Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Por el Berguedà, de visita a una colonia y al Santuario de Queralt

Por el Berguedà, de visita a una colonia y al Santuario de Queralt

Viajamos a la comarca prepirenaica, donde conoceremos también una explotación agro-alimentaria

Por Xavier Amat |
Advertising
Parc Fluvial del Llobregat Colònia Vidal

A principios del siglo XX el Berguedà se llenó de colonias industriales en las orillas de sus ríos. Dedicadas mayoritariamente al sector textil, aquellas colonias eran prácticamente nuevos pueblos, con su escuela, iglesia, evidentemente las viviendas de los trabajadores y de los dueños... En la comarca se conservan muchas de ellas en buen estado. En esta escapada os proponemos visitar una, la Vidal, pero también haremos otras cosas interesantes, como subir a un lugar emblemático para los bergadanes: el Santuario de Queralt.

CON LA COLABORACIÓN DE BARCELONA ÉS MOLT MÉS Y LA DIPUTACIÓ DE BARCELONA.

Santuari de Queralt Berga

El balcón de Cataluña

Situado en lo alto de la Sierra de Queralt, desde el Santuario del mismo nombre se disfruta de unas vistas excepcionales, hasta el punto que alguien bautizó este lugar como "el balcón de Cataluña". A sus pies se encuentra la capital de la comarca, Berga, y se puede acceder prácticamente hasta arriba de la montaña en coche; pero os proponemos hacer un poco de ejercicio e ir a pie, a través de una caminata de aproximadamente una hora desde Berga. Debéis ir a buscar el Trencacames y enfilar el camino viejo de Queralt. Más adelante tendréis que decidir si subir de la manera más directa, o bien por el lado de la carretera, por un bonito camino salpicado de fuentes y de capillas. Tanto si vais andando como motorizados, los últimos e inclinados metros se pueden hacer a través de unas escaleras o con el funicular. En el Santuario podréis saludar a la Virgen de Queralt. La iglesia data del siglo XVIII, y el conjunto también lo integran un notable edificio anexo donde estaba la hospedería y la iglesia de La Cueva, donde dice la leyenda que se encontró la imagen de la Virgen.

Cal Pauet Espunyola

Cal Pauet

Cuando descendamos de las alturas, iremos a l’Espunyola para conocer Cal Pauet, una finca con dos siglos de historia donde a día de hoy trabajan como lo han hecho siempre, con una producción de ciclo cerrado. Significa que todo el proceso productivo, el cultivo, la preparación del grano y las harinas, así como el nacimiento, cría y engorde de corderos, se hace en la misma finca y usando los recursos propios. Es una explotación agro-alimentaria totalmente ecológica y donde podréis comprar sus cereales, leguminosos, harinas molidas en su molino de piedra, o la carne de los corderos de raza “ripollesa”.

Comeremos en Casserres, en concreto en el Emphasis, ubicado en un hermoso rincón de la comarca y diseñado con la armonía del feng-shui. Tienen una carta apta tanto para vegetarianos como para carnívoros y para los amantes del pescado, basada en productos de calidad y de proximidad. También existe la posibilidad de alojarse allí.

Advertising
Colònia Vidal

Olor a colonia

La tarde la dedicaremos a la Colonia Vidal. Y es que el lugar tiene una treintena de espacios de interés, desde el cine hasta el teatro, desde el horno de pan hasta los lavaderos, desde la torre del amo hasta el matadero. El Museo de la Colonia Vidal nos permite viajar un siglo atrás y descubrir cómo era la vida y el trabajo en este lugar a principios del siglo XX. La colonia ha conservado el patrimonio en su totalidad, pero siempre va bien empezar la visita con un audiovisual que nos situará un poco y luego hacer el itinerario por este conjunto en la orilla del río Llobregat.

Advertising