Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Mascarilla FFP2
© Shuttersctock

Hay una mascarilla recomendable para cada tipo de persona, ¿cuál es la tuya?

Todo lo que hay que saber antes de comprar y ponerse una mascarilla FFP2, quirúrgica, higiénica o de tela, incluidos los niños

Por
Noelia Santos
Publicidad

Hasta hace poco más de dos meses, lo de llevar mascarilla era solo cosa de turistas asiáticos o de determinadas profesiones que las necesitan sí o sí para trabajar. Pero de un tiempo a esta parte como que se ha vuelto una necesidad casi imprescindible, pasando a formar parte de nuestro outfit habitual. Como se trata de algo mucho más serio que una moda, es importante tener en cuenta una serie de criterios a la hora de escoger un tipo de mascarilla u otra en función de cuál sea nuestro perfil. Lo dice un informe elaborado por el Ministerio de Consumo, en el que explica que las mascarillas se pueden clasificar en tres tipos: higiénicas, quirúrgicas y EPI. Os contamos cuáles son las diferencias entre unas y otras, si son reutilizables o no, y para qué tipo de personas están recomendadas. 

Las mascarillas higiénicas (las de tela o textiles) son un complemento a las medidas de distanciamiento físico e higiene, y sí están recomendadas por el Ministerio de Sanidad para hacer frente a la pandemia. Pueden ser de un solo uso o reutilizables; en este caso, será el fabricante quien indique el número máximo de lavados, aunque por cuestiones de comodidad e higiene, el Ministerio apunta que lo recomendable es no llevarla puesta más de cuatro horas seguidas. Las más fiables en cuanto a su filtración bacteriana (de entre el 90 y el 95%) son aquellas que se han sometido a ensayos y verificaciones que cumplen con la norma UNE 0064 y 0065, y así deben especificarlo en su etiquetado. ¿Quiénes pueden llevar estas mascarillas higiénicas? Solo las personas que estén sanas, tanto adultos como niños. Para ellos existen tres tipos de tallas, entre los 3 y los 12 años. Y el Ministerio advierte de que es muy importante que un adulto supervise siempre su colocación, uso y retirada. 

Las mascarillas quirúrgicas son, como su propio nombre indica, las que solemos ver en ambientes clínicos y hospitalarios habitualmente. Suelen ser de un único uso (lo indica el fabricante en cada caso) pero lo recomendable es no llevarla puesta más de cuatro horas seguidas; cuando se note húmeda o sucia, hay que tirarla. Y ojo porque lo normal es que tengan incluso fecha de caducidad, según advierte el informe del Ministerio. Estas mascarillas están diseñadas para evitar la transmisión de bacterias o agentes infecciosos; su misión es filtrar el aire exhalado para proteger a quienes están a tu alrededor, evitando la dispersión de bacterias con estornudos, tos o simplemente al hablar. ¿Para qué personas son recomendables? Para personal sanitario en general, y pacientes infectados (o sospechosos de estarlo). Se venden en farmacias (de manera individual) y supermercados (solo empaquetadas), pero si las compráis en internet, aseguraos de que en su etiquetado asegura que el producto cumple con la legislación europea (símbolo CE y referencia a la norma UNE EN 14683).

Mascarilla
©Shutterstock

Y las mascarillas EPI. Como su propias siglas indican, son mascarillas son Equipos de Protección Individual (que es lo que significa EPI), por eso son de uso preferente por profesionales o para personas vulnerables por indicación médica ya que su misión es filtrar partículas contaminantes que entren en nuestro organismo. Son las FFP1, FFP2 y FFP3 y esto es lo que significan sus siglas: de manera general, las mascarillas EPI FF son las recomendadas para la protección contra la Covid-10, y se pueden clasificar en tres tipos, P1, P2 y P3, en función de su eficacia de filtrado de menor a mayor. Por cierto, las hay con o sin válvula, y la diferencia entre unas y otras es que las que cuentan con una válvula no son sirven para proteger a los demás, solo a la persona que la lleva puesta. En su etiquetado, además de indicar que cumple con el certificado europeo (CE) y con el estándar de calidad (UNE EN-149), debemos fijarnos en las siguientes letras: NR indica que es no reutilizable, mientras que R significa que sí se puede reutilizar. Estas también se pueden comprar en farmacias (gratis una por persona en la comunidad de Madrid), tiendas especializadas y grandes superficies. 

Sea cual sea la mascarilla que más se ajusta a tus necesidades, importante: hay que lavarse las manos con agua caliente y jabón, tocar la mascarilla solo por las gomas y cubrir nariz, boca y barbilla, asegurándonos de que no quedan grandes espacios entre la cara y la mascarilla. Si no, no servirá de nada todo lo dicho hasta ahora. 

Últimas noticias

    Publicidad