Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Este ático en Airbnb está en el Barrio de Salamanca
AirbnbEste ático en Airbnb está en el Barrio de Salamanca

Los 7 mejores Airbnb en Madrid

Estos son pisos y casas son los que más nos gustan de Madrid, los que marcarán la diferencia en tu próximo viaje

Escrito por
Time Out Madrid editors
Publicidad

Desde un ático con vistas a la Plaza Mayor hasta un convento del siglo XVII, pasando por un apartamento como sacado de una revista. No importa cuándo ni con quién vengas. Tampoco el motivo de tu viaje, si te gusta más el centro o buscas un barrio concreto como Chueca. Esta selección de los mejores Airbnb de Madrid cumple con todos los requisitos para convertirse en la casa de tus sueños en la ciudad.

No, no lo decimos solo nosotros, en este listado ha tenido mucho que ver la Recomendación del viajero, la nueva iniciativa de esta plataforma. La única pega que le vemos a esta lista de alojamientos sorprendentes es que no querrás salir de ellos. 

RECOMENDADO: Los mejores Airbnb en Madrid.

1. Cuqui hasta decir basta

Es coqueto, acogedor y cálido, y con una decoración en tonos blancos y marrones, con algún toque oscuro, que hace honor a su nombre: Otoño. Situado en Chueca, a dos pasos de la Gran Vía, se trata de uno de los mejores Airbnb de Madrid si lo que quieres es alojarte en un lugar céntrico que consiga mantener la tranquilidad. En este estudio tendrás ambas necesidades cubiertas. Es ideal para quienes viajan en solitario y también para parejas. De él nos gustan especialmente los detalles de su sala de estar.

2. El de las vistas nivel experto

Las vistas que acaban de enamorarte en esta imagen las encontrarás en este apartamento del Barrio de Justicia. Ante ti, cuando te asomes a esos enormes ventanales, se extenderá la plaza de Colón y, un poco más lejos, el Barrio de Salamanca. Una ubicación estratégica para escapadas a Madrid que tienen como objetivo pasar unos días de compras en la ciudad. También si lo que estás buscando es tener los mejores museos y restaurantes de la urbe a mano. Todo en uno, si tenemos en cuenta que este alojamiento dispone además de todo tipo de comodidades, de esas que consiguen hacer que un viaje gane un plus de exclusividad que conservar para el recuerdo.

Publicidad

3. Como de película, pero en la vida real

¿Sabes esas películas en las que los protagonistas viven en un apartamento precioso de techos altos, decorado con muebles de diseño, lucecitas blancas en las paredes y colores cálidos? ¿De esos en los que no faltan los ventanales con balcón que, al abrirse, te asoman a uno de los barrios con más rollo de la ciudad? Bonito por dentro y, por supuesto, bonito por fuera porque un alojamiento así se merecía ubicarse en un edificio histórico, de los de toda la vida que pueblan las aceras de Lavapiés. Pues bien, el que es uno de los mejores Airbnb de Madrid nos gusta porque es como sentirse en esas películas. ¿La única 'pero', de momento? Le faltáis vosotros: que lleguéis, dejéis las maletas y os convirtáis en los actores principales del viaje.

4. El apartamento en el que querrías vivir

En cuanto entres en sus dominios sentirás un flechazo. No es solo que este ático sea bonito y que la luz natural entre a raudales por los ventanales bañándolo todo de calidez en los días de sol, es que además es práctico y funcional para que todo te vaya rodado durante el tiempo en que se convierta en tu casa en la ciudad. Es más, te diremos también que tiene un toque de lujo y que probablemente es uno de los mejores Airbnb de Madrid. ¿O no lo es acaso entrar en el baño y descubrir que tiene una bañera doble de hidromasaje? Y todavía no te hemos hablado de su terraza privada: suelo y pérgola de madera, un coqueto juego de mesa y sillas (porque una cena al aire libre siempre hace que un viaje gane puntos) y unas vistas… ¡Qué vistas! Ante ti, ese templo de la cultura que es el Teatro Real.

Publicidad

5. Encanto de otro tiempo, comodidades del presente

Como sacado de una revista de decoración en la que se mezclan aires rococós, detalles de diseño vanguardista y una arquitectura que os hará sentir como si estuvierais en una serie de época. No en vano, este apartamento de tres dormitorios, tres baños y diversas zonas comunes, se encuentra en un edificio de más de 150 años. El encanto de otro tiempo, pero con wifi y vitrocerámica. Y no vayas a pensar que tal batiburrillo de estilos no te convence: los espacios diáfanos y la luz natural que entra por sus enormes ventanales equilibran el conjunto. Situado en el Barrio de Salamanca, este alojamiento de Airbnb en Madrid es perfecto para viajes en familia o con grupos de amigos.

6. Te enamorarás de su escalera roja

Y también de la de madera. Porque sí, este apartamento dúplex es grande a rabiar, con capacidad para seis personas y una distribución de su espacio poco convencional: en distintas alturas. Originalidad e intimidad a partes iguales. Cuando te alojes en él, lo estarás haciendo en un edificio histórico del siglo XVII, de esos que uno identifica enseguida con la capital. Probablemente por su ventanales y balconcitos. De hecho, este alojamiento en Madrid de Airbnb dispone de seis balcones. También dispone de vistas, de las que impresionan. No es para menos: no todos los días uno amanece viendo el viaducto de Segovia desde su casa. Y con esto, ya te hemos dado una pista de lo céntrico que estarás si te alojas aquí: a un corto paseo de la Plaza Mayor y a otro de la Puerta del Sol.

Publicidad

7. Dormir en un antiguo convento

La expresión “todo lujo de detalle” se hace realidad en este apartamento. La de “sentirte como en casa”, también.  Y es que cuando llegues a este alojamiento de Airbnb en Madrid tendrás la sensación de que es un lugar vivido y con vida. Bien de plantas, obras de arte llenando las paredes, libros de consulta y ese tipo de toques que demuestran que se ha puesto cariño e ilusión en crear lo que ahora ves. Y será mucho lo que veas. Ubicado en un convento del siglo XVII, a caballo entre La Latina y Lavapiés, además de tres dormitorios, esta vivienda desplegará ante ti los 70 metros cuadrados de un salón y los 30 de otro. Lo de sus techos altos y los tres balcones a la calle te dejamos que lo compruebes tú mismo. Disfrutar Madrid era esto.

Recomendado
    También te gustará
    También te gustará
    Publicidad