1 Me encanta
Guárdalo

El mapa del arte urbano de Madrid

El arte callejero llena de color y poesía los muros y fachadas de la capital. Déjate sorprender por las propuestas de los artistas de estos grafitis convertidos ya en obras de arte

Están en la calle, esperando a que los encontremos. Buscan impactar, divertir o invitar a la reflexión mientras ocupan paredes y espacios olvidados que, gracias a ellos, cobran una nueva vida. Son obras de arte que bien podrían estar expuestas en un museo, pero no las firman Picasso o Velázquez, sino artistas como Suso 33, Muelle, Borondo, Spy, Okuda o Jonipunto, que han dado forma al ‘street art’ madrileño para convertirlo en uno de los más fascinantes del mundo. Sal fuera y busca sus grafitis y murales. No necesitas pagar una entrada por verlos, solo pasear y dejarte llevar. ¡Estos son algunos de nuestros favoritos!

Artistas y sus obras

Suso 33, de la calle al museo
©Marta Nimeva Nimeviene
1/11

Suso 33, de la calle al museo

Hablar de Suso 33 es hablar de arte urbano en mayúsculas. Es uno de los grandes del Street Art español, hasta tal punto que sus obras no solo están presentes en las calles, sino que también protagonizan exposiciones en museos importantes. El madrileño, no podía ser menos, ha dejado a lo largo de los años una enorme huella en Madrid, siendo quizá su obra callejera más conocida la que preside la plaza del poeta Leopoldo de Luis, con multitud de figuras humanas que forma en su conjunto la gigantesca silueta de una persona. Recientemente, este precursor del grafiti iconográfico ha dejado su última firma en un mural que homenajea a Miguel de Cervantes, con unos peculiares Don Quijote y Sancho Panza en el edificio que abre la avenida Reyes Católicos de Alcalá de Henares. También ha dibujado al escritor alcalaíno en la Antigua Fábrica de Harinas de la localidad.

El reloj de sol de Sombrerete
©A.M.L.
2/11

El reloj de sol de Sombrerete

Es quizá uno de los murales más bellos de Madrid y puede que, al mismo tiempo, uno de los más desconocidos. En la fachada de la llamada Casa de la Vela, situada en el número 26 de la calle Sombrerete, se puede disfrutar de un peculiar reloj de sol, protagonizado por una mujer asomada a un balcón para tender la ropa. El artista Ángel Aragonés fue quien realizó en 1985 esta obra en pleno Lavapiés, dedicándosela a todos los vecinos del barrio. El enorme reloj de sol da la hora desde las cinco de la mañana hasta las cinco de la tarde. Además de la mujer en el punto central, es fácil centrar la atención en la paloma que sobrevuela todo el conjunto.

El arte urbano como denuncia
©Marta Nimeva Nimeviene
3/11

El arte urbano como denuncia

La calle Marqués de Viana, en el distrito de Tetuán, se ha convertido en un icono del arte urbano madrileño. En ella han dejado su firma artistas de la talla de San, E1000 y Borondo, siendo quizá la obra de este último la más representativa y conocida de todo el conjunto. En el número 52 se pueden ver dos enormes figuras, un hombre y una mujer, de espaldas con las manos atadas por algún elemento invisible y con el rostro de perfil mostrando una mirada resignada. Quiso así el artista denunciar la fuerza de las autoridades y de agentes policiales contra un movimiento social en auge: el 15-M.

Los Muros de Tabacalera
4/11

Los Muros de Tabacalera

Desde 2014, los muros de la antigua Fábrica de Tabacos de Madrid se han convertido en un museo de arte al aire libre. En ese año el colectivo Madrid Street Art Project ponía en marcha el proyecto 'Muros', una iniciativa dirigida a llenar de color las tristes paredes de cemento de la Glorieta de Embajadores y de las calles Miguel Servet y Mesón de Paredes. En sus dos ediciones, un total de 57 artistas del grafiti, entre ellos Borondo o Suso33, han contribuido con sus intervenciones  a transformar los muros del edificio en una galería pública de arte efímero.

La firma de muelle
5/11

La firma de muelle

A muchos grafiteros quizá no les diga nada el nombre de Juan Carlos Argüello Garzo, pero si mencionas a Muelle seguro que hacen una reverencia en señal de respeto. Durante la Movida Madrileña empezó a grafitear las paredes de la ciudad con su alias artístico, una espiral acabada con una flecha y una R en el interior de un círculo, siendo el conjunto de una firma que ha influenciado a miles de artistas urbanos. Fallecido en 1995, tal fue su repercusión que su nombre aparece en el callejero madrileño, en su querido barrio de Campamento, bautizando un jardín de visita obligada para ver un grafiti homenaje en el cierre de un quiosco. Mucho se ha luchado, además, por conservar su última firma. Ubicada en la céntrica calle Montera, ha pasado por un acertado proceso de restauración para alojarse en un nuevo hogar: la Imprenta Municipal, donde tras formar parte de la exposición 'Letras liberadas', se integrará en el fondo propio de la institución.

Arte al cubo
©Madrid Street Art Project
6/11

Arte al cubo

Cuenta con unas salas de cine o un histórico restaurante alemán, pero el mítico pasadizo de la plaza de los Cubos, que une las calles Princesa y Martín de los Heros, dejó desde octubre de 2010 de ser un pasaje algo lúgubre para convertirse en una referencia imprescindible del arte urbano madrileño. La rehabilitación de este lugar de tránsito, también punto de encuentro para muchos jóvenes, corrió a cargo de una decena de artistas que dejaron su inconfundible sello. Elbi Elem, Rosh333, Antonyo Marest, Son3k, Digo Diego, Susie Hammer, JMYES, Concreto, Julieta XLF y Sabek materializaron este proyecto llamado Arte al Cubo demostrando que es muy fácil cambiar la cara a cualquier punto de una ciudad.

La estrella de Okuda
7/11

La estrella de Okuda

Okuda San Miguel puede estar orgulloso de llevar su obra por todo el mundo. Madrid no podría ser menos y cuenta con varias piezas urbanas del artista santanderino, cuyos grafitis geométricos y símbolos, todos ellos con un uso generoso de los colores, son bien identificables y le incluyen dentro del llamado surrealismo pop. Su obra más conocida en la capital es la estrella del Kaos, figura muy presente en su currículum, que se encuentra en la esquina que unes la calle de Embajadores con la Travesía de Cabestreros.

El 'street art' más provocador
8/11

El 'street art' más provocador

Caminas por la calle, te detienes y de repente te das cuentas de que decenas y decenas de cámaras de seguridad está fijándose en tus pasos. El suspiro llega unos segundos después, cuando adviertes que lo que realmente te mira es una creación del artista Spy, que con sus 150 cámaras falsas, instaladas en la calle de las Almortas (en el barrio de Valdeacederas), trata de denunciar el control a la sociedad. Provocativo como pocos, Spy busca siempre crear un 'street art' provocador, reflexivo e inédito. ¿Un ejemplo? El césped artificial instalado en la Plaza Mayor en octubre de 2017.

Grafitis en miniatura
9/11

Grafitis en miniatura

Jonipunto es un 'rara avis' dentro del mundo del arte urbano. Protagonizadas casi siempre por piezas que ocupan paredes o murales gigantescos, las composiciones de este artista madrileño rompen con la regla y suelen reclaman espacios reducidos, hasta tal punto que no siempre están a la vista y es difícil encontrarlas. Ahí radica su originalidad y explica por qué Jonipunto se ha hecho un hueco entre los grandes del 'street art'. Buscando también la reflexión del viandante, adapta sus creaciones a lo que le ofrecen paredes y suelos, haciendo que la interacción sea máxima. Ejemplos los podéis encontrar en Buenavista, 18; Jesús y María, 15; Abades, 1; Carnero, 9; o Conde, 4. Si paseando por la ciudad veis unas pequeñas ballenas (cien en total para denunciar el peligro de extinción de esta especie) o unas figuras conocidas como ‘carabolas’, difícil que no lleven su firma.

Arte multidisciplinar
©Boamistura
10/11

Arte multidisciplinar

La intervención del equipo de artistas de Boa Mistura llenó en 2013 de colores, iconos y dibujos la fachada del mercado de la Cebada, que se convertía así en uno de los mayores murales de arte urbano en España. Famoso por sus intervenciones en ciudades de todo el planeta, son muchas las calles de Madrid que conservan retazos de las obras de este grupo de artistas, como ‘Ama lo que haces’, en la calle Huertas;  ‘Firmeza’, en la calle San Dimas esquina con Quiñones; o ‘Aceptando el mundo comienzas a cambiarlo’, en la calle Hortaleza. Gran impacto provocó también su iniciativa de llevar la poesía a los pasos peatonales de algunas céntricas calles madrileñas. A través de su propuesta ‘Madrid, te comería a versos’, el asfalto la capital se llenó  temporalmente de micropoemas como ‘Duerme menos y sueña más’, ‘Me quitas un beso de encima’ o ‘Volaremos sin movernos’.

El mayor grafiti suburbano
11/11

El mayor grafiti suburbano

En ocasiones disfrutar del arte urbano puede ser tan sencillo como movernos en metro. En colaboración con el arquitecto Antonyo Marest y bajo la supervisión de Madrid Street Art Proyect, los artistas Okuda y Rosh333 se encargaron de convertir la estación Paco de Lucía en la primera de España decorada con grafitis, concretamente con un gran mural de 300 metros cuadrados que representa el rostro del músico gaditano. La estación quedaba inaugurada oficialmente en 2015, como prolongación de la línea 9 hacia el barrio de Mirasierra, del que era vecino el artista.

Críticas y valoraciones

2 comments
Carlos O

Esto no es arte urbano, es otra cosa. De hecho el tagging o las firmas son las principales enemigas del grafiti artístico.

Carlos O

No tiene mucho sentido mezclar las firmas, sean de quien sean, con los murales artísticos, precisamente el tagging es el mayor enemigo del grafiti artístico.