Escapada de otoño-invierno al Berguedà: setas y colonias industriales

Os invitamos a un viaje de 48 horas para conocer algunos de los encantos de la comarca prepirenaica
Parc Fluvial del Llobregat Colònia Vidal
Por Xavier Amat |
Advertising

El paso del río Llobregat ha marcado la historia de la comarca del Berguedà, especialmente la de los últimos dos siglos, ya que gracias al empuje del 'río trabajador' muchos se pudieron ganar la vida en estas tierras. Las colonias industriales que aún se mantienen en pie son un ejemplo vivo. En esta escapada conoceremos algunas, pero también tendremos tiempo de ir a comprar setas o de descubrir villas de trazo medieval, como Gironella. Precisamente empezamos aquí.

Gironella Parc Fluvial Llobregat

Tarde día 1: un paseo por Gironella

Un esbelto campanario y un cimborrio considerable sobresalen en el perfil de Gironella. Si mirando arriba la construcción neogótica de Alexandre Soler es la clara dominante, a ras de suelo el encanto se encuentra en las calles retorcidos de herencia medieval y en el paso del Llobregat, por el centro de la población. Algunos elementos arquitectónicos concretos que no os podéis perder son la torre de Cal Metre, la casa solariega de Teixidor Bassacs, la iglesia vieja de Santa Eulalia, o el puente gótico del siglo XIV. Todo esto y más veréis en Gironella, en esta primera tarde en el Berguedà.

La Torre de l'Amo, Viladomiu Nou.Antiga colònia tèxtil. Museu del Parc Fluvial de les colònies tèxtils del Berguedà.Gironella, Berguedà, Barcelona
© Rafael López-Monné

Mañana día 2: la Torre del Amo

Muy cerca de Gironella, en el sur, y de hecho formando parte de su mismo término municipal, iremos esta mañana a una primera colonia industrial: Viladomiu Nou. Es especialmente recomendable conocer la Torre del Amo, que seguro que encontraréis puesto que es donde hoy en día está situada la Oficina de Turismo del Parque Fluvial del Llobregat. En la torre residió Tomàs Viladomiu y su familia, impulsor tanto de la colonia de Viladomiu Nou como de la vecina Viladomiu Vell. Aunque no se tiene la certeza absoluta, el edificio se atribuye a Valentí Canudas, y en el interior podremos conocer cómo vivían los dueños de una colonia industrial.

Pero por Viladomiu Nou debemos dar una vuelta completa para encontrar muchos otros elementos comunes a todas las colonias: las viviendas de los obreros (102 en este lugar, y hoy en día todavía residen aquí cerca de 200 personas), la iglesia, la guardería, la escuela, la fábrica, o incluso un teatro-cine.
Advertising
Cal Vidal Colònia Berguedà

Tarde día 2: la última colonia

Por la tarde todavía queremos adentrarnos un poco más en el mundo de las colonias industriales. Y es que el Berguedà da mucho juego, en este aspecto. En la comarca se construyeron un montón a partir de la segunda mitad del siglo XIX, y algunas todavía mantenían una cierta producción a finales del siglo XX. La fuerza del río Llobregat era aprovechada como fuente de energía, y surgieron como setas estos núcleos de población.

Cal Vidal, la que hemos elegido para ir a ver a continuación, fue la última que se hizo. Ignasi Vidal, descendiente de una familia de Manresa destacada en la manufactura de la seda, compró los que prácticamente eran los últimos terrenos que quedaban disponibles en la comarca a orillas del Llobregat para poner su fábrica y, alrededor de ella, la colonia. Hemos escogido esta colonia porque encontramos un museo muy completo para conocer qué significaba vivir y trabajar en una colonia textil, y además, si realizáis la visita guiada, os llevarán a descubrir todos los rincones de Cal Vidal, desde la fábrica hasta en las tiendas, y también podréis entrar en una de las viviendas.
Mercat del Bolet Cal Rosal Olvan

Día 3: tierra de setas

La escapada que os presentamos en este reportaje está pensada para hacerla en otoño o en invierno. Así que en esta época –sobre todo en otoño– no podéis dejar pasar la oportunidad de acercaros al mundo micológico del Berguedà. Como no conocemos vuestras habilidades a la hora de ir a buscar setas, y tampoco queremos que por nuestra culpa os perdáis por los bosques, más vale que apostamos a caballo ganador y os animamos a ir a alguno de los mercados que tienen lugar en estas tierras. Encontraréis setas, níscalos, negrillas, rebozuelos ... Tanto el Mercado de la Seta de Cal Rosal como el de Guardiola de Berguedà abren cada día entre los meses de septiembre y de noviembre. O sea que no tenéis excusa para no llevaros a casa una buena selección de setas para preparar los platos más sabrosos –esperemos que no hagáis aquello tan feo de decir que los habéis encontrado vosotros–, y si os queda tiempo conocer también las poblaciones de Olvan y de Guardiola de Berguedà antes de emprender el camino de regreso.

Restaurantes

Cal Marxandó

Como se dice a menudo, Sant Jaume de Frontanyà es el municipio con menos habitantes de Cataluña, pero con grandes atractivos patrimoniales y paisajísticos. Si estáis aquí, un buen lugar donde comer es sin duda la Fonda Cal Marxandó, donde podréis pedir desde un excelente pollo de corral con ciruelas hasta un delicioso fricandó con setas. Cocina tradicional catalana acompañada de buenos vinos del país, en un establecimiento de mediados del siglo XIX.

Restaurantes

Castell de l'Areny

Pensión y restaurante con el mismo nombre del pueblo donde se encuentra ubicado, Castell de l'Areny tiene su encanto por la casa que lo acoge, del año 1700, y también por la llamada anisoteca, una colección de botellas de anís quizás única en todo el mundo. En cuanto a la comida, las recetas beben de la cocina tradicional catalana, y podréis pedir ternera con setas, canelones, pollo de corral...   

Advertising
Restaurantes, Mediterránea

Niu Nou

Destaca por la cocina ecológica llevada a cabo por la chef Carme Clotet, y por la recuperación de recetas antiguas con productos de proximidad, dando un toque personal y creativo. La bodega es extensa y bastante singular: junto a los vinos catalanes y españoles, se pueden elegir también de californianos, chilenos, argentinos, o incluso de australianos. Por otra parte, la misma empresa cuenta con un hotel con habitaciones confortables, Niu Descans, y también con apartamentos.

Restaurantes, Catalana

La Cabana

En una década La Cabana se ha hecho un hueco importante en el mundo de la restauración de la comarca. Su ubicación, con vistas de la capital, su cocina con productos de proximidad pero original, o su espacio del café, ideal para tomar una copa y escuchar música en vivo, son algunos de los motivos. En otoño las setas toman importancia, pero la oferta gastronómica es mucho más amplia, y para hacer la boca agua os citamos los dados de merluza al vapor con escaldado de langostinos y verduras, o la calle de ciervo guisado con reducción de vino.

Advertising
Restaurantes

Sala

Restaurante familiar con buenos productos de la tierra y de cocina tradicional catalana, pero con toques de autor y creatividad. Especialmente recomendable ir en otoño, ya que una de las especialidades de la casa son los platos con setas. Hay que decir, sin embargo, que también encontraréis recetas "micológicas" el resto del año. Y si no, cualquiera de los platos de carne, o incluso de pescado, que salen de sus fogones os dejarán con buen sabor en el paladar.

Hoteles

La Rovira

Siempre es una buena opción, sobre todo si se viaja con niños, "practicar" el agroturismo, es decir, alojarse en una casa de turismo rural de una explotación campesina y/o ganadera que siga funcionando como tal a día de hoy. Es el caso de La Rovira, donde grandes y pequeños podrán conocer de primera mano la vida del campo, ver las vacas pastando y las granjas con cerdos y capones. Mientras tanto, haréis estancia en una casa en la que se está la mar de bien, con todo lo necesario, chimeneas, piscina, barbacoa, espacios para practicar el tenis de mesa y el baloncesto...

Hoteles

La Barraca

Si ya de por sí el turismo rural suele estar vinculado a relax, calma y desconexión, en La Barraca todo esto se amplifica gracias al magnífico spa de la casa, con sauna, piscina interior climatizada, jacuzzi y ducha vaporizada. Por si fuera poco, también podéis solicitar un masaje, servicio de cocinero privado o de catering, y canguro. Y en verano, disfrutar de la piscina exterior, la zona de juegos infantiles, los jardines... En definitiva, una casa con cinco habitaciones y con todos los pormenores para pasar unas jornadas inolvidables.

Advertising
Hoteles

Masoveria Riambau

Junto a la riera de Merlès, la Granja Riambau tiene capacidad para una decena de personas y sólo se puede alquilar entera. Por lo tanto, un lugar ideal para ir con un grupo de amigos con ganas de vivir la Naturaleza, ya que es un buen lugar desde el que salir a practicar senderismo, a buscar setas, o a montar en BTT. Si preferís pasar horas en la casa, ésta dispone de piscina privada y barbacoa.

Hoteles

La Sala de Biure

Los orígenes de la casa se remontan al siglo XII, y la reforma que se hizo con el fin de convertirla en un alojamiento rural procuraron conservar su encanto. Se encuentra en una finca que mantiene la actividad agrícola y ganadera, y donde se elaboran unas excepcionales comidas que, evidentemente, los huéspedes podrán probar. La casa consta de 6 habitaciones y 5 baños, y no faltan la chimenea, piscina, barbacoa o parque infantil. Ah, ¡y disfrutaréis de unas vistas excelentes de la comarca!

Advertising
Hoteles

Caseta Badó

A cuatro kilómetros de Berga construida a principios del siglo pasado como casa de campo, se reconvirtió en dos casetas independientes que disponen de dos habitaciones dobles cada una y todo lo necesario para pasar unos días rodeados de verde y de tranquilidad. En el exterior, las casas comparten jardín y barbacoa.

Museos e instituciones, Ciencia y tecnología

Museu del Ciment Asland

Ahora hará 100 años que la espectacular fábrica de cemento impulsada por Eusebi Güell en las afueras de Castellar de n'Hug entró en funcionamiento, y 40 que cerró las puertas. Por suerte, hoy podemos seguir visitando esta singular construcción de aires modernistas y escalonada siguiendo la pendiente de la montaña para aprovechar la fuerza de la gravedad en el proceso de fabricación de cemento. Las visitas contemplan un itinerario externo por las ruinas industriales, y en el interior, donde está el centro de interpretación que nos ayudará a entender mejor el funcionamiento de la fábrica.

Museos e instituciones, Ciencia y tecnología

Museu de les Mines de Cercs

Una de las visitas más singulares y atrayentes en la comarca, y en el que disfrutarán desde los más grandes hasta los más pequeños, ya que se entra dentro de una auténtica mina de carbón con un tren minero. Es un trayecto de 450 metros por la galería Sant Romà que permite hacerse una idea de cómo era el trabajo en estas minas. Antes, un poco de historia y de conocimientos sobre los usos del carbón y la vida de los mineros, y la encontraremos en las salas de exposición permanentes, dentro de un edificio que inicialmente era un convento de monjas. Sin duda, una visita que tarde o temprano tenéis que hacer en el Berguedà.

Advertising
Museos e instituciones, Historia

Casa de la Patum

En Berga, el espíritu de la Patum se respira todo el año. Pero, eso sí, la fiesta sólo la podrá ver en la calle los días que toca, para Corpus. Si no se puede ir por estas fechas, siempre os queda el recurso de entrar en la Casa de la Patum y al menos hacer una cata de esta histórica y reconocida fiesta popular. En la Casa se ​​guardan y exponen los trajes y figuras de las comparsas, mientras que en el Centre d’Interpretació se explica con todo detalle en qué consiste la fiesta. Seguro que os vendrán ganas de ir, o de repetir si ya se ha vivido.

Museos e instituciones, Historia

Centre Medieval i dels Càtars

El Berguedà tuvo un papel muy destacado en la historia del catarismo, sobretodo a la hora de recibir los últimos cátaros huyendo de sus perseguidores. Es por ello que en el antiguo palacio de Pinós de Bagà hay una exposición permanente en la que diferentes personajes, como Guillem de Berguedà y los Mataplana, os explicarán quiénes eran los cátaros y sus lazos con el Alt Berguedà, y en especial con Bagà. También conoceréis cómo eran estas tierras alrededor de los siglos XII y XIII.

Advertising
Esta página ha migrado a nuestro nuevo diseño de modo automático. Si ves algo que te parece raro, avísanos a feedback@timeout.com