0 Me encanta
Guárdalo

Los 100 mejores bares de Madrid: De vinos

Seleccionamos entre los 100 mejores bares madrileños aquellos que cuentan con las bodegas más cuidadas y los mejores caldos para tomar una copa de buen vino

Aunque la cerveza sigue siendo la reina de los bares, el vino sigue ganando adeptos. Por eso, cada vez más locales se esfuerzan en tener una buena selección de caldos en su carta, desde suaves blancos hasta potentes tintos. Y a pesar de que los Rueda, Ribera de Duero y Rioja siguen siendo los más demandados, la apuesta por las denominaciones de origen locales ha aumentado considerablemente en los últimos años. Así que hemos elegido entre los 100 mejores bares de la ciudad aquellos que merecen una visita (o dos, o tres) por parte de los amantes del vino.

Vinícola Mentridana

Frecuentado por los bohemios modernos de Lavapiés esta vinoteca con grandes ventanales a la calle evoca un poco a la antigua bodega que solía ser.  Una llamativa lista de vinos por copa  a buen precio se complementa con ricos pinchos. Sirven vino caliente y caldo en invierno. Gazpacho y granizados en verano.

Leer más
Lavapiés

Matritum

Matritum es el nombre latino para Madrid pero este local tiene una gran variedad de tapas y vinos de todas las regiones de España, principalmente de Cataluña (buenas etiquetas de Penedés). Prueba las gambas all cremat o sus fabulosos canapés como el de cabrales con compota de manzana o el de sobrasada.

Leer más
La Latina

De Vinos

Yolanda Morán transformó una antigua lechería en una de las mejores tabernas que podemos encontrar en Conde Duque. Manteniendo intacta para de la decoración original, esta vinoteca se ha convertido en toda una referencia para los amantes del vino. Su selección, escogida con mimo entre vinos que intentar hacerse un hueco en el mercado, merece mucho la pena. Si os gusta alguno de sus caldos, podéis comprar también la botella y llevárosla a casa. También organizan catas en castellano y en inglés además de algún que otro concierto.

Leer más
Conde Duque
Advertising

La Venencia

No se ha tocado ni un centímetro de este gloriosamente desgastado bar. Viejos carteles de Jerez, barricas detrás de su mostrador de madera y paredes que recuerdan el humo de décadas de tabaco. Solo sirve fino, manzanilla, palo cortado… junto con una breve pero excelente selección de tapas frías: queso, cecina, mojama… Con la primera ronda siempre unas excelentes olivas para acompañar. Aún anotan la cuenta en tiza sobre la barra. Prohibido escupir y hacer fotos. No aceptan propinas.

Leer más
Barrio de las Letras

Vinoteca Barbechera

Parece más de lo que es, lo que no significa que las tapas no sean buenas, sino que la cuenta es una grata sorpresa teniendo en cuenta su localización. Los pinchos incluyen salmón con queso, cabrales con membrillo e hígado de oca con manzana.

Leer más
Barrio de las Letras

El quinto vino

Solamente las croquetas son motivo de visita obligada. Pero todos los aperitivos y guisos que cuelgan de su pizarra resultan más que oportunos bien regados con las múltiples opciones por copas que ofrece su bodega. Cocina casera sin florituras, con fondo, sabor y buen producto. El sitio luce una decoración abigarrada, que denota su linaje, sus filias y a la que es fácil cogerle cariño. Por su barra y sus mesas pasa una clientela de lo más heterogénea pero todos acuden sabiendo que el lugar, anclado en un tiempo indeterminado, siempre cotiza alto en una ruta gastronómica por el barrio, entre amigos.

Leer más
Nuevos Ministerios
Advertising

Stop Madrid

Cuando abrió en 1929 era la primera charcutería de Madrid.  Ha cambiado un poco desde entonces pero mucho se conserva de entonces y tiene el orgullo de proveer los mejores ingredientes para sus tapas. De su larga lista de vinos todos se pueden pedir por copa. Atentos a sus pizarras. Vinos y raciones cambian esporádicamente. Además de su local en la calle Atocha, cuentan con la taberna original en la calle Hortaleza, 11.

Leer más
Barrio de las Letras

Entrevinos

Este taberna acaba de cumplir la mayoría de edad con la misma fuerza que con la que empezó. Tiene algo de tradicional y algo de bohemio y su amplia carta de vinos con cientos de referencias de todos los lugares del mundo se combina con una cocina contundente para maridar con cualquiera de sus caldos. Las pochas frescas con foie y morro de ternera pueden regarse con un vino madrileño El Grego o acompañar una ración de queso con un Navaherreros de 2009.

Leer más
Moncloa-Aravaca

Tienda de Vinos (El Comunista)

El segundo nombre de este restaurante viene de su rol hace años como punto de encuentro de la izquierda, en la época de Franco (pero Tienda de Vinos es lo único que se ve sobre la puerta). Es uno de los verdaderos clásico de la ciudad y vale la pena visitarlo y nadie se queja de su invariable y tradicionalísimo menú. Para empezar gazpacho o lentejas, segundo de hígado, chuletas de cordero, riñones o pescado. El servicio es conocido por ser de lo más impasible, pero si tiene suerte, puede ser que coincidas con uno de los dos simpatiquísimos nietos del dueño original.

Leer más
Chueca
Advertising

Posada del León de Oro

Recorriendo el antiguo Madrid de los Austrias se llega a la Posada del León de Oro, un edificio de finales del siglo XIX, atravesado por parte de la Muralla Cristiana del siglo XII, ahora restaurado con las últimas novedades tecnológicas.  Cuenta con un total de 17 habitaciones, cada una de ellas decorada de forma distinta para ofrecer un trato personalizado. Su restaurante ofrece una cuidada cocina tradicional aderezada por una amplia carta de vinos, que incluye más de 300 referencias.

Ver precios Leer más
Austrias
Mostrar más

Críticas y valoraciones

0 comments