Escapada de otoño-invierno a Cambrils: sereno paraíso gastronómico

Un municipio donde puedes saborear el mejor pescado recién sacado del mar y enamorarte de sus atardeceres
Port de Cambrils
©Joan Capdevila
Por Xavier Amat |
Advertising

Nos esperan 48 horas en Cambrils, uno de los olimpos para el paladar de la Costa Daurada, con muchas propuestas sobre la mesa, pero también con tiempo para 'no hacer nada'. Y es que así como la buena comida la debemos saborear con tranquilidad, también los atardeceres de Cambrils hay que mirarlos con serenidad, sentirlos en la piel, y recordar que el tiempo, a veces, puede ir más rápido o más despacio según lo deseamos.

CON LA COLABORACIÓN DEL PATRONATO DE TURISMO DE CAMBRILS



Pesca a Cambrils
© Joan Capdevila

Tarde día 1: barcas y gaviotas

El retorno de las barcas de pescadores al muelle es uno de los espectáculos –¡y además gratis!– que nos ofrece Cambrils. Las embarcaciones, después de la larga jornada de trabajo, vuelven a casa rodeadas de gaviotas hambrientas que esperan su turno. Dejaos llevar por el ritmo de una de las poblaciones de nuestra costa que, sin renunciar al turismo, mantiene sus raíces pesqueras. Y cerrad el círculo yendo hasta las pescaderías, sobre todo si viajáis con niños, para que descubran las numerosas especies que se capturan en estas latitudes.

Gastronomia Cambrils
© Xabier Mendiola

Día 2: Cambrils cultural y gastronómico

El segundo día lo iniciamos subiendo al Tren Turístico, que nos llevará a los lugares más interesantes del municipio. Una locución va comentando los puntos de paso, transitaremos por calles estrechas con balcones llenos de flores y ropa tendida, descubriremos la muralla medieval, la ermita... Avisaros, no obstante, que el tren funciona hasta la segunda quincena de octubre. En invierno, se toma unas vacaciones.

Si aún os queda un poco de tiempo antes de ir a comer, id al Museo Molino de las Tres Eres, ubicado en un antiguo molino harinero hidráulico, y que cuenta con dos exposiciones permanentes: 'Cambrils: los orígenes', dedicada a la arqueología, y 'El Molino de las Tres Eres: testimonio vivo del pasado', donde se explica el uso originario del edificio. El molino se pone en funcionamiento durante la visita, así que ya os podéis imaginar que para los pequeños es una gran atracción.

Y ahora sí que vamos a comer, aunque no nos será nada fácil elegir entre tanta y tan buena oferta. Cambrils es la capital gastronómica de la Costa Daurada, gracias a los chefs que cocinan platos heredados de generación en generación, y a los productos de primera calidad de la huerta y del mar. En cuanto a platos os recomendamos que probéis el suquet de pescado con salsa romesco, los fideos rubios y/o el arroz negro.

Y para digerir y pasar la tarde, nada mejor que pasear por las cercanías del puerto, con tiendas y calles en calma.
Advertising
Torre del Port Cambrils

Día 3: la Torre del Puerto

No podemos marcharnos de Cambrils sin conocer la Torre del Puerto, una antigua torre de vigilancia de defensa construida en el siglo XVII, y actualmente catalogada como Bien Cultural de Interés Nacional. Su ubicación la convierte en un mirador fantástico del puerto. Cuando salimos de la torre, podemos recorrer tranquilamente el paseo marítimo para ver la playa –y añorar el verano...–, o podemos alquilar unas bicicletas y dar una vuelta por la población: ¡hay hasta 30 kilómetros de carril bici!

Informaros también que si vais a Cambrils entre el 14 y el 16 de octubre encontraréis en el Parque del Pescador la 6ª Muestra de Vino y Gastronomía Cambrils, entrada al País del Vino, con degustaciones de vinos de las DO de toda Cataluña, catas guiadas, degustaciones gastronómicas de los mejores restaurantes de la población, venta de productos locales, actividades para los niños, y música en vivo. ¡Reservad las fechas en la agenda!

Para todas las actividades mencionadas, podéis consultar horarios y disponibilidad de visitas en la oficina del Patronato de Turismo de Cambrils, teléfono 977 79 23 07.

Lugares de interés

Torre del Port

La Torre del Puerto o también llamada Torre de los Moros, es una antigua torre de vigilancia de defensa de la costa construida en el siglo XVII. Su ubicación en el centro del puerto la ha convertido en uno de los edificios más conocidos de Cambrils, ya que desde la aparición del turismo siempre se ha ligado con la imagen que se quiere proyectar del municipio. El edificio está catalogado como Bien Cultural de Interés Nacional y se abre de forma intermitente con exposiciones temporales.

Museu Molí de les Tres Eres
© Rafael López-Monné
Museos e instituciones, Lugar histórico

Museu Molí de les Tres Eres

El Molí de les Tres Eres es un antiguo molino harinero hidráulico, hoy sede principal del Museo de Historia de Cambrils. Podréis visitar todo el año las exposiciones permanentes "El poblamiento antiguo en Cambrils", dedicada a la arqueología y "El Molí de les Tres Eres: testimonio vivo del pasado", donde se explica la originaria utilización del edificio. Además, las exposiciones temporales y conferencias también son habituales. El edificio está catalogado Bien Local de Interés Cultural.

Advertising
Lugares de interés

Vil·la Romana de la Llosa

Se trata de un yacimiento abierto al público que presenta los restos conservados de una villa del entorno inmediato de Tarraco habitada entre los siglos I aC y VI dC. El edificio está catalogado como Bien Cultural de Interés Local.

Museos e instituciones, Lugar histórico

Torre de l'Ermita

La Torre de la Ermita es una torre de defensa de origen medieval que se puede visitar hasta su cumbre después de subir más de 80 escaleras. La vista de Cambrils desde su parte superior es muy recomendable. En su interior se puede visitar todo el año la exposición permanente "Un lugar llamado Cambrils", además de varias exposiciones temporales que organiza el Centre d'Estudis Cambrilencs. El edificio está catalogado Bien Cultural de Interés Nacional.

Advertising
Esta página ha migrado a nuestro nuevo diseño de modo automático. Si ves algo que te parece raro, avísanos a feedback@timeout.com