Los mejores restaurantes de la Costa Daurada

Una selección de Time Out Barcelona de los restaurantes y bares más recomendables para hacer una escapada gastronómica y degustar las especialidades de la Costa Daurada

Costa Daurada -Priorat

Llesqueria La Plaça

Una buena opción y está bien de precio para aquellos que estéis por los alrededores de la Cartuja de Escaladei. Este acogedor establecimiento, cálido y familiar, abre todo el día así que incluso podréis desayunar. Eso sí, si hace buen tiempo aprovechad para sentaros en la terraza. Para comer ofrecen tostadas, tapas, platos a la carta y platos combinados.

Leer más

Cal Pep

En el tranquilo pueblo de la Vilella Baixa, con el Montsant abrigándolo, en Cal Pep tenéis comida casera, con un menú que no os dejará hambrientos: dos platos y un entrante, postres y bebidas. El conejo a la cazuela o las berenjenas rellenas son algunos de los platos estrella, pero también podéis pedir unos caracoles dulces y picantes y, de postre, unas peras al vino del Priorat.

Leer más
Advertising

Cal Carlets

Después de subir por los empinados caminos de Porrera, llegaremos a Cal Carlets, donde todavía tendréis que subir una escalera para llegar a su comedor. Pero habrá valido la pena. Primero, por conocer este municipio del Priorat, después, porque desde la parte alta del pueblo disfrutaremos de bonitas panorámicas, y finalmente porque podremos comer cocina casera con platos y productos del Priorat acompañados, por supuesto, de una buena selección de vinos. Además, hay una buena relación calidad-precio.

Leer más

Fonda El Recó

Conocido en el pueblo como Hostal del Racó, ni los mismos propietarios conocen del todo el origen de este establecimiento, pero es sabido que ya en el siglo XVII ofrecía comida y hospedaje a la gente que estaba de paso. Actualmente, la sección de las habitaciones se está reformando, pero sí podéis comer a gusto en su amplio restaurante, lleno de fotografías antiguas y donde se sirve cocina casera y familiar.

Leer más
Advertising

Baix Camp

Ca l'Amadeu

Restaurante de cocina casera y típica de estas tierras que se encuentra en el primer piso de un hotel rural. Sus propietarios destacan como platos estrella la ‘sopa de brosses’, ‘esqueixada’ de bacalao, los pies de cerdo o el ‘fricandó’, y también están especializados en carnes a la parrilla. También podéis comer un buen desayuno para empezar el día con energía.

Leer más

L'Estanc

El nombre del restaurante se debe a que se encuentra donde antiguamente estaba el estanco de Prades. Pero no notaréis el olor a tabaco: ya hace más de tres décadas que este pequeño restaurante que ofrece cocina casera con recetas sencillas y tradicionales. Cuando hayáis cruzado los arcos de la entrada pedid, si queréis comer cantidad, la ‘butifarrada’ (un surtido de butifarras) o la parrillada de cordero con guarnición.

Leer más
Advertising

La Cuina d'en Carlos

Si queréis probar cocina de montaña, ya sea de caza, guisos, parrilla, embutidos o quesos, y todo ello regado con buenos vinos de estas comarcas, acertaréis con La Cuina de’n Carlos, que se encuentra junto a la ermita de Santa Marina, dentro del municipio de Pratdip. Platos sin grandes complicaciones pero con carnes de calidad y en un ambiente relajado y acogedor. Tampoco se olvidan de los buenos arroces. El restaurante también es una buena opción si vais en grupo, puesto que ofrecen menús personalizados.

Leer más

La Cuineta y el Fornet

En las Borges del Camp encontramos este acogedor restaurante de nombre juguetón y donde podréis comer unos excelentes caracoles, carnes a la brasa, pies de cerdo y, cuando es temporada, no faltan los calçots. En definitiva, cocina tradicional y de mercado en un entorno plácido del que todavía podréis disfrutar más si cenáis allí en verano, puesto que después podréis tomar un buen cóctel en el mismo sitio.

Leer más
Advertising

Calafell

La Barca de Ca l'Ardet

El pescado y el marisco son los protagonistas de este restaurante que ya va por la tercera generación desde que abrió sus puertas en 1951. Ya podéis imaginar que, con tantos años a sus espaldas, es reconocido en la zona, y eso que no se encuentra en primera línea de mar. Tendréis que subir una colina, que también tiene su encanto: vistas privilegiadas con el mar de fondo. Sus menús permiten comer como reyes a precios muy variados.

Leer más

Masia de la Platja

El padre del Sr. Julià abría hace más de medio siglo este excelente restaurante en segunda línea de la playa de Calafell, y hoy, como el primer día, sigue ofreciendo unos platos de pescado fresco procedente de la lonja de Vilanova que son para chuparse los dedos. Tiene además mesas anchas y separadas, ambiente acogedor, trato magnífico y siempre cuidando el detalle. Más allá del pescado, dejad un hueco para los postres. Os recomendamos el Tarraco: pastel de avellanas y chocolate con crema de avellanas. Una gran tentación.

Leer más
Advertising

Giorgio Serafini

Un restaurante italiano pero que va mucho más allá de las clásicas pizzas y pastas. Giorgio Serafini hace unos platos sin aditivos, conservantes ni colorantes artificiales, obteniendo las verduras de su propio huerto y elaborando la pasta en la misma cocina. Por otro lado, el comedor es un auténtico museo, con docenas de pinturas originales en las paredes, de gran belleza. Gastronomía y arte unidos bajo el mismo techo.

Leer más

Vell Papiol

Restaurante de cocina marinera y de mercado, de cariz familiar (pare e hijo trabajan en la cocina, y la madre en la sala). Recomendado por algunas guías prestigiosas, os chuparéis los dedos con sus arroces o los ‘suquets’ de pescado o, si lo preferís, probad el marisco llegado de la cercana Vilanova i la Geltrú. Con previo aviso, podéis pedir que os preparen el ‘arrossejat’ típico de Calafell.

Leer más
Advertising

Mediterrani

En Segur de Calafell, este restaurante de larga tradición (este año cumple su 40º  aniversario) no ha perdido la manera artesanal y sencilla de cocinar sus platos. Destacan los arroces, el pescado y el marisco, con productos de primera calidad. Resulta un buen lugar para degustar el ‘arrossejat de Calafell’, pero también podéis decantaros por la paella Parellada o por las gambas de Vilanova, con todas las garantías.

Leer más

L'Hospitalet de l'Infant y la Vall de Llors

Nàutic

En el Nàutic, las presentaciones son elegantes, tienen ese toque de cocina de autor, y además se componen de buenas materias primas. El restaurante se convierte, así, en un espacio muy interesante, donde desearéis volver pronto. Probad alguno de sus arroces caldosos o cualquier plato de pescado de segundo (si es posible, la ‘caldereta’ de langosta).

Leer más

El Bistro

Escondido en Masriudoms, El Bistro es un pequeño espacio para 12 o 14 comensales que combina la decoración de un bistro francés con la arquitectura de una casa catalana. Encontraréis un ambiente muy familiar y acogedor, una copa de cava de bienvenida y unos platos para chuparse los dedos. La bodega tiene vinos DO Priorat y DO Montsant que acompañan a la perfección los platos estrella de Peter y Doris, especialmente los filetes de ternera.

Leer más
Advertising

Itxas-Begi

En pleno Puerto Deportivo, el Itxas-Begi, de cierto renombre, ofrece cocina vasca, pero no penséis en los ‘montaditos’, sino en platos frescos, contundentes, muy elaborados y de primera calidad. Algunos ejemplos son el rape a la marinera con huevo escalfado, ‘foie’ al aceite caliente con mermelada de frambuesas, o el pulpo a la brasa con patatas confitadas. Además, los postres también están deliciosos y hay que agradecer cómo cuidan los detalles, por ejemplo sirviendo algunos aperitivos.

Leer más

Llorca

Desde la terraza del restaurante y hotel Llorca parece que puedas mojarte los pies en el mar. Con este paisaje por compañía, todavía entra más un buen arroz o cualquier plato de pescado fresco, procedente de aguas cercanas. Así que, si algún día vais a la playa de la Almadraba (perteneciente al término municipal de Vandellòs y L’Hospital de l’Infant) podréis comer en el Llorca con total garantía.

Leer más
Advertising

Mont-roig del Camp - Miami Platja

Can Figarró

Restaurante con comida casera ideal para hacer un menú diario o comer platos sin excesivas complicaciones. El menú que ofrece es extenso, con una decena de primeros y tantos otros de segundo para elegir. Por ejemplo los fideos con sepia y calamares o ‘crépes’ de verduritas, jamón y queso. El comedor prinicipal está ambientado con exposiciones temporales de pintura.

Leer más

La Borda d'en Manel

Un restaurante con diferentes ambientes y decoración rústica y cálida. Destaca sobre todo por su relación calidad-precio, puesto que hay menús a partir de 10 € y de diferentes tipos. También se puede comer el fin de semana con la tranquilidad de saber que el bolsillo no saldrá muy mal parado. Hay paellas, butifarras y un excelente filete a la Strogonoff.

Leer más
Advertising

Chez Lorenzo

En el mismo paseo Marítimo de Miami Playa, este restaurante pizzería presenta una carta donde las pizzas, por supuesto, predominan, así como la pasta. Pero también ofrece un amplio abanico de platos de carne y de pescado. De hecho, se podría decir que la denominación de cocina mediterránea le encaja muy bien, puesto que tampoco faltan platos franceses o las clásicas paellas. Un buen lugar, por lo tanto, para familias o grupos de gustos diversos.

Leer más

La Casa dels Vicaris

Restaurante bien situado dentro de Mont-roig, muy cerca de la iglesia nueva y también del Centro Miró. Es una casa antigua con cierto encanto y también tiene la gracia de la terraza, abierta a los parajes del entorno del pueblo. En cuanto a la mesa, os pueden poner desde ensaladas hasta tablas de embutidos o quesos, así como tapas bastante elaboradas (‘cap i pota’ con callos, pies de cerdo con ‘picada’, pulpo con cebolla...).

Leer más
Advertising

Reus

Casa Coder

"No hi ha alegria amb la panxa buida". Así está escrito en una de las paredes de este restaurante del centro de la ciudad, decorado de manera original, a pesar de tener muchas décadas de historia. Dispone de una carta muy variada, que tiene desde tapas frías y carpaccios hasta paellas y arroces, pizzas, caracoles ‘a la llauna’ o tataki de atún. También es una buena opción para hacer el vermut.

Leer más

Arrels

Podéis elegir entre un montón de ‘divertimentos’, como por ejemplo los chips de alcachofa –que son el sello de la casa–, los rollitos crujientes de bacon y queso de cabra, o un excelente cremoso de patata con pulpo. También tenéis platos fríos, como ensaladas y carpaccios, espárragos a la parrilla con sal de jamón o ‘trinxat’ de col y patata con gambas. Y si no tenéis suficiente, están los platos de siempre, como arroces, pies de cerdo, o medallones de filete ibérico con queso fundido. Situado al lado del Mercadal, este es un restaurante rompedor, para todos los gustos y todos los bolsillos.

Leer más
Advertising

Can Llesques

El nombre es bastante explícito. En este céntrico restaurante encontraréis, sobre todo, tostadas con embutidos, patés y quesos, pero las tostadas también pueden ir acompañadas de ensaladas, platos a la plancha, tortillas… El interior está decorado de forma rústica, aunque en verano apetece cenar en su terraza.

Leer más

Cafè Teatre Restaurant

Para comer unas tapas o unos surtidos de quesos y embutidos, en una sala decorada al estilo de las primeras décadas del siglo XX, y con un escenario sobre el que encontraréis a menudo grupos de música o magos. Es decir, que si queréis comer mientras escucháis música en directo, consultad su programación y ¡ya podéis reservar mesa!

Leer más
Advertising

Ruta del Cister

Simó de Palau

Amplio, espacioso, con jardines, de aquellos restaurantes preparados para acoger el banquete más grande, pero que también se puede convertir en un rincón de intimidad. Y sobre todo muy adecuado para el paladar, con una cocina que combina tradición y modernidad. La especialidad son los arroces de todo tipo y los caracoles, y de Simó de Palau destacan también sus cavas, con la elaboración de un cava propio y que podéis conseguir en la tienda del restaurante.

Leer más

Portal 22

Nuevas y viejas apuestas gastronómicas, mezclas de cocinas del mundo, experimentación constante, maridajes, etc. todo configura un nuevo fenómeno que se reinventa día a día. Este es el sentido de este restaurante, un lugar acogedor, tranquilo y agradable ubicado en el barrio antiguo de Valls donde podemos comer cocina de alta calidad a precio moderado en forma de tapitas imaginativas.

Leer más
Advertising

Masia del Pla

Rodeada de cultivos, a pies de la Serra de Miramar, se encuentra la Masia del Pla, una masia de estilo catalán que ha sufrido ampliaciones y reformas a lo largo de su historia. Dispone de diferentes salas, ideales para cualquier tipo de comida, celebraciones especiales, todo tipo de banquetes, congresos, convenciones... En un ambiente acogedor y muy familiar, en el restaurante Masia del Pla ofrecen una cocina elaborada con productos de temporada y de tradición catalana.

Leer más

L'Avi Siscu

Los propietarios han querido adecuar el espacio de la antigua casa que ha sido restaurada completamente manteniendo el tipo de construcción original. Todo se ha hecho con mucho cuidado y sencillez, lo que le da un aire especial. Gracias a ello, el comensal que llega al restaurante se encuentra inmerso en un ambiente cómodo, amable y acogedor.

Leer más
Advertising

El Celler de l'Artista

Arte, vino y gastronomía se cogen de la mano y recorren mesa a mesa el Celler de l’Artista. Albert, Àngel y todo el equipo son los responsables de conseguir una velada inolvidable en un marco lleno de armonía y buen gusto. En los platos se ve reflejada la inquietud de aquél que ama lo que hace. Crean emociones y sentimientos al comensal. Fusión de las últimas tendencias culinarias con lo más tradicional de nuestra cocina. Arte en las paredes... Arte en los platos.

Leer más

Brugent

El restaurante está situado en una antigua casa de payés de un pequeño pueblo de las Muntanyes de Prades. Las salas se encuentran en antiguas dependencias de la casa, como la cocina, dónde aún hay un brasero, o el espacio donde había la bodega, hoy comedor principal y que todavía conserva una cisterna de agua en una esquina. Las pinturas expuestas en esta sala hacen de la comida un placer aún más grande. Podéis pedir, según la temporada, unos excelentes caracoles o una exquisita trucha.

Leer más
Advertising

El Call de Montblanc

Sin duda, uno de los grandes atractivos de El Call de Montblanc es el propio edificio, una antigua casa de un judío que data de los siglos XIII y XIV muy bien conservada, con un comedor elegante en el piso de arriba. Pero lo que sirven en las mesas  no se queda atrás, al contrario, se basa en el producto de proximidad y, por ejemplo, los caracoles ‘a la llauna’ o el bacalao con miel no os dejarán indiferentes. Y cuando es época, los calçots son la estrella.

Leer más

Salou

Arena Restaurant

Una buena elección cerca del mar, con una cocina tradicional y de proximidad, pero con toques de autor. Allí podéis pedir arroz negro o con bogavante, ‘suquet’ de rape con ‘fesols de Santa Pau’, o un rollito de gallo del Penedès con gorgonzola, por poner sólo unos ejemplos. Tiene terraza, pero si os sentáis en el interior también tendréis un buen paisaje gracias a sus grandes ventanales.

Leer más

La Morera del Pau i l'Ester

Pequeño establecimiento, acogedor tanto en el interior como en el jardín, donde se encuentra la morera que da nombre al restaurante. Cocina de calidad y original. Si tenéis hambre y ganas de probar cosas, pedid el menú degustación. Algunos platos: brocheta de rape y langostinos, huevos estrellados con bogavante, o brandada de bacalao rellena de pato. Para paladares exigentes.

Leer más
Advertising

Castillo de Javier

No es muy habitual encontrar restaurantes de cocina navarra por estas latitudes. Os recomendamos este que lleva el nombre del castillo donde nació el copatrón navarro. Es un establecimiento muy elegante, abierto desde 1989, donde podréis elegir entre un amplio abanico de platos de carne de calidad, sin renunciar tampoco a los platos de pescado, como por ejemplo la dorada a la sal o la lubina a la parrilla. Y si os pasáis por allí entorno al 7 de julio aprovechad para pedir el menú especial de San Fermín.

Leer más

Portofino Salou

El grupo Portofino tiene varios restaurantes en la Costa Daurada. El de Salou se encuentra en un lugar inmejorable y su terraza, en verano, es una fuente de vida constante, ya que tanto se puede ir a tomar un aperitivo, como comer, cenar, o tomar una copa al fresco de la tarde. En cuanto a la comida, juegan a dos bandas: por un lado, ofrecen paellas y mariscos y, por el otro, unas buenas pizzas hechas al horno de leña.

Leer más
Advertising

Tarragona

El Llagut

Pequeña taberna ubicada en medio de la Tarragona monumental, ofrece una carta exquisita, buena bodega y presentaciones originales. Además ha recibido la distinción Slow Food Km. 0.

Leer más

Lola Tapes

Perfecto para comer unas tapas caseras y platillos con productos km. 0 y de agricultura ecológica. Destaca también por sus más de 200 referencias de vinos, cavas y champagne, y especialmente por los vinos naturales y biodinámicos, así como por la gran variedad de ginebras de todo el mundo. Además, no sólo ofrecen comidas y cenas, también sirven almuerzos de cuchillo y tenedor ¡y por la noche podéis tomar una copa mientras escucháis música!

Leer más
Advertising

El Terrat Restaurant

Si a algún restaurante le favorece combinar las etiquetas de cocina mediterránea y de autor, éste es El Terrat Restaurant. Elegancia en la presentación de los platos y exquisitez en el paladar, cerca del Balcó del Mediterrani, y con una decoración juvenil y fresca. Sus recetas son muy diversas, pero os recomendamos algún plato que lleve ‘foie’.

Leer más

Balandra

En pleno corazón del Serrallo, encontraréis este restaurante con el nombre de un tipo de embarcación que, a su vez, dio origen al nombre de una salsa. Ya podréis imaginaros que el tipo de cocina que sirven es eminentemente marinera, con un producto fresco y de calidad. Os encantarán los ‘suquets’ y los arroces. En verano también hacen platillos, como los pulpitos con cebolla y tomate, raya a la vinagreta de alcaparras, o ‘esqueixada amb pa de vidre’.

Leer más
Advertising

El Vendrell y Coma-ruga

Xaloquell

Desde que abrió sus puertas en un ya lejano 1972, el restaurante Xaloquell no ha parado de crecer y hoy dispone de tres amplias salas, una de las cuales, la nórdica, es bastante espectacular, puesto que su techo parece un barco al revés. Con estos grandes espacios, el Xaloquell resulta un buen punto de celebración de grandes fiestas, pero también es adecuado para aquellos que solo busquen un menú diario. En la mesa encontraréis platos mediterráneos y renovados cada temporada. Paellas, ‘rossejat’ de fideos, ‘suquet’ de pescado o marisco fresco justo al lado de la playa.

Leer más

Vil·la Casals

Si visitáis la Casa Museo de Pau Casals y llega la hora de comer, podéis quedaros en el restaurante Vil·la Casals sin miedo a equivocaros, puesto que ofrece una cocina mediterránea basada en productos frescos y de primera calidad. El entorno también suma, situado junto al mar y  los jardines por los que paseaba y descansaba el músico. Desde hace unos veranos, también dispone de terraza en el paseo Marítimo de Sant Salvador.

Leer más
Advertising

El Molí de Cal Tof

El nombre de Tof le viene de un tatarabuelo del actual director, el Sr. Baltasar, que se llamaba Tòful pero era tartamudo y se le quedó este apodo. Abierto desde 1979, el restaurante es cálido y acogedor incluso en invierno, con las brasas chasqueando en medio del comedor mientras se cuecen las patatas o las alcachofas. Las carnes a la parilla son lo más destacado, pero tampoco faltan platos de pescado y algunas delicias como los canelones de bogavante.

Leer más

La Cuina de la Marga

Destacamos este restaurante del barrio marítimo de Sant Salvador, por su buena comida –sobre todo de pescado fresco – pero también porque se encuentra justo al lado de la arena de la playa, con el azul del mar y las velas blancas decorando las ventanas, como si de un cuadro se tratara. Cuando es temporada, no faltan las calçotadas, y siempre hay alternativas para los que no son de pescado, que podrán saborear un delicioso entrecot.

Leer más
Advertising

Al Costat del Museu

Situado justo al lado del museo Deu, los responsables de Al Costat del Museu muestran su aprecio por el municipio en cada propuesta. Las ‘fondues’ (de queso y de chocolate) llevan el nombre de plazas o espacios de la villa y la bodega también está llena de referencias de la zona. También podéis comer ‘raclettes’ o platos caseros como los canelones, habitas a la catalana o bacalao gratinado con tomate.

Leer más

Casa Víctor

Situado en medio del paseo marítimo de Coma-ruga, como podéis imaginaros por su ubicación, se trata de un restaurante eminentemente marinero, con pescado fresco de la lonja de Vilanova i la Geltrú. Así que, si queréis comer un buen arroz, una zarzuela, o una lubina a la sal, ya lo sabéis. Acordaros también de probar sus exquisitas croquetas caseras de merluza.

Leer más
Advertising

Vila-seca, La Pineda Platja

Mateu & Domi

Rodeados de una acogedora e íntima decoración, podréis disfrutar de una cocina mezcla de tradición y de cierta novedad. En el letrero de la puerta de entrada ya indican que en este lugar podéis encontrar un poco de todo: "brasería, pulpería, marisquería". Así que, tanto los que queréis comer una buena paella, como los que estéis deseando una parrillada de carne, podéis sentaros en la mesa con toda tranquilidad.

Leer más

Dorado

El "subtítulo" que luce este restaurante es bastante significativo: ‘arrozería’. Encontraréis, pues, paellas y otros muchos platos con el arroz como protagonista, pero también pescado y marisco fresco. De hecho, es de aquellos restaurantes donde grandes y pequeños se pueden entretener un buen rato mirando el acuario lleno de langostas, bogavantes y otras. Abierto desde hace más de medio siglo, si no sois de pescado, podéis pedir con garantías algunos de los muchos platos de carne que también ofrecen.

Leer más
Advertising

Sol de Mar

Ideal para disfrutar de una terraza a lado del mar o de un área ‘chillout’. El restaurante Sol de Mar juega con estos elementos a favor, pero también con la fusión de la cocina de mercado y la creatividad, o una buena bodega. En verano, al anochecer, encontraréis un ambiente animado, con la compañía de música y la posibilidad de tomar un buen cóctel.

Leer más

Torre del Delme

Entre tapas y brasas. Este es el lema de los responsables del restaurante Torre del Delme. Y no ponemos en duda que estas sean sus especialidades, pero también es cierto que en la mesa podréis encontrar mucha más variedad, como por ejemplo marisco, asados y cocina vegetariana. Si a la hora de comer o de cenar estáis por el centro de Vila-seca, ésta puede ser una buena elección, y además comeréis en el interior de una de las cuatro torres de defensa de la antigua muralla de la población.

Leer más
Advertising

La Traviata

Ideal si queréis comer en el paseo más emblemático de la Pineda, cerca del mar, sin que vuestro bolsillo sufra en exceso las consecuencias. Incluso el fin de semana cuentan con un buen menú a precio razonable. Por el nombre del establecimiento ya podréis deducir que las pizzas y la pasta nunca faltan, pero también podréis comer arroces, pescado, marisco o carne cocinada a la brasa con carbón vegetal.

Reservar ahora Leer más

Críticas y valoraciones

0 comments