golf&Spa

Tiene todo lo que desean muchos clientes de hotel: en primera línea de mar pero en zona tranquila, con habitaciones con vistas al inmenso azul, piscina, spa, un campo de golf justo al lado, se puede elegir entre habitación, apartamento o suite... En definitiva, un establecimiento ideal para pasar unos días con la pareja o con la familia y disfrutar plenamente de Sitges y de la comarca del Garraf.

Hoteles

Ibai

Si tenéis ganas de relajaos pero a la vez queréis estar cerca de la variada oferta nocturna de Sitges, el Hotel Ibai es una excelente opción. El alojamiento, de cuatro estrellas, se encuentra en Sant Pere de Ribes, a tan sólo cinco kilómetros del turístico municipio vecino. El edificio se construyó en 1869 y además dispone de un reconocido restaurante de cocina de mercado con productos frescos, muchos de los cuales se cultivan en el huerto del mismo hotel.

Advertising
Hoteles

Ibersol Antemare Spa

Hotel reformado este 2015, en una zona tranquila de Sitges y muy cerca del mar, y que además cuenta con spa con tratamientos de talasoterapia y un restaurante, La Pérgola, con platos de temporada y especializado en arroces. Las habitaciones, luminosas y espaciosas, y, para el verano, piscinas y solariums, completan la oferta de este cuatro estrellas.

Hoteles

Atenea Park

Todo el espacio de los apartamentos y todas las comodidades de los hoteles. Así se puede describir el Atenea Park de Vilanova i la Geltrú, con 102 suites-apartamentos de varias dimensiones y categorías, y con un montón de servicios para el disfrute de los huéspedes: piscinas, jardín, solarium, internet, gimnasio, servicios de lavandería o restaurante.

Museos e instituciones, Historia

Museu Romàntic Can Llopis

Situado en el centro de Sitges, el Museu Romàntico ocupa la antigua casa Llopis, construida en 1793 fuera del recinto medieval amurallado y, durante muchos años, una de las mansiones más señoriales del nuevo ensanche de Sitges. En ella vivieron varias generaciones de los Llopis, estirpe sitgetana de origen marino que ascendió en la escala social gracias a la acumulación de tierras y el comercio de vinos y aguardientes. Aparte de hacer entrar al visitante en una casa acomodada del siglo XIX, en el segundo piso del museo podréis ver la curiosa colección de muñecas de la escritora e ilustradora barcelonesa Lola Anglada.

Museos e instituciones, Historia

Museu Romàntic Can Papiol

El museo se encuentra en la antigua casa de campo de los Papiol, una influyente familia que se instaló en Vilanova a mediados del siglo XVII y que contaba con un gran patrimonio que habían adquirido a través de la compra de bienes y enlaces matrimoniales. La casa conserva la estructura, la distribución y la decoración originales. El exterior sigue el canon austero de la época, con una fachada de estilo neoclásico y elementos arquitectónicos pintados. El interior, en cambio, destaca por su fastuosidad y elegancia. El circuito de la visita incluye el recorrido por la planta noble, el área rústica y el jardín.

Advertising
Museos e instituciones, Historia

Biblioteca-Museu Víctor Balaguer

Fundado en 1884 por el político y escritor Víctor Balaguer i Cirera, el núcleo original de la Biblioteca-Museo Balaguer está formado por el conjunto de libros y obras de arte que el intelectual había reunido a lo largo de su vida junto con la multitud de donaciones que recibió por parte de destacadas personalidades. Los fondos artísticos del Museo están formados por más de ocho mil piezas. En la exposición permanente destaca especialmente la colección de arte de los siglos XIX y XX, que por su valor y calidad convirtieron el Museo Balaguer en sección del Museu Nacional d’Arte de Catalunya.

Museos e instituciones, Historia

Museu del Ferrocarril de Catalunya

Justo al lado de la estación de trenes de Vilanova encontraréis el Museu del Ferrocarril, con una de las colecciones técnicas ferroviarias más importantes a nivel internacional. Más de sesenta vehículos de todas las épocas, tecnologías y países integran su colección, en la que destacan 28 locomotoras de vapor que datan de finales del siglo XIX, incluyendo la más antigua de España y la última que estuvo en funcionamiento. También se exhiben coches de viajeros, máquinas diesel o eléctricas y otros vehículos curiosos.

Advertising
Museos e instituciones, Historia

Museu Monjos Budistes Sakya Tashi Ling

Una antigua casa de indianos, el Palau Novella, se ha convertido en el primer monasterio budista de Cataluña, que está situado en medio del Parque Natural del Garraf. Podréis conocer mediante una visita guiada en la que os familiarizaréis con el arte budista y aprenderéis cuáles son los objetos sagrados de esta religión. El monasterio se encuentra en un entorno natural privilegiado que seguro que también le gusten visitar. Asimismo, se organizan talleres de meditación abiertos a todos.

Advertising
Esta página ha migrado a nuestro nuevo diseño de modo automático. Si ves algo que te parece raro, avísanos a feedback@timeout.com