0 Me encanta
Guárdalo

Siete lugares donde aprender a bailar swing

Recorremos la ciudad en busca de las mejores escuelas, clases e incluso bares donde aprender el baile de moda que está arrasando en Madrid

©Tamara Pinco
Big Mama Swing

Algo está pasando en las calles, en las noches, en las salas madrileñas. Algo que nos hace movernos, vibrar y ¡sonreír!: una revolución silenciosa (o no tanto, porque más bien es sonora) que reivindica la alegría en los tiempos que corren. Una alegría a ritmo de swing. Es el baile de moda: se calcula que más de 3.000 españoles lo practican en Madrid, Valencia y Vitoria, aunque la fiebre lleva más tiempo y tiene más adictos en Barcelona, donde llegó hace casi una década (en Europa, hace treinta años que se baila con auténtica devoción). Si consideramos que hay unos 40.000 ‘lindyhopers’ en todo el mundo (apunte para recién llegados: el swing es la música; el lindy hop o el balboa, los estilos), nosotros representaríamos casi un 8% del fenómeno mundial. Una cifra nada despreciable.

¿Por qué aquí? ¿Por qué ahora? Para algunos sí hay una explicación sociológica para este furor actual por el swing: “Surge en medio de la Gran Depresión, en Estados Unidos, dentro las comunidades negras, es decir entre los excluidos de los excluidos, y el baile pasó a representar una liberación dentro esa opresión que significaba la recesión económica y la tristeza que traía consigo. El swing representa la alegría, y esa es la similitud con la crisis actual en España, por eso podríamos explicar su fuerza en este momento”, nos cuenta Alba Mengual, de la escuela Big Mama. Para otros “tampoco podemos negar que es una moda, como lo fue bailar sevillanas o salsa, e igual que ha venido puede irse, aunque en Barcelona o en Europa está muy instaurado”, como opina Cristina, de Vintage Club.

Moda o no, lo cierto es que quienes lo practican lo reivindican como un auténtico estilo de vida. “El swing es un baile precioso, con valores humanos y que sirve para mejorar el tejido social, donde las personas se relacionan para pasarlo bien, y se retoman espacios de diversión compartida que tendemos a perder (vivimos en una cultura donde estamos todo el día en el trabajo y luego el ocio –salir a tomar algo, etc – es individual), con el swing recuperamos la conexión con el otro, lo grupal, y el espacio público”, apunta Pablo Sánchez, de Big South. “Tus intereses empiezan a girar en torno al swing, sales a bailar seguido para practicar, a algunos les da por la ropa...”, cuenta Javier Santos, de En Modo Swing.

Si después de leer esto ahora lo único que quieres es salir ya mismo a bailar, no hay problema. En Madrid hay clases y eventos prácticamente todos los días. Una auténtica ruta del swing. Si aún no lo has hecho, te decimos dónde apuntarte para aprender el baile que lleva tres décadas moviendo a Europa.

Swingmaniacs

Ingrid y Jordi llegaron en junio de 2014 desde Barcelona para sacar adelante la sede de la escuela Swingmaniacs en Madrid (en la Ciudad Condal tienen la friolera de más de 1.000 alumnos). Imparten clases de swing a partir de las 7 de la tarde hasta las 10 de la noche (hay alguna también por la mañana), y ya tienen algo más de 300 alumnos matriculados. “Además de las clases, lunes y viernes por la noche hacemos una fiesta, una clase abierta, los profesores enseñan algún paso nuevo para practicar y para animar a quienes no conocen el baile a apuntarse al swing”, nos cuenta Ingrid.

Leer más
Lavapiés

Big South

La escuela Big South lleva algo más de tres años entregada a esto del swing, con casi doscientos alumnos en estos momentos que no se pierden ni por nada una de sus clases o de sus esperadísimos Big Martes, en el Centro Gallego (calle Carretas 14, 3º planta), organizados junto con Big Mama (“lo que los hace especial”, nos explica desde la escuela Pablo Sánchez, “es que pinchamos música y cada pareja de una de las escuelas da algún consejo, alguna propuesta de baile en la propia fiesta, es como una práctica guiada, pero en un contexto de fiesta”).

Leer más
Embajadores

Big Mama Swing

Tres parejas de profesores, encabezados por Alba Mengual (formada en Londres) y Gastón Fernández (en Argentina) imparten clases (a unos 150 alumnos en total) de lunes a jueves, talleres un fin de semana al mes con un profesor de renombre internacional, una fiesta semanal (el Big Martes) y una al mes en el Centro Gallego de Madrid. Ah, y una vez al mes organizan Fiebre Swing, con banda en directo. Son, además, los únicos profesores de baile blues en Madrid y los impulsores del primer y único festival internacional de baile blues de España. Vamos, que están locos por el swing.

Leer más
Sol
Advertising

Blanco y Negro Studio

Blanco y Negro Studio es la escuela pionera en bailar swing en Madrid: si calculamos que el mítico ritmo norteamericano empezó a cobrar fuerza en la capital hace un par de años, ellos llevan seis enseñando a bailar lindy hop, balboa, rock & roll, blues, shag, hustle, shim sham, big apple & jitterbug stroll. “Hemos visto toda la evolución, desde cuando teníamos veinte personas bailando swing hasta ahora que tenemos 200”, nos cuentan Silvia Merino y Juan José Pacheco, para quienes el baile “será una tendencia duradera. Una vez que se ha instalado es difícil de parar”.

Leer más
San Blas

En Modo Swing

En Modo Swing imparte talleres en cinco céntricos locales de Madrid: en La Corrala de la Danza (en Lavapiés, calle doctor Piga 5); en la escuela Amor de Dios (calle Santa Isabel nº 5), en Nacho's (Santa Isabel, 7) y en Tribunal, en el Centro Masala (calle Andrés Borrego nº 10) y en Espíritu 23 (Espíritu Santo nº 23). Tienen más de 200 alumnos y llevan más de tres años funcionando. Lo más demandado es el lindy hop, “un estilo muy similar a lo que vemos en las películas de los años veinte”, nos explica Javier López. “El éxito del swing”, continúa Javier, “radica por un lado en la música (es la típica que oyes en un bar y te gusta), por otro en que tiene una dificultad accesible y por otro por la parte social.

Leer más
Lavapiés

El Círculo de Vicky y José Antonio

En José Abascal, junto a los Teatros del Canal, hay otra opción más clásica para ir a bailar. El Círculo de Vicky y José Antonio es una de las escuelas de bailes de salón más conocidas de la capital, donde se pueden aprender ritmos africanos, americanos, latinos y argentinos. Vicky nos explica que baile de salón es todo aquel que se baila en pareja y que la música swing se puede bailar de diferentes modos. “Se puede bailar de una forma más elegante, al estilo Fred Astaire, hasta algo más movido, tipo rock and roll o boogie-woogie, porque swing es todo lo que entendemos como ritmos americanos.

Leer más
Chamberí
Advertising

Traveling Bar

Si eres principante, te atrae esto del swing, pero no estás seguro aún de si puedes gastarte dinero en ello, una buena oportunidad para aprender (y sobre todo disfrutar) es acercarte los jueves de 22 a 3 h al bar Traveling, en Lavapiés, donde Cristina Suárez (quien, según sus propias palabras, fue “quien trajo el swing a Lavapiés”) te enseñará todo lo que siempre quisiste saber y nunca te atreviste a preguntar sobre este baile. Cris, para quien el swing no es una moda sino un estilo de vida, enseña su particular visión del swing en el que fue el primer bar de Lavapiés, “que es pequeño y oscuro, pero es donde mejor funciona la sesión: acabamos bailando hasta arriba de la barra”.

Leer más
Lavapiés

Críticas y valoraciones

1 comments
Carmen L
Carmen L

La unica que no recomiendo es la de Silvia merino Chico de blanco y negro, aunque ahora creo que se fue a ritmo de Swing. Lo unico que hace es criticar a otras ecuelas y no te enseñan nada para retardar el aprendizaje y que les pagues mas. Poco profesionales. La mejor en madrid por su profesionalidad es big mama.

Gracias