Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Escapada al Moianès: de visita al patrimonio preindustrial

¡Atención! Nos esforzamos para informar con precisión, pero estos son tiempos inusuales, así que comprueba siempre antes de salir.

Mas Esplugues Moianès

Escapada al Moianès: de visita al patrimonio preindustrial

Conoceremos diversos elementos que forman parte del Ecomuseo, como una masía troglodítica o un horno de cal

Por Xavier Amat
Advertising

Poder conocer el patrimonio en su lugar original. Es una de las finalidades del Ecomuseo del Moianès, un "museo" de más de 300 km2 con 10 espacios museizables y un centenar de lugares visitables, todos ellos relacionados con actividades productivas de la época preindustrial. No os preocupéis, ¡que no los visitaremos todos!, pero sí descubriremos algunos de estos lugares.

CON LA COLABORACIÓN DE BARCELONA ÉS MOLT MÉS Y LA DIPUTACIÓ DE BARCELONA.

Mas Esplugues
Mas Esplugues

Día 1: El Mas Esplugues

Empezamos dirigiéndonos a Castellcir, donde encontraremos lo que podríamos definir como una masía troglodítica situada bajo una cueva. Es Mas Esplugues. Se trata de una casa solariega autosuficiente, que se autoabastece de leña, carboncillo, setas, plantas medicinales, hace conservas de alimentos ... Y es que el bosque ha sido durante muchos siglos el centro de la economía tradicional, y en este espacio visitable os explicarán los diferentes aprovechamientos del bosque y cómo unos sesenta oficios han tenido (y algunos tienen todavía hoy) una relación directa con él.

El edificio consta de planta baja y dos plantas más, y el hecho de que la cueva le haga de tejado la convierte en una construcción singular. El cubierto, restaurado, es el punto de información de los visitantes, y hay también una sala polivalente donde tienen lugar desde exposiciones hasta conciertos. También allí mismo veréis un puente románico del siglo XI.

Para ir al Mas Esplugues, es recomendable dejar el vehículo en el aparcamiento de la Quintana y recorrer una media hora a pie.

Forn de Calç Moianès
Forn de Calç Moianès

Día 2: El Horno de la Cal

El segundo día en la comarca iremos hasta Calders, donde encontraremos tres hornos circulares junto a una casa que también tiene por nombre El Horno de la Cal. En este espacio conoceremos la tradición de explotación de piedra caliza en la zona, que se remonta al siglo X. Los hornos que veremos, sin embargo, datan de mediados del siglo XIX, y hasta los años cincuenta del pasado siglo XX funcionaban.

Su utilización era esporádica. No podía ser de otra manera: cada vez que se cocía cal, las paredes de la construcción se desgastaban unos dos centímetros.

Allí mismo veréis el Centro de Arte Contemporáneo y Sostenible El Horno de Cal (CACIS), dedicado a la investigación, la producción y la exhibición de proyectos de cultura y arte contemporáneos, especialmente los relacionados con la ecología y el medio natural del lugar.

Advertising
Barraca de pedra seca a Monistrol de Calders
Barraca de pedra seca a Monistrol de Calders

Día 3: La piedra seca

De Calders a Monistrol de Calders. Aquí os proponemos dar un recorrido para conocer la evolución técnica e histórica de la explotación de las canteras, descubrir la técnica tradicional de la piedra seca (barracas, márgenes, pozos...), y saber el uso que se le ha dado a lo largo de los tiempos según su origen y características.

La ruta que forma parte del Ecomuseo se divide en tres etapas: del casco antiguo al Om, del Om al Pla de Trullars, y del Pla de Trullars a la Casanova. Además de las construcciones mencionadas de piedra seca, también podréis descubrir masías muy antiguas, una posible vía romana y un dolmen. Un viaje al pasado antes de volver a casa y a la realidad del presente.

El Rubell

Restaurantes Catalana

Definen su cocina como "típica catalana de ama de casa, de calidad, y que con el tiempo ha sabido evolucionar para incorporar, con gran sentido común y sin perder el mundo de vista, nuevas tendencias y modernidades, adecuándose a los gustos más actuales, manteniendo eso sí un clasicismo catalán que siempre ha sido nuestro rasgo más distintivo". Poco más hay que añadir, más allá de que estamos hablando de un restaurante con una larga tradición y vinculación con Monistrol de Calders, y que cuando era fonda incluso pasó aquí unos meses el futbolista Ladislao Kubala. 

Urbisol

Restaurantes Catalana

Cocina tanto tradicional catalana como de vanguardia y moderna y con presentaciones cuidadas, en este restaurante integrado en el hotel del mismo nombre. Abrió sus puertas un ya lejano 1972, y desde los entrantes hasta los postres disfrutaréis de una experiencia inolvidable. Si deseáis alojaros en el hotel, deciros que es un cuatro estrellas con spa y en un entorno privilegiado.

Advertising

Magadins Vell

Restaurantes

Carta de temporada y producto de proximidad son dos de los puntos fuertes de este restaurante en la capital del Moianès, con las carnes a la brasa en la primera posición de las solicitudes por parte de los clientes. Codornices, entrecots, conejo, pies de cerdo... de todo para que no os quedéis con hambre y probéis la riqueza de los fogones de la flamante comarca. Regadlo todo con alguno de los vinos de la bodega, muy bien escogidos.

La Masia del Solà

Restaurantes Catalana

Un producto de primera, y que abarca de la carne al pescado, los arroces y los platos de temporada, para presentar una carta extensa y espléndida, basada en la cocina catalana tradicional pero pasada por el tamiz de la actualización y la vanguardia. Para los que os guste desayunar fuerte, apuntaos la Masia del Solà como lugar a visitar de mañana, ya que os prepararán un ‘trinxat’ de col y patata con tocino confitado, o un crujiente de cabrito con patatas paja, entre muchísimas otras posibilidades.

Advertising

Les Voltes de Sant Sebastià

Restaurantes Cocina creativa

Los responsables de este restaurante de la capital del Moianès destacan platos como el cordero tierno relleno de queso de Montbrú, el pato relleno de setas, o el pie de cerdo relleno de hígado de pato. Sin duda estamos hablando de uno de los grandes restaurantes de la flamante comarca, con una gastronomía de alta calidad y producto de proximidad, y con el añadido de que se encuentra situado en las antiguas cortes de ganado de una casa centenaria.

Molí Vell d'en Sala

Hoteles alojamiento rural

El Moianès es tierra de antiguos molinos de harina, y alguno, como es el caso que nos ocupa, se ha reconvertido en alojamiento rural. El Molí Vell d'en Sala tiene el encanto que conserva la estructura original de piedra y que en el exterior el agua que servía para hacer mover el molino sigue corriendo a su ritmo y hoy es una balsa-piscina y un lugar donde remar montado en una barca (no hace falta que os lo llevéis, ¡ya hay una!). Todo ello bastante bucólico e ideal para ir con niños.

Cal Sabata

Hoteles

A diferencia de otros alojamientos rurales, Cal Sabata no se encuentra aislada sino en medio de un pueblo, L'Estany, lo que también tiene sus ventajas. Es una casa amplia, con capacidad para una docena de personas, y con todos los servicios necesarios para pasar unos días cómodos y agradables. Dispone de un jardín cerrado de 100 metros cuadrados con porche, barbacoa, mesa y bancos.

Advertising

Càmping l'Illa

Hoteles Campamentos

Camping familiar y acogedor, en medio de la naturaleza y muy cerca del río Tenes y de Sant Miquel del Fai. Lugar ideal como inicio de excursiones. Dispone de bar restaurante con terraza, parque infantil, salón de juegos, pistas deportivas, piscina, y todos los servicios necesarios para pasar unos días agradables y divertidos.

Magadins Nou i La Pallissa de Magadins

Hoteles alojamiento rural

Dos alojamientos en las afueras de Moià, uno, Magadins Nou, con capacidad para 15 personas, y el otro, La Pallissa de Magadins, para un máximo de 5 personas. El complejo cuenta con piscina climatizada, jardín, barbacoa, parque infantil... ¡Y si tenéis mascotas, también las podéis llevar!

Recomendado

    También te gustará

      Advertising