Tu hogar en Chueca lo encontrarás en Airbnb
AirbnbTu hogar en Chueca lo encontrarás en Airbnb

8 Airbnb en Chueca para alojarte en tu próxima escapada a Madrid

Es vanguardista, lleno de vida y libre. Normal que quieras quedarte aquí. Por eso, te chivamos dónde dormir en Chueca

Publicidad

Chueca no necesita presentación. La fama de este barrio hace tiempo que traspasó fronteras. Se dice de él que es cool, muy cool; que aquí no se siguen las tendencias, se crean; que todo el mundo es más que bienvenido y que la fiesta tiene una hora de inicio, pero no de final. Por eso, atrae a viajeros de todo el mundo. Podrías dormir en cualquier zona de la ciudad o en cualquiera los alojamientos increíbles que encontrarás, por ejemplo, en el centro. Ahora bien, a nosotros que te quedes en un Airbnb en Chueca, no nos parece bien, nos parece súper bien.

He aquí la lista de nuestros preferidos, sí; pero también la de los viajeros. Y es que, para elaborarla hemos tenido en cuenta la Recomendación del viajero, el nuevo distintivo de Airbnb.

RECOMENDADO: Los mejores Airbnb en Madrid.

1. La tranquilidad cabe en este apartamento

En este alojamiento de Airbnb en Chueca se respira calma, relajación y bienestar. Quizá sea cosa de ese rato que has pasado en su salón, amplio, luminoso y decorado con motivos vegetales y tonos cálidos. Quizá le venga dado por encontrarse en una calle peatonal o por estar aislado acústicamente. O quizá, simplemente, porque sabes que estás en Madrid, en uno de sus barrios más cool, con casi todo a mano para disfrutar de la ciudad y teniendo como campamento base un apartamento acogedor hasta decir basta y con el encanto que le da el estar ubicado en un edificio antiguo, de esos con techos altos que enamoran.

2. Es perfecto para ti

Techos altos, ventanales por los que se cuela la luz sin miramiento, suelos y muebles de madera que se encargan de darle ese punto de elegancia y calidez, una cuidada decoración donde los detalles tienen mucho que decir y consiguen sacarte una sonrisa y, sobre todo, una ubicación estratégica para que la comodidad te venga de serie en tu escapada a Madrid. Pensarías que tenerlo todo es imposible, pero este alojamiento de Airbnb en Chueca es la prueba de que, a veces, los astros se alinean para servírtelo en bandeja. Si pruebas, repites. Avisado quedas.

Publicidad

3. El de la coqueta buhardilla

Si alojarse en un dúplex ya resulta atractivo, imagínate hacerlo en un dúplex abuhardillado. Con el encanto de estar en un edificio antiguo, pero sabiendo que ha sido reformado jugando a crear espacios diáfanos en los que la luz natural entra sin pedir permiso y los detalles y elementos están dispuestos para ofrecerte el mayor confort. Salón, cocina y comedor ocupan la planta baja. Al final de una escalera de metal, un dormitorio con baño. Te llamarán la atención las robustas vigas que siguen la línea diagonal del techo. Y será ahí cuando te des cuenta de que no es que vayas a ver los tejados de Madrid desde tu ventana, es que dormirás en uno de esos tejados. 

4. Dormir en un apartamento de diseño

Rodearnos de belleza alegra el espíritu; alojarte en ella lo debe elevar al séptimo cielo. Nosotros no lo hemos comprobado, pero tú podrías hacerlo reservando en este piso de Airbnb en Chueca. Los anfitriones lo definen como “chic”. Se quedan cortos. Habría que añadir a la nómina otros adjetivos como luminoso, bonito, elegante, acogedor y, si nos apuras, hasta descarado. No por nada, sino por el desenfado con el que se mezclan con éxito elementos decorativos tan variopintos como un flamenco dorado, unas enormes letras verdes o unos taburetes de mimbre. Su belleza se distribuye entre un salón con cocina americana, el baño y dos dormitorios. ¿Lo mejor? El segundo de ellos está en un altillo desde el que dominarás el resto del apartamento.

Publicidad

5. Vida de barrio

Abre los ventanales del salón, sal al balcón y saluda a los vecinos de enfrente. Si están asomados. Si no, limítate a asomarte tú y a contemplar la vida de barrio, esa que todavía se respira en algunos lugares de Madrid, como el corazón de Chueca, donde se encuentra este apartamento. Por su tamaño, puede alojar hasta cuatro personas así que es perfecto para un viaje en familia o con amigos. Su decoración es moderna, colorida y funcional. No sabrás qué te gusta más si su pared de ladrillo visto, su alfombra ajedrezada o el detalle de los taburetes dispuestos, a modo de bar, en la cocina americana. Probablemente con lo que te quedes sea con la sensación de sentirte como un vecino más en cuanto lleves unos días en la ciudad.

6. El lujo era esto

En total, 130 metros cuadrados pensados para tu gozo y disfrute. Con esta frase podríamos describir este apartamento que Airbnb ofrece en Chueca. Las habitaciones son acogedoras, con camas en las que uno sabe cuándo entrará, pero no cuándo saldrá; y con capacidad para seis personas. A pesar de ello, ya os avisamos que donde más tiempo pasaréis será en ese amplio espacio diáfano que une salón, comedor y cocina. Qué cocina, solo con verla te entrarán ganas de ponerte tras sus fogones. Sus dos balcones (sí, también tiene balcones) dejan entrar la luz natural y se abren a una tranquila y céntrica calle cerca de Alonso Martínez. ¿Quién dijo que no era posible tenerlo todo?

Publicidad

7. La casa en la que todos querríamos vivir

Es de anuncio. Lleva el color blanco por bandera y lo combina con paredes de ladrillo visto y toques de color turquesa en menaje, paredes y mobiliario. Algo de negro también se cuela en alguna habitación. Todo con gusto, muy buen gusto. La luz natural es una constante en cada una de las tres habitaciones. Las camas de matrimonio XXL, también. En total, tres; con capacidad para seis huéspedes. El salón es amplio y diáfano y comparte espacio con una cocina completa. Sabemos que estás en el corazón de Chueca, que abundan los restaurantes donde sentarse a una mesa y ser feliz; pero una tarde-noche de cocina entre amigos, vino en mano y buena música nos parece un plan difícil de superar.

8. Tu burbuja en Chueca

Lo de cómo entra en la luz por la ventana abuhardillada de este recogido piso te dejamos que lo descubras por ti mismo. Nosotros nos encargamos de contarte que de este alojamiento de Airbnb en Chueca nos gusta su cama. O, más bien, la ventana que hay sobre ella con vistas al cielo de Madrid. También que sea diáfano y de un blanco impoluto salpicado por alegres colores. Un buen diseño es lo que tiene, que atrae, conquista y te envuelve. Aunque de que tú te sientas aquí como en casa buena parte de la “culpa” la tendrán sus plantas, que siempre son sinónimo de vida y de hogar. Un hogar que, en este caso, se construye lejos del suelo, aislado del bullicio de Madrid, con esa dulce sensación de estar como en una burbuja.

Recomendado
    También te gustará
    También te gustará
    Publicidad