Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Chueca
Ayuntamiento de Madrid

Dónde comer, comprar y salir de fiesta en Chueca

En el barrio más LGBTI+ de Madrid siempre hay interesantes novedades gastronómicas y reúne las tiendas más chic

Publicidad

Conocido por ser el barrio gay de Madrid, y epicentro de las Fiestas del Orgullo, Chueca se ha ganado un merecidísimo hueco en el mapa de las zonas con el ambiente más cosmopolita de la ciudad. Y curiosamente, sin perder parte de la esencia de barrio de toda la vida que todavía conserva. Aquí conviven boutiques, bares y comercios orientados al colectivo homosexual con otros para todo tipo de públicos. Y lo mismo sucede con las tabernas y restaurantes, donde los más castizos y veteranos aguantan el tipo frente a las últimas aperturas, esas de las que todos hablan. Así que toma nota. 

RECOMENDADO: Dónde comer, comprar y salir de fiesta en Malasaña

Restaurantes

  • Restaurantes

Un gaditano y una francesa, Mario Sánchez y Charlotte Finkel, comanda este bistró moderno (y de espíritu valiente porque sus protagonistas rondan la treitena) que tiene, claro, un poco de ambos (Andalucía y Francia) y de la unión de sus dos brillantes miradas respecto a la cocina contemporánea. Así vemos y admiramos en carta su atún a la bordelesa, sus setas al llamado curry francés o el chicharrón con comté y tomates semi-secos. Mario, que ha trabajado en Aponiente o DiverXO, está al frente de la propuesta culinaria mientras que los vinos y la sala son territorio de Charlotte, que aterriza en Chueca del cercano Four Seasons. Valores en ascenso, creciendo y dándolo todo en su propio proyecto. Aquí el comensal decide el plan que se le antoja porque cuenta con tres espacios diferentes: una barra con vistas a la cocina, una gran mesa compartida y un salón con mesas bajas. 

  • Restaurantes
  • A la brasa

Saltan las chispas y no paran de moverse las ruedas de la parrilla con que el estrellado chef argentino Mauricio Giovanini ha desembarcado en el centro. Las brasas atraviesan casi toda la carta, proyectada para compartir: de la estupenda coliflor con crema de kimchi a la inexcusable piña con espuma de pisco, de la corvina acevichada a las ensaladas al rescoldo. Marcada atención al cliente y a la carne. Para puristas (lomo alto) y para un perfil más abierto: bocadillos, hamburguesas y un kebah de costilla asada recién incorporado.

Publicidad
  • Restaurantes
  • Asiática

La estética del espacio y las ilustraciones de sus manteles de papel envían señales inequívocas de modernidad, de tiempo presente. Suena Fleet Foxes, trabaja con cervezas artesanales (Mikkeller), prepara cócteles con licor de arroz y té oolong, tiene una versión vegetariana de sus platos (impresos en tres idiomas) y organiza secretas cenas temáticas. La columna vertebral del local se levanta sobre sus deliciosos noodles (de cerdo, cordero o setas, con producto de primera y verduras fresquísimas) pero hay más que recomendables propuestas por delante y por detrás. Empezad con el rábano con salsa XO y acabad con el budin de almendras. Cada tres meses incorpora novedades y añade habitualmente algún fuera de carta. “También tenemos, algo que no he visto por ahí, una especie de hamburguesa china. Lo fundamental es el pan. La gente cree que estamos comiendo arroz a diario pero en el norte del país, donde la agricultura se basa en el trigo, comemos arroz una vez por semana como mucho”. Disfrutaréis tanto que una visita os sabrá a poco.

  • Restaurantes
  • Española
  • Chueca

Iván Domínguez vuelve a Madrid. Su NaDO coruñés tiene ya una lustrosa y al mismo tiempo igualmente desenfadada versión capitalina. Una puerta de aire rural (doble hoja) da la bienvenida a la cocina. Sí, se atraviesa la cocina para llegar a la muy funcional sala en un espacio longitudinal (techo abovedado de ladrillo) que esconde un reservado y que cuenta con algún cubierto a metro y medio de los cocineros, en la misma alargadísima mesa donde el equipo trabaja a un ritmo armónico que sabe acelerar y reducir, manejar los tiempos  del servicio, donde apenas necesitan hablarse y el ruido es mínimo. Carta o viaje atlántico (7 platos y dos postres). La personal y meditada galería de creaciones (del llostto de centollo a la zorza de porco celta pasando por una fabas de Lourenzá), tan atractiva a la vista como sabrosa al paladar, define su audaz mirada a las raíces, al territorio, que es mucho más que marisco, y evidencia las notables virtudes (técnicas y de su ideario) de uno de los chefs más destacados de nuestro país. 

Publicidad
  • Restaurantes
  • Madrid

Abrieron a principios de 2021 en el número 20 de la calle Barquillo, en pleno corazón del barrio de Chueca, y tienen terraza. ¿Qué más queréis para una cena informal? ¿Un interiorismo acogedor? También lo tienen. Lo firma Nacho Álvarez, director del estudio Onlyou. De sus paredes cuelgan óleos de Eva Sarmiento, enmarcados en el Rastro de Madrid e ilustraciones de Curro Leyton. Pizzas napolitanas al horno de leña (una decena de opciones para elegir), milanesas de pollo y ternera, apetecibles platos de pasta y el omnipresente tiramisú en un cautivador ambiente de aires vintage con plantas y chimenea incluidas.

  • Restaurantes
  • Comer

Tras consolidar con éxito sus locales en Ámsterdam y Bruselas, llega por fin a España, la última vuelta de tuerca del aguacate como icono culinario. Quizás se haya enfriado la fiebre por el aguacate en la ciudad (de hecho alguna de aquellas aperturas verdes que aparecieron casi simultáneamente en la primavera del 2019 ha cerrado ya sus puertas) pero lo que viene aún da un paso más allá y va a llenar las cuentas de Instagram de muchos madrileños. Se llama The Avocado Show.  Dicen Ron Simpson y Julien Zaal, sus creadores allá por 2017, que fueron los primeros a nivel mundial en utilizar el aguacate como ingrediente monográfico de todas sus elaboraciones, en convertir la carta en un altar a esta fruta ya no tan exótica. Y pero su popularidad no solo viene por crear nuevas recetas o añadir sabores inéditos a esa paleta verde sino por su inagotables y sorprendentes presentaciones. Nunca eso de "comer con los ojos" fue tan oportuno.

Publicidad
  • Restaurantes
  • Italiana
  • Chueca
  • precio 2 de 4

Las partes sólida y líquida (más de 30 etiquetas italianas) vuelan de Friuli-Venecia Julia a Sicilia, inspiración y territorio natal de Francesco, que cocina unos monumentales spaghetti a la carbonara. Afinados sus risottos y gustosos sus arancine, se crece en los postres: creaciones propias e iconos con firma –helado de Fernando Sanz (Grate) en brioche de John Torres–. Y se reafirma con los calamares rellenos o las albóndigas. Sí, hay buenas pizzas.

Roostiq
  • Restaurantes
  • Mediterránea
  • Chueca
  • precio 3 de 4

Al fondo del espacio, firmado por el estudio de María Villalón, hay unas vistas privilegiadas a su imponente horno de leña (porque nadie se resiste a una pizza) y a las llamas que no cesan (sea gas –donde saltean unas excelentes acelgas– o carbón). No llega ni un ruido ni un olor a la mesa desde la que observas cómo trinchan un chuletón para dos personas, directo del País Vasco. El restaurante es la encarnación de una finca de Palazuelos (Ávila) en el vibrante centro capitalino. De allí  traen las verduras, el pollo y los torreznos que pediréis. Un local con hechuras para ser popular. Vamos, precios contenidos, coctelería (de autor) y música ambientando toda la velada.

Publicidad
  • Restaurantes
  • Italiana
  • Chueca
  • precio 3 de 4

Este no es un restaurante italiano más. Davide Bonato, su joven chef, llegó a Madrid dispuesto a reivindicar la genuina cocina italiana más allá de los platos típicos que todos hacen de cualquier menara. Y lo está consiguiendo con una cocina de autor a un precio, además, más que asequible. Su seña de identidad son los risottos y la pasta artesana, por supuesto casera y cocinada en el día. Aunque su gran apuesta, esa por la que todos hablan, es la cocina creativa.

  • Bares y pubs
  • Bares de vinos
  • Chueca
  • precio 2 de 4

Un curry tailandés con un riesling alemán o una mortadela trufada con champán. Mattia Pierantoni ha diseñado una carta breve pero repleta de atractivos, ejemplar para buscar e idear nuevas armonías. Esta recogida y estilosa vinatería pone el foco en etiquetas transalpinas pero ostenta una bodega con más de 300 referencias. Pueden servirte (e ilustrarte como en una cata) algo distinto cada día del año hasta que una botella te enamore.

Publicidad
Hot Now
  • Restaurantes
  • Pizza
  • Chueca
  • precio 2 de 4

Todo sucede a la vista del comensal, en un solo espacio y alrededor de una mesa imponente (producida bajo la técnica shou sugi ban) y cada detalle está estratégicamente ideado: luces, bancos, volumen del hilo musical... De atmósfera desenfadada y exquisita atención en sala, los responsables del aledaño Kuoco han volcado todo su respetado know how en unas pizzas, entre la tradición y el destello original, a las que es inevitable hacerse adepto.

La buena vida
  • Restaurantes
  • Española
  • Chueca
  • precio 2 de 4

La carta puede parecer breve pero el fuera de carta la completa de manera excepcional. Como Carlos Torres es un fanático del producto de temporada lo mejor es dejarse llevar por lo que canta su mujer en la mesa. Pequeño, acogedor, sencillo, con aires de bistró, el establecimiento rezuma sentido y sensibilidad, trabajo, talento y experiencia (llevan tres lustros haciendo un cocina notable y quizás poco considerada). No se pierdan sus guisantes lágrima o los platos de caza y setas.

Publicidad
Kuoco 360º
  • Restaurantes
  • Fusión
  • Chueca
  • precio 2 de 4

Carta breve y algunos vinos que se salen de la norma. Se agradece que en una selección tan escueta quepan un Ribeira Sacra, un vino de Madrid y varios generosos. Un trampolín a buenas armonías. Y ofrecen tres platos fuera de carta. ¡Vamos! Tras el aperitivo de la casa (gustoso hummus), nada mejor que iniciar este viaje de 360º con uno de los mejores y más representativos ejemplos de su filosofía entre los platos para compartir: 7 potencias Asia/Caribe. Media ración. Brebaje con superpoderes. Dos niveles de picante a elección. El cóctel de camarones mexicano elevado a no a la séptima sino a la enésima potencia. Pulpo, calamar, gambón, lemongrass, espuma de jalapeño. La fórmula mejorada. 

  • Bares y pubs
  • Bares de vinos
  • Chueca
  • precio 2 de 4

Acaba de estrenarse el nuevo proyecto de los hermanos zamoranos David y Mario Villalón (antes en El Padre, para más señas). Y tiran de lo que mejor saben hacer. Poner en manos de todos los que se acerquen una bodega inconmensurable - la cultura vinícola tiene aquí buen asiento y mejores valedores- y preparar buenos cócteles. En cocina, que tampoco son nuevos, tiran de un recetario tradicional para ponerlo al día y de muchos proveedores que conocen bien (tanto que traen mucho producto de su huerta familiar ecológica). 

Publicidad
Tampu
  • Restaurantes
  • Peruana
  • Chamartín
  • precio 2 de 4

Su cocina, donde manda Miguel Ángel Valdiviezo, es soberbia y el servicio, atento y amable (seguro que necesitas que te orienten con algunos ingredientes). Es de esos lugares a los que egoístamente quieres que nunca les falte clientela pero que tampoco salga de esa liga del boca a oreja. Las atractivas elaboraciones son fruto de un respeto por la tradición a la vez que evolucionan un paso más allá en atrevimiento y presentación.

Arallo
  • Restaurantes
  • Cocina creativa
  • Chueca
  • precio 2 de 4

¿Primera vez en Arallo? Te lo preguntan en el prólogo, al segundo de sentarte. Primera. Te explican su filosofía, sus líneas de trabajo, te adelantan las sugerencias del día y te dejan la carta de lo que ellos llaman cocina contaminada. Si te hicieran la misma pregunta mientras recogen el último plato, la respuesta sería otra. Primera de muchas, dirías. La cara más informal y desprejuiciada del grupo Amicalia (Alabaster+Ánima en Madrid), comandado por el joven chef Iván Domínguez (“oh, capitán, mi capitán”), será un rincón muy elogiado y solicitado este otoño. El tiempo dirá si habrá (o no) que coger turno para comer, como en el mismo espacio en A Coruña.

Publicidad
Sr. Ito
  • Restaurantes
  • Japonesa
  • Chueca
  • precio 2 de 4

Un japonés a su manera. Respetando el producto pero dejándose de los formalismos decorativos propios del género. Aquí no tienen un menú del día, tienen nueve. Desde el que lleva su nombre al tempura o teriyaki don. Todo servido con arroz, sopa de miso, ensalada, bebida y café (de 13 a 16h.). Sirva el rótulo del ventanal como carta de presentación. Reza: Arte, birras, sushi. 

El cisne azul
  • Bares y pubs
  • Chueca
  • precio 2 de 4

El que no falla y todo el mundo (con razón, claro) tiene en la punta de la lengua cuando llega el otoño. Tanto está en boca de todos los apasionados a este producto que el mítico restaurante de Chueca, regentado por Julián Pulido, ha abierto un segundo espacio en la misma calle. No se puede reservar y te hacen ir con el dinero en el bolsillo. Y es mejor llevarlo medio lleno que medio vacío. El confot es inversamente proporcional a la calidad de sus platos. Así que sirven unos boletus magníficos (por decir alguna de sus bondades) en una vajilla viejuna, sobre mantel de papel y sales con la ropa impregnada de olores... El precio de la autenticidad. Incuestionable. 

Publicidad
Arce
  • Restaurantes
  • Española
  • Chueca
  • precio 3 de 4

El chef Iñaki Camba es el encargado de confeccionar la carta, con productos de temporada. A través de la carta del restaurante, se puede degustar de platos como las verduras de pisto asadas al natural, la yema de huevo y bocado de Idiazábal o el pichón en salmuera sobre arroz de sus higaditos. Pero lo más especial de este restaurante es que ofrece la oportunidad de personalizar la carta a gusto de sus comensales con los mejores productos de temporada. Además, ofrece también un menú de degustación y un menú diario.

Bares, tabernas y cafés

  • Restaurantes
  • Comer

Gildas, boquerones al estilo madrileño, mejillones en escabeche ahumado, ensaladilla rusa, steak tartar, trilogía de anchoas... Nada nuevo bajo el sol pero ellos han dado con la tecla, con el equilibrio preciso entre el bar de siempre y lo contemporáneo, con la personalidad y el servicio que se ajusta a los tiempos. Cuidadas (y divertidas en algunas raciones) presentaciones pero la misma querida barra metálica de toda la vida en la que acodarse. Buena parte de lo que verás escrito en sus paredes sale de su propia fábrica de conservas en Boadilla del Monte. Tienen incluso un vermut de la casa, junto a otras etiquetas más conocidas. 

Hermanas Arce
  • Restaurantes
  • Mediterránea
  • Chueca
  • precio 2 de 4

“Ver que alguien viene dos o tres veces por semana es como si en lugar de vivir en una ciudad estuviésemos en un pueblo y fuésemos una gran familia. Se crean vínculos. Acabas conociéndoles a ellos y ellos a ti”, comenta Ana. La cocina es su territorio. El de Elena, la sala. Pero nada sale si no suma el visto bueno de ambas. Y lo que llega a la mesa, profundamente mediterráneo y armónico, no puede resultar más sabroso. Cada bocado es un haiku. “Hay platos que gustan y vamos repitiendo pero diariamente cambiamos el menú. Entre semana hay opciones para compartir y algún principal por si vienes solo”. Este mes seguirán por la senda  de los platos ligeros que cederán ante los guisos cuando entre el frío. “Intentamos hacer todo nosotras, incluido el pan y lo dulce. Casero y sin complicarse la vida. Sencillo pero interesante”. Un rincón diáfano y apacible donde encerrarse.

Publicidad
La Tita Rivera
  • Restaurantes
  • Cocina creativa
  • Chueca
  • precio 2 de 4

Un patio escondido en pleno barrio de Chueca es el principal atractivo de este ecléctico bar-restaurante. Puedes pasarte a desayunar, comer o cenar gracias a su amplio horario, aunque los fines de semana es cuando más lleno suele estar gracias en parte a su delicioso brunch. Su especialidad son los ‘casis’, bollos rellenos de gambas al ajillo, secreto ibérico y pulpo, entre muchas otras opciones. 

Taberna La Carmencita
  • Bares y pubs
  • Chueca
  • precio 2 de 4

“¡Qué alegría, qué alboroto! Vuelve La Carmencita, la segunda taberna más antigua de Madrid, para servirle”. Así se presenta este bar-restaurante, modernizada ahora tras abrir sus puertas en 1854. La cocina tradicional es la protagonista de este bonito local que mantiene el espíritu de las casas de comida del siglo XIX. Pero eso sí, ahora el desayuno incluye café ecológico recién tostado, los almuerzos son más contemporáneos, con filetes rusos de ternera ecológica y huevos también ‘eco’, y la cena son espectaculares gracias a sus cazuelitas de montaña. Se ha convertido en uno de los mejores lugares de Chueca para tomar el vermut los fines de semana y deleitarnos con sus sabrosas raciones. Chic, actual, respetuoso con el medio ambiente y a la vez castizo y tradicional. ¡El equilibrio perfecto!

Publicidad
Ángel Sierra
  • Bares y pubs
  • Bares de tapas
  • Chueca
  • precio 1 de 4

Este destartalado y viejo bar con sus paredes recubiertas de azulejo, antigua barra de zinc y barricas de madera es el punto de encuentro de la plaza de Chueca. Tiene una sala detrás del bar con un falso estilo a viejo pub donde uno puede sentarse. A partir de media noche solo se sirven cañas dobles.

  • Restaurantes
  • Chueca
  • precio 3 de 4

Cannibal huele a estilo, a diseño y ambientazo. Piezas de Alquian, Hoptimo y Serge Mouille se funden con creaciones hechas ad hoc para un espacio con clase que respira el aire de Roman&Williams respeta a su vez las condiciones originales del café fundado por Adolfo Marsillach en los 60. El resultado es un restaurante de aspecto sofisticado y atmósfera nocturna cuya idea original es la de acercar a España el concepto de raw bar tan popular al otro lado del charco.  

Platos elegantes y elaboraciones sencillas para admiradores de la buena gastronomía y del producto sin artificios, en los que no faltan propuestas crudas y marinadas, como ceviches, tartares o carpaccios, y tampoco mariscos, pescados, carnes gallegas y ostras francesas, maridados con más de 70 referencias entre vinos blancos, tintos, rosados y espumosos, por copa o botella. La cocina descansa fuera del horario de comida, pero Cannibal está abierto entre horas para tomar un café, un vino o un cóctel sin tener en cuenta el reloj.  

Picar algo a pie de barra y disfrutar del buen ambiente que se crea cualquier noche de la semana con una copa en la mano es, de hecho, uno de su grandes atractivos. En la pintoresca cueva de ladrillo que esconde en la planta baja de jueves a sábado se amplia el espacio para otros 30 cubiertos, y después de la cena la luz baja, la música sube y la noche se prolonga. 

Publicidad
  • Bares y pubs
  • Coctelerías
  • Chueca
  • precio 2 de 4

En el mismo lugar en el que antes se encontraba la boutique de cosmética natural con bar (o viceversa) Pinkoco, se encuentra ahora un local de copas que ha heredado su estética exótica y vegetal. Murray está al frente, y es el artífice de haber reconvertido este espacio de Chueca en un bar de cócteles de autor de inspiración tropical. En sus creaciones solo utiliza ingredientes frescos y naturales, siempre fruta de temporada, y nada de azúcar, siempre sustituida por ágave. 

  • Bares y pubs
  • Bares de tapas
  • Chueca
  • precio 2 de 4

El segundo local del Grupo DeLuz & Cía en Madrid, tras La Carmencita, es como aquél un valor al alza, un acierto seguro si sales con ánimo de tapear, de compartir varios platos. Una taberna ilustrada que ha aparecido por igual en páginas gastronómicas, revistas de moda y publicaciones de interiorismo/decoración y donde reservar es ya más que recomendable cuanto más te acerques al fin de semana.

Entre sus camareros están Javi y Sega, el yin y el yang, motores del equilibrio que vertebra el lugar; la ponderada balanza entre el trato serio y la camaradería cómplice con el cliente, entre lo formal y la sonrisa, siempre diligentes. Un servicio joven y experimentado, tiempos bien coordinados entre sala y cocina, un ambiente siempre animado y heterogéneo, y taburetes bajos en las mesas.

El servicio mantiene y refleja las constantes de su propuesta culinaria. Se viene a comer bien pero también a pasar un buen rato. Por eso, la carta, del tamaño de un periódico británico, coloquial e informativa, incluye cerca de 80 platos. Es imposible no encontrar un bocado de tu gusto. De hecho, es imposible lo contrario. Tan abrumadora como atinada. Todo lo que probamos resultó sabroso, en su punto, fresco y en raciones justas. Da igual que se trate de unas conservas (unas anchoas muy carnosas) o de unos tacos de chuletón de origen cántabro (como esta casa), de las rabas del aperitivo o los frisuelos del postre.

Muy desenvueltos en los platos tradicionales y con un punto de sofisticación, de mimo en el emplatado (y con la resultona vajilla Staub). Han convertido algo tan común como una ensaladilla rusa, con cuatro versiones distintas, en un clásico. Es en ese elevar/prestigiar lo conocido donde está su mayor virtud. No solo tienen un tomate delicioso sino que te preparan una cata con cuatro variedades, cuatro aceites y cuatro sales. Suben la apuesta.

Su filosofía es irreprochable. Buscan lo eco (también en su bodega), la temporada, lo artesano, la calidad sin disparar el ticket medio. Así como llamaron a su taberna con el nombre de sus anteriores dueños, así conocen el nombre de sus proveedores. Su respeto y compromiso por las raíces y la tierra vale para la llamativa barra que decidieron mantener como para ese bacalao con certificado “slow fish”.

No es el sitio del que sales diciendo “volveré” sino al que vas a volver como mínimo un par de veces porque quieres probar su paté casero, alguno de sus arroces o su “marisquete del barato sin sustos” (sic). Solamente un par de detalles mejorarían la experiencia: algo más espaciosas algunas mesas (quizás cambiar las redondas por otras rectangulares) y una mantelería de papel (hay quien aprovecha la sobredimensionada carta pero aquí sobran aptitudes para el diseño y criterio).

Publicidad
  • Restaurantes
  • Chueca
  • precio 2 de 4

Un tranquilo oasis, decorado en madera, colores vivos y extraordinaria luz natural, en el centro del siempre bullicioso barrio de Chueca, una terraza agradable en una placita que no es tal pero que, bajo sus árboles, se convierte en un rincón estupendo para el brunch que sirven cada fin de semana. Afortunados los vecinos que puedan desayunar aquí de vez en cuando. Para los visitantes ocasionales siempre tienen dispuesta una batería de smoothies y alguno de sus postres caseros. La carta del restaurante, de perfil mediterráneo-internacional, incluye unos primeros de temporada (salmorejo o gazpacho), tartar de pescado y nigiris varios, pizzas o pasta, distintas ensaladas… Producto fresco, platos ligeros y consecuentes referencias vinícolas para un encuentro informal.   

  • Bares y pubs
  • Bares de tapas
  • Chueca
  • precio 1 de 4

Si consigues pasar de la puerta, pide una caña o una sidra y maravíllate ante las considerables tapas que te pondrán con ella. Patatas bravas, jamón serrano, tortilla… gratis claro. Y con cada ronda varía y aumenta. El bar es algo ruidoso y siempre hasta los topes pero vale la pena adentrase por el tamaño de esas tapas.

Publicidad
Del Diego
  • Bares y pubs
  • Chueca

Es un bar para hombre elegantes y mujeres con tacón de aguja. Tiene un marcado estilo Neoyorkino. Uno se imagina a Frank Sinatra bebiendo uno de sus elegantes y cuidados cócteles, que es la especialidad de la casa.  En este local, la barra manda. Su carta va desde combinados clásicos (mojito o caipiriña), internacionales (dry martini, manhattan...), de moda (cosmopolitan, apple martini, mai tai, sex on the beach,...) o creaciones propias como Del diego o El soltero tranquilo.

Sifón
  • Bares y pubs
  • Bares de vinos
  • Chueca
  • precio 2 de 4

Está en una plaza tan céntrica como secreta. Por eso resulta un rincón muy agradable (sobre todo cuando montan la pequeña terraza) donde pararse a picar y degustar alguna de sus conservas (chipirones rellenos, navajas y almeja blanca de las Rías gallegas…) o probar sus sencillas tostas y tablas de ibéricos, ahumados, quesos artesanos de Madrid, foie… Todo servido en un recogido espacio que simula un viejo ultramarinos, con luces cálidas y sillas altas… De hecho, es taberna y colmado. Puedes llevarte todo eso que has probado (o no) para esa cena entre amigos; escoge entre ese extenso surtido dedicado al laterío, encuentra alguna referencia interesante en su selección de vinos, compra producto de proximidad (queso, aceite…). Atractivo local para el vermuteo. 

Publicidad
Mercado de San Antón
  • Tiendas
  • Tiendas gourmet
  • Chueca
  • precio 2 de 4

Tomando como referencia el exitoso modelo del Mercado de San Miguel, el barrio de Chueca daba la bienvenida en 2011 al remodelado Mercado de San Antón, una de las citas de ocio imprescindibles de esta zona. Las instalaciones cuentan con una primera planta dedicada al mercado tradicional, con múltiples puestos gourmet; una segunda planta con comida para llevar y espectáculos de show cooking y, por último, una terraza-restaurante, en la que disfrutar de un animado aperitivo.

Tiendas

  • Arte
  • Galerías
  • Chueca

Abierta en octubre de 2005, Mad is Mad ha acogido a más de 100 artistas, desde jóvenes talentos como Aitor Saraiba, Javier Lozano, Julio Falagan, Alberto Acinas, Natalia Pintado, Rubenimichi, Eva Solano, Theo Firmo, Delphine Delas y Lidia Toga a nombres consagrados como José Manuel Ballester, Isabel Muñoz, Izaskun Chinchilla, Óscar Mariné, Waldo Balart, Luis Úrculo y César Fernández Arias. Es un nuevo concepto de galería. Un espacio para la creación contemporánea, caracterizado por la pluralidad de conceptos y formatos y los precios asequibles: imaginativo, abierto, cosmopolita, luminoso y un poco loco, como Madrid, como Mad.

  • Tiendas
  • Cosméticos y perfumerías
  • Chueca

Si parece un laboratorio es porque lo es. Aunque con alma francesa, esta boutique de perfumes de culto viene desde Nueva York, con su aspecto marginal y su esencia artesana. Igual que sucede en el resto de tiendas que la marca tiene repartidas por todo el mundo, en esta de la zona de Salesas también podremos testar nuestra propia fragancia antes de comprarla, eligiendo entre su carta de esencias la que las más nos guste (por supuesto, bajo el asesoramiento de su equipo de narices expertas y de Juan Ma, su amabilísimo gerente) e incluso personalizar la etiqueta de nuestro perfume.

Publicidad
  • 4 de 5 estrellas
  • Tiendas
  • Arte, artesanías y aficiones
  • Chueca
  • precio 2 de 4

¿A qué huele un hogar en el que uno se siente a gusto? A serenidad, a nostalgia, a infancia, a pueblo. A lo cotidiano. Como aquel jabón perfumado de lavanda que utilizábamos en casa de la abuela, o los platos esmaltados donde comíamos sopa, o aquellos vasos de cobre en los que bebíamos el agua fresca en verano. Recuerdos que de pronto vuelven a la memoria nada más cruzar el umbral de González & González, un comercio con alma y aspecto a aquellos de toda la vida que ha abierto sus puertas en el corazón de Chueca. 

  • Tiendas
  • Ropa de mujer
  • Chueca
  • precio 4 de 4

Ecoalf no es solo ropa de diseño. Es mucho más que eso: la primera boutique en conseguir el certificado B Corp de ética social y medioambiental en España. ¿Qué significa? Que todas sus prendas están hechas con materiales sostenibles y la cadena de producción es responsable con el medio ambiente. El resultado es la primera generación de prendas y complementos reciclados de calidad y diseño hechos a partir de plástico recuperado del fondo del mar. Coincidiendo con su décimo aniversario, la firma fundada por el empresario Javier Goyeneche en 2001 se ha mudado de ubicación a solo unos metros de su tienda original (Hortaleza, 116). Ahora encontraréis sus icónicos plumas (además de otras prendas, mochilas y zapatillas de diseño informal y minimalista, para hombre y mujer) en ese inmenso local a pie de calle que hay en el Palacio de Santa Bárbara.  

Publicidad
  • Tiendas
  • Flores
  • Chueca
  • precio 2 de 4

El paraíso de los cactus. Eso es esta floristería, levantada con tanto encanto como su vecina Margarita se llama mi amor -los dueños son los mismos-. Si sois amantes de las crasas y todos los verdes relacionados con los cactus y las suculentas, cruzad el umbral. No os conforméis con mirar los tiestos desde la barrera, porque merece la pena llegar al fondo del local. No podréis salir sin algún ejemplar entre vuestras manos, sin una maceta que lo acompañe, claro está. 

  • Tiendas
  • Decoración
  • Chueca

La tienda de cerámica al peso más bonita de La Latina, tiene un segundo local en Chueca. Y el lugar no podía ester mejor escogido: el mismo local en el que durante años ha estado la tienda de Hola Guille, uno de los grandes artesanos de la cerámica en Madrid. Ahora sus paredes lucen vajilas y piezas de loza traídas de todas partes de la geografía española (Portugal a La Bisbal, en Gerona, pasando por Granada, Almería...)

Publicidad
Árbol Shop
  • Tiendas
  • Chueca
  • precio 3 de 4

No busques más, porque aquí están las marcas de moda y complementos -tanto de chico como de chica- más deseadas del momento, tanto a nivel nacional como internacional. Prendas únicas que hacen que el concepto de tienda multimarca adquiera una nueva dimensión, perfecta para aquellos que valoran la exclusividad en las prendas de vestir. 

  • Tiendas
  • Decoración
  • Chueca

Es la tienda de la iluminación DIY o a medida. Puedes crear cualquier tipo de lámpara (forma, tamaño, color) con las piezas que encuentras en este espacio de estética industrial y muy diáfana, muy diferente de las tiendas de lámparas más tradicionales. Si te gustan las guirnaldas, las posibilidades para crear la tuya propia son casi infinitas (20 bolas, 24 euros), como el pantone de colores de sus bolas de fibras de algodón, quizá su pieza más emblemática desde que abriera las puertas a finales de 2015. 

Publicidad
  • Tiendas
  • Ropa de hombre
  • Chueca

Y después de triunfar en el mundo online, esta es la primera tienda de Sepiia, la marca de ropa inteligente que ni se ensucia ni se arruga, ha abierto a pie de calle. Está en la calle Hortaleza, a medio camino entre Chueca y Malasaña y, más que una tienda, se trata de un espacio dividido en dos áreas: por un lado, la boutique propiamente dicha, con percheros y sus probadores. Y por el otro, un laboratorio experiencial (con probetas y microscopios) donde sus clientes pueden probar si es verdad eso que dicen de su ropa antes de llevársela a casa: prendas capaces de repeler líquidos y manchas, antiarrugas, totalmente transpirables, de gran resistencia y adaptable a diferentes fisonomías. Y por si eso fuera poco, además, son sostenibles, porque toda la ropa de Sepiia está confeccionada con material reciclado y cien por cien reciclable, como mandan los cánones de la moda circular. 

Su estilo se mueve entre lo clásico y lo urbano, pero siempre en clave atemporal. Y si hay que elegir una prenda entre todas las de la marca, sin duda, esa es la camisa blanca, el gran icono de Sepiia. Junto a ella, camisas, polos, camisetas y blusas (los básicos de la marca), y como novedad, pantalones y chaquetas. 

  • Tiendas
  • Librerías
  • Chueca

Los libros se están haciendo fuertes en la calle Pelayo, y Nakama Lib es una de las culpables. Llegó al barrio a finales de 2015 con un fondo literario en el que hay desde narrativa a poesía, libros de música, arte, niños... Marta y Rafa son sus propietarios, y los responsables de las ilustraciones con las que decoran el escaparate de la fachada, siempre atentos a la actualidad y las fechas señaladas en cada momento. No dejéis de fijaros en él, ni de entrar si veis jaleo en el interior, porque son habituales los encuentros con artistas, las exposiciones y hasta los recitales de poesía. 

Publicidad
Barei
  • Tiendas
  • Chueca
  • precio 3 de 4

Para un outfit muy de tendencia, a la vanguardia y con firmas de prestigio. Así es Barei, la tienda de moda masculina y femenina que hay en la mismísima la plaza de Chueca en la que es imposible no fijarse, porque tiene un interiorismo de lo más atractivo. Si te gustan las chupas de Schott, los polos de Roberto Collina, los bañadores Hartford o las americanas Circolo, este es tu sitio. 

Malababa
  • Tiendas
  • Boutiques
  • Barrio de Salamanca

Esta firma de complementos nació en 1997 de la mano de Ana Carrasco y de su marido Jaime Lara. Sus coloridos y frescos diseños son conocidos tanto a nivel nacional como a nivel internacional, tras haber participado en varias ediciones de la Mercedes-Benz Fashion Week de Madrid e irrumpir en mercados como el de Estados Unidos, Francia, Japón, China, Italia y Gran Bretaña, entre otros, gracias a ferias internacionales. 

Publicidad
  • Tiendas
  • Arte, artesanías y aficiones
  • Chueca

Tienda de decoración y galería de arte. Eso es este espacio abierto en la calle Pelayo para difundir el arte de un modo asequible. Por eso no es el típico espacio expositivo, sino algo bastante menos convencional (mucho aire industrial y decadente) e informal. Y además es tienda, no solo de las obras (pintura, ilustración, escultura y otras instalaciones) y artistas que se exponen, sino de otras piezas bonitas, desde vajillas de cerámica pintada a mano a piezas de joyería e incluso libros de diseño. Todo muy ecléctico y apetecible. Ideal para los más curiosos. 

Mestizo Contemporary Store
  • Tiendas
  • Chueca

Esta tienda nos tiene enamorados. Porque Mestizo es de esos sitios en los que nada más cruzar su umbral te das cuenta de que podrías quedarte a vivir allí. En esta tienda ubicada entre el barrio de Las Salesas y Chueca encontraréis desde mesas, sillas, sofás o lámparas (recopiladas en viajes de los propietarios o echas expresamente por encargo) hasta cuberterías, jarrones y velas para montar la mesa perfecta. E incluso también papelería de diseño y accesorios de decoración maravillosos.

Publicidad
  • Tiendas
  • Librerías
  • Chueca

Creada en 1993, Berkana puede presumir de ser la primera librería de temática LGBT que abrió sus puertas en España. La tienda cuenta con un amplio fondo de narrativa, ensayo, poesía, fotografía y cómics, así como con una sección de libros en inglés, francés e italiano y una extensa selección de revistas de actualidad nacional e internacional. Su personal, amable y servicial, atiende al público en varios idiomas. En el piso superior alberga un pequeño café donde semanalmente se organizan actos culturales y presentaciones de libros.

Salir de fiesta

Why Not?
  • Bares y pubs
  • Chueca

Uno de los locales de ambiente míticos de Madrid. Sabrás que estás en Why Not nada más cruzar el umbral por su decoración barroca con fotos de grandes actrices en blanco y negro colgadas en sus paredes. La música que suelen poner es pop, disco y house para animar un ambiente muy divertido. Cada vez más público heterosexual acude a este local de Chueca.

  • Música
  • Chueca

Este café sigue conservando su arquitectura desde hace 100 años. Antes de ser un bar, fue una vaquería y más tarde una tienda de vinos. Intelectuales y políticos de la última etapa del franquismo se reunían en su salón interior para hacer tertulias.

Hoy en el escenario de Libertad 8 hacen monólogos, cuentacuentos, presentaciones de libros o lecturas de poesía. Todo aquello que lleve sello de autor. Por ello, es ideal para tomarte un café o una cerveza mientras escuchas unos versos de algún joven talento de fondo o algún instrumento que te recuerde al pasado.

Publicidad
Studio 54
  • Clubs
  • Chueca

El espíritu de la mítica discoteca neoyorquina sigue vivo en este local situado en pleno corazón de Chueca. La decoración, inspirada en la estética de los años 70 y 80, es uno de los puntos fuertes de este glamuroso espacio, dividido en diferentes para echarse unos bailes, tomarse una copa tranquilamente o disfrutar de una exclusiva sala VIP. La música oscila entre el house comercial, los hits españoles y los temazos de las divas internacionales. No es extraño encontrar a algún famosillo entre su público.

  • Bares y pubs
  • Chueca

No hay un piano más famoso (y más largo) en todo Madrid que el del Toni2. Este piano-bar es una puerta a un pasado muy actual, con suelo enmoquetado, camareros con pajarita y público de lo más variado, desde señores cincuentones hasta grupos de treintañeros que se acercan a conocer uno de los locales más emblemáticos de la ciudad. Mantiene la misma mecánica desde que en 1979 Antonio Tejero Cadenas, ‘Toni’, abrió sus puertas por primera vez: tres pianistas se turnan cada noche para que la suave música de fondo nunca deje de sonar, pero cualquiera puede animarse a cantar una canción. En general, el público es muy participativo. ¡Avisados estáis!

Publicidad
Intruso
  • Música
  • Chueca

Este pequeño bar situado en Chueca está dominado por su escenario situado al final de su local. Mientras tomas una cerveza fría, un vino o un cóctel, el escenario se llena de luces y las bandas locales comienzan a tocar. Por aquí han pasado artistas de funk como The Sweet Vandals, blues o jazz como Tail Dragger o Rockabilly.

Bears Bar
  • Bares y pubs
  • Chueca
  • precio 1 de 4

Este bar es de los más obvios para la comunidad bear: el nombre, el logo y sus asiduos son 100% oso, con la bandera y un oso con madroño incluido. Normalmente los más fieles superan los 90 kg, y lucen sin complejos sus lorzas, y sus barbas descuidadas ataviados con camisas de cuadros y vaqueros del Primark. 

Publicidad
Truco
  • Clubs
  • Chueca

Truco suele ser muy concurrido y por lo general, tiene un público muy joven y ruidoso. No importa, es el lugar perfecto para ello, aquí se encuentra ambiente animado desde primera hora de la noche. También está a tiro de piedra de la muy popular bar de chicas Escape. La música es muy variada, con ritmos de los 80 y 90 hasta la actualidad. Puedes tomar cervezas, copas o algún cóctel más sofisticado. Suele estar frecuentado por lesbianas.

Recomendado
    También te gustará
      Publicidad