Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Madrid icon-chevron-right Adiós al tráfico y las emisiones en la zona centro de Madrid

Adiós al tráfico y las emisiones en la zona centro de Madrid

Advertising

El Ayuntamiento de Madrid ha presentado los últimos detalles del plan Madrid Central, que convertirá en zona de tráfico restringido todo el distrito Centro de la ciudad, de 470 hectáreas, incluidas Chueca y Malasaña. A partir de noviembre, fecha cuando se pondrá en marcha definitivamente, solo los vehículos de residentes e invitados, transporte público, taxis, servicios públicos esenciales y los vehículos eléctricos, que pretende apostar por la movilidad sostenible en el centro y establecer una zona libre de emisiones. 

De hecho, el ayuntamiento de Madrid calcula, con esta nueva Ordenanza de Movilidad, eliminar el tráfico de paso por el Distrito centro –un 20% del total–, por lo que se reducirá en un 37% los kilómetros recorridos en la zona, mientras que las emisiones de dióxido de nitrógeno (NO2) se reducirán un 40%. Así, se priorizará "el transporte público colectivo y la movilidad peatonal y ciclista". 

En preparación a la aplicación total el próximo noviembre (aunque durante los dos meses siguientes la Policía no aplicará multas a los que, en un descuido, entren en la zona restringida), el Ayuntamiento de Madrid ya ha emprendido las primeras reformas: se han transformado todas las plazas de aparcamiento SER azules a verdes, con un aumento de 1.250 plazas que pasan a ser para residentes.

Además, se ha duplicado la superficie de aparcamiento para motos en la calzada, un 111% más que en la actualidad, mientras que estos meses están comenzando las obras para adecuar las vías de entrada al barrio a la nueva zona restringida: se pretende reducir algunos carriles de acceso de coches y se elevará en algunos casos de la calzada, una señal a los conductores de que están entrando en una zona de prioridad residencial. Los trabajos de adecuación de calzada y aceras se extenderán este verano a 16 de las cerca de 50 puertas de entrada que tendrá Madrid Central. 

Solo podrán acceder los vehículos de residentes y sus invitados (20 invitaciones al mes por residente), bicicletas y vehículos de personas con movilidad reducida, servicios públicos esenciales (ambulancias, bomberos, recogida de basuras...) y los vehículos de cero emisiones. En el caso de autónomos y comerciantes que trabajen en ese área pero que residan fuera del Distrito Centro, se les ofrecerá un horario de acceso diferenciado.

Poco a poco se procederá, en las calles de acceso a Madrid Centro, a la colocación de la señalización y delimitación del perímetro, que según señalan desde el Ayuntamiento de Madrid, será lo suficientemente clara: con señales tanto en horizontal como en vertical, además de logos de pintura en las calzadas de acceso.

Dentro del perímetro de Madrid Centro habrá unas únicas zonas donde se permitirá, por necesidades de ordenación, el tráfico: desde la calle Santa Cruz de Marcenado, entre Serrano Jover y Mártires de Alcalá, la calle Mártires de Alcalá, entre Santa Cruz de Marcenado y Alberto Aguilera, así como la calle Ventura Rodríguez, de calle Princesa a calle Duque de Liria y la avenida Gran Vía de San Francisco, Calle Bailén, Calle Algeciras, Cuesta Ramón.

Share the story
Últimas noticias
    Advertising