Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Madrid icon-chevron-right Los mejores restaurantes gallegos de Madrid

Los mejores restaurantes gallegos de Madrid

Repasamos dónde se ha instalado la buena cocina gallega en la ciudad

Advertising

Recordamos el dicho: el gallego no se queja, emigra. Esto ha hecho que buena parte de los restaurantes y bares de la capital sean gallegos. Y no nos quejamos, al contrario: la cocina gallega es de las que mejor sabe resaltar las virtudes del producto. Y qué producto: con el pulpo y la vaca como emblemas, tienen lo mejor del mar y de los prados y un repertorio de guisos y tapas imbatibles. Repasamos la lista de dónde probar la mejor comida gallega en la ciudad para todos los gustos y bolsillos.

RECOMENDADO: Los mejores asturianos en Madrid

Restaurantes

Atlántico Casa de Comidas

icon-location-pin Barrio de Salamanca

Un pedazo de Galicia en el centro de la capital. Eso ha querido traer el sagaz Pepe Solla (una estrella Michelin en su restaurante en Poio -Pontevedra-). Un pedazo tradicional, casero, con olores y sabores de antaño pero con un interiorismo contemporáneo (open space luminoso y versátil), de colores atlánticos y detalles marineros chic, con mesas altas, bajas y barra. No faltan ni el pulpo ni la empanada, ni los mariscos ni la merluza de Celeiro, ni los vinos de la tierra (Rías Baixas, Valdeorras, Ribeiro y Ribeira Sacra), ni las carnes de calidad. Producto fresco, presentaciones sencillas y algún tímido guiño a una cocina más transfronteriza.

Bares y pubs, Bares de vinos

O Can Sentado

icon-location-pin Lavapiés

Podría ser una vinoteca canónica si el término no estuviese demodé. Ahora se dice gastrobar pero el local destaca por la considerable e interesante oferta de vinos por copa, nada complaciente con el gran público (bueno, hay un jumilla y es Juan Gil) y con alguna etiqueta internacional. Una docena de raciones salen de su cocina, sencilla y práctica, y se reparten entre unas pocas mesas altas y el saloncito interior. Zamburiñas al horno, mejillones, croquetas, puerros en vinagreta, carrilleras al vino… platos entre los 8 y 12 euros.

Advertising
Restaurantes, Española

Ribeira Do Miño

icon-location-pin Malasaña

De origen gallego, este es para los amantes del marisco. Bandejas de gambas, cangrejo, percebes, langosta y otras criaturas marinas hacen de él el sitio perfecto para remangarse la camisa y ponerse con las tenazas. Para terminar la velada, otro clásico gallego: una queimada. No admiten reservas, así que coge un ticket y a esperar.

Bares y pubs

El Cantábrico

icon-location-pin Barrio de Salamanca

Esta marisquería de origen gallego y con solera (más de 60 años de vida) se anima a la hora del aperitivo. La extensa barra, sus mesas altas como islas preciadas e incluso el pequeño comedor lucen llenos de clientes ávidos de una ración de percebes o cigalas cada fin de semana. Hay en las paredes un papel con las ofertas de cada día (jueves, nécoras o domingo, langostinos) y tras la barra, y bajo ramas de laurel, se amontonan los ejemplares de crustáceos, que vuelan de la báscula a la mesa.

Advertising
Bares y pubs, Bares de tapas

Melo’s

icon-location-pin Lavapiés

Este pequeño bar es un clásico. Famoso por sus zapatillas, enormes y de lacón y queso de tetilla, sirven también grandes y riquísimas croquetas y raciones de lo más generosas. Un favorito del barrio, siempre lleno hasta la bandera.

Advertising